Como la lógica manda

El Huddersfield viene mal. Apenas 2 puntos en las 7 fechas del torneo parecen candidatearlo como el primero para irse al descenso, no levanta cabeza y más allá de los resultados, su juego es “optimista” pero muy limitado. Del otro lado, el Tottenham de Pochettino, que no le quiere perder pisada a un Manchester City y un Liverpool que tienen un puntaje semi ideal (19/21).

El primer tiempo fue el desarrollo del partido en general. El segundo sólo fue un trámite hasta el pitido final. Sin embargo, los primeros 15 minutos mostraron a los Terries con el balón, buscando atacar, aprovechando la casi total dependencia del equipo en Alex Pritchard y Aaron Mooy. Pero esto no les alcanzó a los locales. Sus ataques eran rápidamente neutralizados por un Tottenham que solo se agrupaba, acompañaba los ataques y achicaba las líneas. Con muy poco, Sanchez, Vertonghen y Alderweireld, mostraron un buen nivel defensivo. Huddersfield prácticamente no pudo ingresar con remates limpios a la portería de Gazzaniga, al menos en el primer tiempo.

Sin título

En el ataque de Tottenham debemos, primero, destacar a la gran ayuda de los defensores Terries. Hicieron todo a favor para que a los Spurs se les haga más fácil atacar, llegar al gol y conseguir la victoria. Harry Kane siempre va de referencia, y cuando baja, tiene la gran facilidad de generar infracciones, adelantan al equipo muchos metros: ya lo conocemos, y lo que hace es fantástico. Atrás de él, se posicionarán Son y Moura, el primero con más compromiso en la generación del juego, siendo casi un interconector de líneas, pero su fuerte está en la velocidad al ataque y su posición en las “zonas de creación” son meramente transicionales. Moura no se queda atrás, aunque le está costando encontrar su gran nivel en éste sistema, pero una vez que lo consiga podrá hacer estragos con sus habilidades en los callejones internos del ataque.

Atrás de este triangulo ofensivo, se encuentran dos jugadores con una gran interpretación de los apoyos: Dier y Dembélé. Quizás sus roles, por momentos, ya son más suplementarios que complementarios, pero debemos admitir que sus acciones al momento de hacer repliegues, dar salidas limpias, son fundamentales. Gran parte del funcionamiento del equipo de Pochettino pasa por ellos dos.

Sin título 1Los laterales-volantes, Tippier y Rose, son inherentes al sistema de Pochettino. Con esto no descubrimos nada, pero para vencer a los equipos más pequeños y limitados, son determinantes al momento de los desbordes o abrir sus defensas. Pese a que Dembélé y Dier buscan dar siempre una salida limpia, al Tottenham no le interesa la tenencia del balón, de hecho no tuvo la mayoría de la posesión durante el juego (48%). Los balones en largos para Son o Kane son un gran recurso, sobre todo sabiendo que sus condiciones técnicas son únicas para ganar jugadas en pequeños espacios.

El desarrollo del complemento fue más tenue para el Tottenham, bajó el ritmo ya con el marcador a favor y dejó que Gazzaniga se luzca con sus buenas atajadas. Ha sido un partido muy sencillo para los Spurs, manejaron el rimo a su placer y no les importó demostrar gran superioridad para ganar, de hecho, lo hicieron sólo con muy poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s