Cuatro años de Gallardo en River Plate

El pasado 27 de Julio se cumplieron cuatro años del debut de Marcelo Gallardo a cargo de la dirección técnica de del Club Atlético River Plate de Argentina. Desde esta posición queremos honrar un humilde homenaje a quien ha dejado, y está dejando una huella enorme en la historia del club riverplatense.

Para ser más específico, quiero aclarar antes de sumergirnos en palabras, que no vamos a analizar sus logros futbolísticos, ni sus números o estadísticas, sabemos que hay portales dedicados exclusivamente a dicha información. No porque no pueda hacerlo, sino que el motivo por el cual realizamos este artículo es para remarcar y sobresaltar sus pensamientos, sus formas y maneras de ser como técnico y describir el sentido de pertenencia que tiene con su amado club. 

Debo confesar que siento cierta debilidad por Marcelo Gallardo, siempre en las charlas que se generan con amigos y allegados que simpatizan por el “Millonario” coincidimos en lo mismo, sin caer en el fanatismo de ellos, y mucho menos en el mío, más teniendo en cuenta que no soy aficionado de dicha escuadra, por el contrario, estoy en la vereda del frente; pero el amor por el fútbol logró en mí, poder disfrutar de este deporte en toda su magnitud, y no limitarme a solo un equipo, o un jugador. Una vez más la famosa frase “que lindo que es el fútbol” cabe para esta oportunidad. 

Sin lugar a dudas, y como punto de partida me gustaría dejar en claro que como una de sus características principales que más causan admiración es su personalidad como técnico, sin necesidad de ser verborrágico, mucho menos de gritar e insultar detrás de la línea de cal, no entra en el juego de palabras con los rivales, como tampoco se le vio un solo altercado con jugadores contrarios, muy común hoy en día en varios técnicos de estas tierras, como si fuera una regla tener que hacerlo para demostrar el compromiso que tiene con el club que dirige de turno. Gallardo demuestra su personalidad y la de sus dirigidos en la cancha, dentro de ella, en su juego y en sus pensamientos, en la planificación de un partido, en las estrategias que utiliza para enfrentar a distintos rivales en la situación que sea, y en el torneo que sea, tanto local como internacional.

Ejemplo más claro de su personalidad y la que creo es una de sus mayores virtudes, es entender y determinar cuándo un jugador no va a brindar frutos en el plantel y hasta en el club. Nadie tiene ganada la titularidad sino lo demuestra en los entrenamientos y en los partidos. Una premisa que todo técnico tiene que dejar en claro, pero pocos lo hacen. Como ejemplo vamos a enumerar algunos casos; no le tembló el pulso cuando dejo ir a Teo Gutiérrez, sabiendo que el club está por delante de cualquier nombre. Con históricos como Javier Saviola, Pablo Aimar, y hasta Andrés D´Alessandro, les dejó en claro que no iban a jugar por el solo hecho de contar con historia en el club, más teniendo en cuenta que había jugadores en esas posiciones que estaban en mejores condiciones. Sabiendo a lo que se exponía si esta decisión le salía mal en el futuro.

Podemos enumerar a varios casos como estos nombres, para refrescar la memoria de manera rápida podemos nombrar a Leonardo Pisculichi, Augusto Batalla, Marcelo Larrondo, Iván Rossi, Carlos Auzqui, Joaquín Arzura, y Nicolás Bertolo. Jugadores que no estuvieron a la altura del club y que, sin dudar, tomó la determinación de dejarlos ir, en varios casos a préstamos a otras instituciones o en ventas si así lo ameritaba la situación.

La planificación, otra de sus virtudes, nada librado al azar, todo se prepara, y se ensaya. Quedó demostrado en las eliminaciones mano a mano con diferentes rivales, no solo en Copa Libertadores, Copa Sudamericana, sino que también se vio en la Copa Argentina. Dicha planificación causó las épicas eliminaciones versus Boca Juniors, de manera consecutiva, en Copa Libertadores y en Copa Sudamericana. Como la final de la Supercopa Argentina, ganada ante el mismo rival. Coincidencia cero, todo se trata de la manera en que se estudia al rival, sus puntos más fuertes como los más débiles. Así llegó a lograr todos sus títulos, en base a la preparación.

Su manejo con la prensa, si bien sabemos que no es un amante de las notas, logró diagramar un sistema en el cual se trabaja de una sola manera, y en un mismo lugar, en conferencia de prensa, por más que el periodismo argentino lo defenestró por este motivo. Se habla en conferencia y post partido, nada más para él, suficiente. Medido en sus declaraciones, entiende de chicanas y hasta logra evitar entrar en grandes polémicas, sabiendo en el ambiente que se mueve, y con los periodistas con los que trata, sobre todo en Argentina donde el periodismo deportivo está realmente afectado a intereses corporativos y muy pocos son los que realmente se dedican a hablar de fútbol pura y exclusivamente.

Hoy es el mayor valor que posee River Plate, más importante que sus jugadores, aunque alguien esté en desacuerdo, muy por encima de la comisión directiva, por más que se encuentre siempre en concordancia y en una misma línea con el presidente y el mánager del club. Es el más aplaudido por el fanático, y cuenta con tal apoyo, que da la sensación en que, si hay algo que cambiar en la institución, el sería lo último. A ese nivel de reconocimiento se maneja desde hace ya un tiempo largo.

Puntos débiles, no creo que posea, tal vez hay factores a mejorar como toda actividad en el mundo, siempre se puede perfeccionar, solo para remarcar algo a cambiar sea el tema de las contrataciones de los refuerzos, por citar nombres en los que sí acertó, fue en Lucas Alario, Javier Pinola (en dudas al inicio), Franco Armani, y Juanfer Quinteros, como referentes que dieron resultados precisos y se amoldaron a las ideas plasmadas en el campo de juego.

Toda esta descripción y puntos remarcados sobre Marcelo Gallardo, le permitieron ingresar en la historia grande del club como uno de los técnicos más ganadores de la historia, dueño de un plan para las inferiores del club, un proyecto a largo plazo que abarca desde la categoría menor hasta el plantel profesional de primera división. Y lo más sobresaliente es que es uno de los principales candidatos de la gente, a dirigir la Selección Argentina junto a Diego Simeone, y como si esto fuera poco, también lo piden hasta los mismos hinchas de Boca Juniors, un título que pocos técnicos poseen, estando tan vinculado al Club Atlético River Plate.

Cuatro años enalteciendo al fútbol argentino, gracias, de parte de un futbolero.

Autor: matiasmartinez23

La actitud no se negocia. Twitter: @AmgsMatias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s