Cumplir en silencio

Después de sortear la primera fase finalizando primero en el grupo F, delante de México, y dejando eliminadas a Corea Del Sur y nada más ni nada menos que a la gran Alemania; Suecia tenía por delante a Suiza, que en principio tenía, más nombres, más juego y contaba con cierto favoritismo a la hora de pensar en el duelo que los iba a depositar en cuartos de final.

Ya lo habíamos anticipado en la previa al mundial con el análisis de los suecos, que cuentan con ventaja, respecto a ciertos equipos que participaron del mundial; saben a qué juegan, con sus defectos y sus virtudes. Esto no es mera casualidad, sino que es el resultado de un trabajo que se viene realizando con el ingreso de Janne Andersson a cargo de la dirección técnica de la selección.

Tácticamente clásico, 1-4-4-2, bien compacto y equipo corto, donde todos los jugadores se sacrifican a la hora de marcar al replegarse, como así también al generar presión en campo adversario. Si observamos a Suecia en el campo desde una imagen congelada podemos ver como cada jugador respeta su posición en campo propio como rival.

Vamos al partido contra Suiza:

Defensa compacta, sin grandes novedades ni cambios con respecto a partidos anteriores, casi de memoria diría el futbolero medio, Lusting – Lindelof – Granqvist – Augustinsson. Cuatro defensores que claramente se caracterizan por su robustez y practicidad a la hora de esperar los embates rivales. Los laterales son muy medidos a la hora de pasar al ataque, casi contadas las veces que lo realizan por partido, como si esperaran una autorización para hacerlo.

Cuando pasamos al medio campo, y acá me quiero explayar bien, donde vemos a Claesson de volante por derecha, de gran recorrido y colaboración tanto en ataque como en defensa, sacrifico puro por el bien del equipo, no solo por banda, sino que también a la hora de cerrarse al medio si es necesario. Svensson en función de doble cinco junto al mejor jugador de Suecia, Albin Ekdal, y no lo es por nombre, ni siquiera los es porque actualmente juegue en un club grande de Europa. Este volante mixto es la gran sorpresa sueca, en campo propio es un recuperador con rápida salida hacia los volantes o delanteros, en caso de que se a un toque o trasladando el balón, por criterio a la hora de manejarlo y por entender que necesita la jugada en cada momento que su equipo se hace de la posesión del juego. En el partido de hoy, no solo fue eje y motor de Suecia, sino que también tuvo dos situaciones claras de gol, seña de que su despliegue le permite llegar al arco rival a la hora de atacar.

Emil Forsberg, si bien ocupa el sector izquierdo en el medio campo es el primer volante en sumarse a la presión alta de su equipo, sumándose a Toivonen y a Marcus Berg, generando un tridente a la hora de incomodar a la defensa suiza. Estos dos últimos son los delanteros que llegaron a Rusia casi desapercibidos, más aun teniendo en cuenta la ausencia de Zlatan Ibrahimovic, por decisión del propio técnico.

Una jugada arriesgada la de Andersson, que hasta el momento le da resultado y vaya sino, ya están en cuartos de final, casi en silencio, priorizando la tranquilidad del vestuario, al tener que soportar los caprichos de una estrella.

Autor: matiasmartinez23

La actitud no se negocia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s