La sorpresa de la fecha

Es evidente que el partido a disputarse en Stamford Bridge se llevaba todos los ojos y tenía sabor a revancha para el Liverpool que venía de ser eliminado de la Carabao Cup, justamente, a manos del Chelsea, y por si fuera poco, en su casa.

Existen muchos y muy distintos tipos de entrenadores. No todos suelen lograr hacer ver su mano en sus jugadores dentro de las líneas de cal. Pero si hay algo que estoy seguro, es que a pesar de sus diferencias, tanto Klopp como Sarri cumplen con esa enmienda y el partido del sábado, no fue la excepción, desde el minuto cero comenzó a observarse.

La presión alta y asfixiante de Liverpool fue padecida por Chelsea. Los constantes cambios entre Firmino y Salah, más las retrasadas de Firmino para las diagonales de Mané y el citado egipcio fueron una constante, más aún sobre los primeros ´20 minutos de juego que fue cuando los reds se sintieron más cómodos, creando varias chances, pero sin poder concretarlas. Tal fue la exigencia a la media y última línea blue que vi, un hecho casi inédito, un error defensivo de Kanté.

Pero hasta la chita más veloz del mundo, se cansa, y los muchachos de Klopp bajaron un poco esa adrenalina y vehemencia sobre los ´20 minutos de juego. Ese fue el pie para que Sarri contraargumentara y diera su diálogo. A través de su mejor herramienta, el balón, SarriPotter hizo magia. Sacó a relucir sus mayores virtudes con un Jorginho descomunal, siendo el reflejo del entrenador dentro del verde, si no tenía el balón, indicaba qué hacer a los suyos.

No es en vano el equipo con más pases correctos, ni tiene a cuatro de los cinco mejores pasadores de la Premier League porque sí, a partir de allí, Chelsea tomó el mando, cinco minutos más tarde, tras marca registrada del italiano, llegó otro -cuando no- bellísimo gol de Hazard. Tras él, calma. Paciencia.

Así se fue el primer tiempo, con un comienzo frenético de LIverpool pero que pudo sobrellevar Chelsea. Luego un dominio blue donde en la segunda llegada cayó el gol. Para finalizarlo, control calmo de Chelsea. Sarri ya había hecho su magia, el partido nunca estuvo fuera de su control.

La segunda mitad, terminó como se fue la primera. Chelsea controlando, cuidando el balón cuando lo tenía y sin enloquecerse cuando era propiedad del rival. Un arma interesante, justamente, para conseguirlo, fue un movimiento táctico donde los extremos se retrasaban un poco y Kovacic -o Barkley cuando ingresó-, ahogaba en un presión a Gómez y a Van Dijk junto con el centrodelantero -Giroud o luego Morata-. En ocasiones logró robar el balón y en otras obligó al pelotazo.

Al mismo tiempo, el Liverpool en la búsqueda incansable por el gol, no estaba fino en la zona de tres cuartos, donde suele ser letal; en parte, gracias al trabajo de Kanté-Jorginho-Kovacic, que no dejaban espacios a sus espaldas

Por momentos, la presión del equipo no capitalino, fue contrarrestada por exquisitas conexiones largas, pero no vacías de contenido, entre David Luiz y Willian. Liverpool empezó a tener cada vez más el balón (pasando de una posesión de 51% en el primer tiempo a casi 65% en el segundo), mas no el partido. Queda esto evidenciado en las situaciones de gol durante ese tramo, que fueron superiores a favor del equipo londinense a pesar de tener menos el balón.

El partido se iba, Hazard daba sensación de peligro cada vez que tomaba el balón, pero entre Alisson, Gómez y Van Dijk controlaron que el segundo gol, que hubiese sido lapidario, jamás llegara. Liverpool siguió intentando, Mané y Firmino cambiaron constantemente ya con Shaqiri en cancha y amén de contadas ocasiones, el gol parecía estar cada vez más lejos.

Pero, a los ´86, como manotazo de ahogado, Klopp mandó a Sturridge al campo, sacó a Milner -de gran labor, por cierto-, y propuso un 1-4-2-4. Y he aquí la elocuencia del título, ninguno de las millones de personas que nos pusimos a ver Chelsea vs Liverpool el sábado, esperamos que las cámaras al final del partido de quedaran con Sturridge, pero así fue.

Minuto ´88, golazo del inglés, 1 a 1. Liverpool primero -pero junto con el City-, Chelsea segundo y fin de la historia.

Autor: Manu Tadeo

Amante del fútbol...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s