Cambiando la pisada

El sábado por la sexta fecha de Premier League se enfrentaron el Burnley y el Bournemouth en el Turf Moor, ante aproximadamente 18.500 espectadores entre locales y visitantes. The Clarets, hasta el momento eran apenados por una campaña más que lamentable, con una forma que permitía escuchar murmullos entre sus aficionados, ya que en los últimos cinco encuentros lograron obtener un empate y cuatro derrotas consecutivas, terribles números para quien en principio se esperaba estuviera en otro puesto de la tabla, afortunadamente, para ellos, esto cambiaría a partir de esta fecha.

Por su parte el Bournemouth, comandado por Eddie Howe, venía de un pasar un poco más tranquilo y esperanzador que su rival de turno, tenían en su haber tres victorias, un empate y una derrota, ante el Chelsea de Sarri. The Cherries llegaban con la frente en alto y con la autoestima muy por arriba al de los locales.

¿Qué hizo Sean Dyche para lograr un cambio en el juego del Burnley? En primer lugar, metió mano a sus once iniciales, por lo tanto, realizó tres modificaciones con respecto al partido ante Wolverhampton. Así, ingresaron Matthew Lowton por el escosés Phil Bardsley en defensa, en el mediocampo Ashley Westwood por Jeff Hendrick y en la delantera finalmente Matej Vydra por Ashley Barnes.

Así se finaliza la racha negativa de los locales con cuatro derrotas al hilo, de manera tal que esta victoria acabaría con el mejor comienzo de liga para el Bournemouth en la Premier.

Por su parte el ex DT del Burnley Eddie Howe, se vio sobrepasado los últimos minutos del primer tiempo, cuando Matej Vydra logra su primer gol con la camiseta de The Clarets a los 39 minutos, y tan solo dos más tarde, Aaron Lennon tras asistencia de Johann B. Gudmundsson abre una herida que no cerraría más en la visita, teniendo en cuenta el impacto anímico que esto provocaría en el equipo visitante.

Transcurridos algunos minutos de la segunda etapa, ingresa al campo de juego quien había perdido la titularidad en el Burnley, Ashley Barnes, quien terminaría siendo decisivo en el marcador. Herido en su orgullo, logró concretar el tercer gol y así liquidar las aspiraciones de un Bournemouth que no tenía respuestas futbolísticas hasta el momento. Promediando los 88 minutos de juego nuevamente Barnes es figura, tras recibir una asistencia de Aaron Lennon y así dar cifras finales en el marcador. Vale decir, ante la atenta mirada del Técnico de la selección mayor de Inglaterra, Gareth Southgate.

No hay tiempo para disfrutar esta victoria para los locales ya que por la Carabao Cup enfrentan a Burton Albion y el domingo 30 de setiembre se enfrentan al débil Cardiff City, motivo por el cual se espera un alza en el rendimiento y en los resultados de The Clarets. Por su parte el Bournemouth, enfrenta también por la Carabao Cup al Blackburn Rovers y en Premier se medirá contra un tibio Crystal Palace.

Resurgido entre las cenizas de la derrota, el Burnley se reinventó a la espera de un mejor andar en los resultados, y volver a ser el equipo al que nos tenía acostumbrados.

Autor: matiasmartinez23

La actitud no se negocia. Twitter: @AmgsMatias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s