Un cuento de lobos y penales

20:45 el horario. Molineux Stadium, el estadio que hospedaba a dos buenos equipos. Wolverhampton buscaba recuperarse de dos duras caídas ante Brighton y Watford, las cuales significaban la segunda y tercera derrota de una muy buena temporada. Por su parte, el elenco visitante quería volver al triunfo del 1-0 sufrido en Wembley contra el puntero de la Premier League, Manchester City.

El equipo dirigido por Nuno Espiritu Santo repetía su atractivo 3-4-3 mostrado a lo largo de la temporada, reemplazando a Adama Traoré por Cavaleiro con respecto al equipo que sufrió la derrota ante Brighton. El conjunto visitante, priorizando el duelo contra PSV en Champions League, daba ingreso a Winks y Foyth, el flamante convocado defensor a la Selección Argentina. Lo que suponía una noche soñada para él, terminaría en una autentica pesadilla..

Hablando de una mala noche, el comienzo de Tottenham no era nada alentador, con una lesión de Moussa Dembele a los 3 minutos, dando ingreso a Heung Min Son en el tridente ubicado detrás de Kane. Así, el francés Sissoko pasaba a ocupar el mediocampo con Winks.

Wolverhampton buscaba juego por las bandas, con Castro y Doherty generando amplitud, desdobles con Cavaleiro y Helder Costa y centros a Raúl Jiménez, quien se encontraba bien custodiado por Foyth y Alderweireld. Sin embargo, Tottenham comenzaba a apoderarse del encuentro, llegando la primera chance de peligro en el botín zurdo de Kane, bien denegada por Patricio.

Pero a los 27 minutos, Lamela lograba, con un buen regate, salir de la presión rival, encontrar a Son, que le devolvería una gran pared, y definir con su pierna derecha para poner en ventaja a los Spurs. Tan solo 3 minutos después, Trippier enviaba su primer centro del encuentro y encontraba totalmente desmarcado a Lucas Moura, quien marcaba el 2-0 con un certero remate de cabeza.

El resultado adverso no modificaba los movimientos del equipo local, que seguía buscando, ahora de manera más directa, los pivoteos y apariciones del mexicano Jiménez. Tottenham, con dos goles a favor, utilizaba a Winks como primer pase, siendo Sissoko el que mas despliegue otorgaba de los dos. A los 36 minutos, Wolves realizaba otro ataque por derecha(entre Doherty y Joao Moutinho), el cual Jiménez terminaba en gol, pero era anulado, de manera incorrecta, por offside.

Comenzado el segundo tiempo, las alineaciones seguían iguales pero no así las posturas de los equipos; Wolves, en tan solo 6 minutos, generaba tres buenas respuestas de Lloris. Con la presencia de Eriksen desde los 59 minutos, Tottenham sufría el peligroso crecimiento de Wolves, protagonizado por Neves, Helder Costa y Doherty. Pero fiel a sus principios, el futbol no sabe de merecimientos y, a los 62 minutos, Kane cortaba una racha de 3 partidos sin anotar goles, poniendo el 3-0 y cerrando el partido. Pero Pochettino no tenía entre sus planes a la figura del rival: Juan Marcos Foyth, su propio joven talento.

El joven argentino, que venía de mostrar un gran nivel en el partido contra West Ham, sería el villano de la noche, cometiendo dos penales que serían convertidos por Neves y Jiménez, respectivamente.  Wolves, que podría haber conseguido el empate con una mejor puntería, dejaba una muy buena imagen confirmando que es el mejor de los tres equipos ascendidos y que peleara por un puesto de Europa League.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s