Valiosa Victoria

Luego del parón por fecha FIFA, la Premier League volvió a decir presente con algunos partidos interesantes. Uno de ellos fue el que protagonizaron, en el estadio Olímpico de Londres, West Ham y Tottenham. El primero un conjunto que venía de perder ante Brighton por la mínima, y el segundo, un equipo que venía de ganar ante Cardiff por el mismo resultado.

Los de Pellegrini se pararon con un 1-4-1-4-1, con la variante de Robert Snodgrass por Pedro Obiang en la línea de cuatro volantes como la única novedad con respecto a la fecha anterior. Por el lado del Tottenham, Pochettino cambió el esquema y formó con un 1-4-3-2-1, con los ingresos de Ben Davies por Danny Rose en el lateral izquierdo y de Erik Lamela por Heung-Min Son.

El primer tiempo mostró a los Spurs controlando la posesión e intentando llegar al arco rival con paciencia. En cambio el West Ham parecía más nervioso con la pelota y se metía muy atrás. Las subidas de Ben Davies por izquierda y de Kieran Trippier por derecha, hacían que Andriy Yarmolenko y Felipe Anderson tuvieran que bajar y ayudar en la marca constantemente. Esto limitó mucho los ataques de los Hammers y en las pocas veces que crearon peligro sobre el arco rival, los visitantes supieron controlar bien la situación. Faltando cinco minutos para el final, una jugada desafortunada hizo que Andriy Yarmolenko se rompiera el tendón de aquiles y tuviera que ser remplazado inmediatamente. Tendrá 6 meses de recuperación y será una baja muy importante para el West Ham en lo que resta de la temporada. Los Spurs carecieron de sorpresa en su juego ofensivo y prácticamente no llegaban con claridad al arco rival. Hasta que en los últimos minutos de la primera mitad, una gran pared entre Trippier y Moussa Sissoko (que se liberó muy bien de la marca de Felipe Anderson), permitió a este meter un buen centro a la cabeza de Erik Lamela para así poner el 1 a 0.

Para la segunda mitad se vio a un West Ham más decidido con el balón y bastante más adelantado en el terreno de juego. Tanto fue así que apenas comenzado el segundo tiempo, tuvo la chance de empatar el partido cuando Aaron Cresswell puso un centro para que Marko Arnautovic cabeceara e hiciera lucir a Hugo Lloris con una tremenda atajada sobre el ángulo izquierdo del arco. Con 10 minutos pasados de la segunda parte, Pellegrini decidió cambiar las cosas y le dio ingreso a Javier “Chicharito” Hernández (que volvía tras 7 semanas de inactividad) por Felipe Anderson (que tuvo su peor partido desde que llegó a West Ham). Con este cambio Pellegrini modificó el sistema a un 1-4-4-2, con Robert Snodgrass por izquierda en la zona de volantes y con Arnautovic y “Chicharito” en la delantera. West Ham controlaba más la posesión que en el primer tiempo, pero igualmente no lograba igualar las acciones. El Tottenham controlaba el partido a su manera esperando con un 1-4-4-1-1. El entrenador de los Hammers buscó empatar el partido dándole ingreso a Michail Antonio pero el partido no dejaría de ser favorable para los visitantes por lo que restó de partido.

En general el partido estuvo controlado por Tottenham, pero el esfuerzo de West Ham por rescatar el punto, mereció dar frutos. Las situaciones más claras las tuvieron los locatarios y merecieron algo más. A los visitantes les faltó generar más ocasiones, fue un equipo muy anunciado.

Para la siguiente jornada West Ham visitara a Leicester, mientras que Tottenham tendrá una parada muy difícil y será locatario ante uno de los máximos candidatos a quedarse con la Premier League: el Manchester City.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s