Por cambiar la pisada

Con entrenador nuevo y solo un partido oficial en su nuevo club, Peñarol va por dar el primer paso en la Copa Sudamericana ante un Atlético Paranaense hundido y perseguido por el descenso.

Luis Diego López es la persona al mando del banco carbonero, el uruguayo de 43 años viene de dirigir a Cagliari, Bologna y Palermo de Italia. Teniendo sus mejor números en Bologna con un 52% de efectividad por sobre los otros dos equipos tanos. López arriesga a jugar en diferentes tierras e intentar implantar un fútbol europeo en un país en el que la pelota sufre partido a partido, hace ya varios años.

La primera prueba del “Memo” llego el pasado sábado ante Racing por el torneo local, en el Campeón del Siglo -estadio aurinegro-. El partido de Peñarol fue diferente a lo visto en la anterior mitad del año por Leonardo Ramos, el toque en todo momento y la apertura de la cancha estaban a la orden del día, tanto es así que el gol carbonero llega mediante un centro de los cerca de 20 intentados en todo el partido.

El mayor problema mostrado por este equipo pasó por la defensa, línea que hace ya varios años le planta problemas al equipo mirasol. Siempre con cuatro hombres, marcó el pobre debut de Carlos Matheu ocasionando el penal del empate para Racing, y un Giovanni González que carecía de ideas al momento de salir de su rol de defensa, el equipo de López sufría en cada diagonal al ataque del equipo rival.

En mitad de cancha Gonzalo Freitas fue una leve sombra de lo demostrado en Liverpool y de lo que se esperaba. Maxi Rodríguez no demoró mucho en entrar al partido para reforzar el medio y la pelota parada. En la ida de este nuevo sueño para el hincha mirasol, la mixtura entre juveniles y experiencia serán claves en la búsqueda del resultado. En gran parte es lo que busca el entrenador y también el club.

Enzo Martínez, Darwin Núñez, Ezequiel Busquets, Rodrigo Piñeiro, son algunos de los surgidos en el club que toman su lugar en el primer equipo.

En la ida, Peñarol apostará a la velocidad y experiencia por su rival, aprovechará el mal momento vivido por Paranaense, e intentará sacar una ventaja amplia que lo deje tranquilo para el partido de vuelta. Al estilo de un equipo lo marcan los momentos claves, y este partido es un momento más que clave para Peñarol y sobre todo para su cuerpo técnico.

Mientras tanto, por el lado de Atlético Paranaense, no logra más de un punto desde la victoria ante Santos el primero de junio del corriente año. Luego de una gran serie de derrotas que lo dejan penúltimo en la tabla y con grandes chances de descender, el equipo de Brasil apostará al campeonato local y al no descender de categoría, jugando con su mayoría suplentes ante el conjunto Uruguayo.

Con la vuelta de Cristian Rodríguez, luego del mundial, los dirigidos del “Memo” tendrán de vuelta al jugador mas importante y desequilibrante del equipo. Para Peñarol es el momento de levantar cabeza y demostrar en el resultado el fútbol planteado por López, o seguir sembrando dudas en tan solo dos partidos oficiales en esta mitad del año.

¿Ganará la desesperación por lograr el triunfo o la tranquilidad de saber que al rival lo persiguen otras preocupaciones?

La realidad es que hoy en día, la camiseta pesa solo, si la acompañas de fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s