El penal de Zalayeta

El 16 de noviembre del 2005, un día de esos que uno quiere borrar de la memoria, pero que no se puede, por más que intente. En Sydney, la selección uruguaya llegaba con ventaja para el partido de vuelta de la repesca mundialista contra el local, Australia.

Hasta ese momento, en dos lustros habían pasado diez entrenadores distintos, siendo Víctor Púa el único que repitió dentro de esos diez. Casi un entrenador por año. Y los resultados no pudieron ser buenos.

Una selección con jugadores que, si bien tenían cierto nivel en Europa, su adhesión era nula en la mayoría de los casos cuando les tocaba vestir la celeste. Ni hablar una idea de juego, las carencias tácticas eran brutales. Un rejunte de jugadores que venía a cumplir, a sacarse de encima los partidos, que les daba pereza viajar.

Si bien viví otros procesos de Clasificatorias, la del 2006 es la primera que recuerdo con un poder crítico (si se quiere) sobre lo que veía. Juan Ramón Carrasco, que llegaba con un currículum bastante dudoso -solo una gran campaña con el modesto Fenix en Uruguay- asumía en la selección impuesto por quien entonces, manejaba los hilos de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Francisco Casal.

Nos vendió jugadas preparadas, nos encandiló un debut ganándole 5-0 a Bolivia, un juego ofensivo, de buen toque corto y con la capacidad goleada innata de Javier Chevantón e incluso de Diego Forlán. Ese día, de hecho, pensamos que estábamos ante algo nuevo, que no habíamos visto y que el juego de Uruguay podría cambiar. Gozábamos de una identidad. Algo que no habíamos tenido desde mediados de los 90 a la fecha.

Pero en la segunda fecha, la realidad se encargó de poner todo en su lugar. Eso y las decisiones cuasi despóticas y sin sentido del popular “Jotaerre”. Cinco cambios, y el ingreso de uno de los centrales que había sido su compañero de jugador, y que lo había dirigido en Fenix, pero que era suplente habitual en el equipo del barrio Capurro. Jesús Cono Aguiar, como no recordarlo si fue la cara visible del fiasco ese día en Asunción. Puso a un jugador muy venido a menos de la liga uruguaya a marcar a una dupla brutal: Roque Santa Cruz (que jugaba en Bayern Münich) y José Saturnino Cardozo (que rompía records de goleo en Toluca). El resultado fue obvio: derrota 4-1.

Nos ilusionamos con el empate en Brasil, pero la realidad no anda con pavadas, 0-3 en Montevideo ante Venezuela y se acabó el ciclo de Juan Ramón Carrasco. Esto dio lugar a la llegada de Fossati, nada cambió. Siempre encomendado a sus rezos, nunca mostró un ápice de buen fútbol o de tener idea de lo que estaba haciendo. Debutó con 1-3 de local ante Perú y un 0-5 en Barranquilla ante Colombia.

Pero el jugador uruguayo, pese a jugar mal a veces logra cosas increíbles. Llegamos a quedar quintos. Y la historia del comienzo, el partido en Sydney. Ese penal fallado por Marcelo Zalayeta, tirado como quien se quita algo de encima fue el corolario de un ciclo negro de la selección uruguaya.

Y fue el puntapié de algo increíble. La asunción del “Maestro” Tabárez, la presentación de una carpeta con un proyecto que iba mucho más allá del fútbol, que plantea el desarrollo integral del jugador en el ámbito educativo, social y deportivo.

Se propuso una reunión con muchos jugadores ya históricos en Nueva Jersey, les propuso lo que quería y muchos no aceptaron. Jamás volvieron y lo bien que hicieron. La selección tenía un líder, el resto es historia conocida.

Siempre se puede estar peor, pero en el momento que uno toca fondo debe tener un instante de lucidez. En Uruguay pasó eso y hoy podemos decir que salimos 5tos en un Mundial, 12 años después de que llegara Tabárez, y que fue mérito suyo.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s