Golovin: Por mejorar el Principado

Después de una gran Copa del Mundo, liderando a Rusia a instancias inimaginables, Aleksandr Golovin decidió emigrar en búsqueda de nuevas metas y colocarse en la elite del balompié del Viejo Continente. Pese al interés de la Juventus de Turín y el Chelsea FC, el joven ruso decidió irse al Principado de Mónaco para formar parte de la plantilla dirigida por el portugués-venezolano Leonardo Jardim, un equipo que potencia jugadores de su estirpe.

Golovin es un volante que puede mezclar muy bien diferentes alturas dentro del terreno de juego. Puede aparecer desde la zona de salida para apoyar en dicha faceta o como mediapunta con mucha más llegada al área, como lo vimos en la Rusia de Cherchesov, clave Mundial donde jugó siempre por detrás de Dzyuba intentado transformar cada pivoteo en una oportunidad de peligro. Tiene la habilidad para gestionar una jugada o poder definirla en ese último tramo del terreno de juego.

En cuanto a detalles individuales, Golovin tiene una pierna muy educada tanto para filtrar pases en lo posicional o en directo y para disparar de larga distancia para intentar anotar. La pelota parada gana dividendos cuando es él quien tiene la oportunidad de tirarla. Sus movimientos son muy coordinados y sabe hacer muy bien los apoyos. Para defender, Golovin tiene la capacidad de aparecer por dentro o hasta por la izquierda para apoyar al lateral cuando esté teniendo problemas.

En clave Mónaco de Jardim, el ex CSKA de Moscú es un jugador de los que el entrenador portugués potencia de manera maravillosa. Tenemos como ejemplo a James Rodríguez y Bernardo Silva, dos jugadores más cerebrales, que brillaron en el Principado y ahora forman parte de la elite del fútbol europeo. Otro que festeja es Radamel Falcao que ahora gana un acompañante que lo puede asistir constantemente y en quien apoyarse cuando tengan que combinar en corto y largo.

La contratación del ruso le da al Mónaco la oportunidad de mejorar su plantilla y tener muchas más variantes a la hora de confeccionar un equipo que ha perdido demasiadas mediapuntas en los últimos años (James, Bernardo Silva, Lemar, Ferreira Carrasco) y que necesitaba de un jugador de esa calidad. Si logra mostrar medianamente  lo que hizo en la Copa del Mundo, Golovin será en poco tiempo una de las estrellas de la Ligue One de Francia.

Autor: Javier Parra Peña

Periodista deportivo y redactor de fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s