Construcción sobre la marcha para Brasil

La Brasil de Tite, así como ante Suiza en su debut, ha vuelto a evidenciar problemas en la construcción de juego para que sus mejores talentos rompan las defensas más abroqueladas en lo que va de competencia. Costa Rica, con su sello más que transparente de cerrar pasillos internos y externos, ha sido un hueso bastante duro de roer hasta que un error de seguimiento sobre una marca, mejor llamada una ‘desconcentración’, concluyó en el gol de un descolgado Coutinho partiendo desde el centro del campo.

Los inconvenientes de Brasil, por ahora, mucho tienen que ver con la ausencia de un Dani Alves en el lateral diestro, y desde luego, de un retroceso y cambio de perfil de Coutinho. ¿Por qué incide tanto en el juego la falta de Dani Alves? Habría que preguntarle en su momento a Juande Ramos, Guardiola, Allegri y hasta Unai Emery qué produce tanto el divertido de Alves, para que su ausencia se propague negativamente en la fabricación de juego para sus equipos o hasta al mismo Messi, que desde la salida del brasileño del Barcelona, centralizó su posición a falta de un activo fundamental.

Llamémosle falta de automatismos y magia. Es lo que hacen de Dani un baluarte para que sus equipos presenten una buena y prolija realización del buen pase y el engaño. Porque eso es el lateral de Brasil ausente. A esto, la resta de Coutinho por ese perfil, hace que de manera fortuita, Tite deba edificar, otra vez, una herramienta de conjunto para que su ‘10’, Neymar Jr. no cargue con todo el peso de la presión por hacer destrozos.

El 1-4-3-3 en estático de Brasil, se está haciendo difícil de digerir precisamente por estos matices, ya que las mutaciones, los espacios y lo que abarcan los de Tite con balón, se está atascando prematuramente. La llamada zona de influencia de Marcelo, Coutinho y Neymar, se está viendo, por momentos sobrepoblada a la hora de desplegar el fútbol tan conocido. La entrada de Willian para darle dinámica en la otra frontera de Brasil, se está quedando sin gasolina al no tener un motor con tantos cilindros como Dani Alves. El proceso de reestructuración del equipo de las Eliminatorias que barrió con sus rivales, está todavía ‘verde’ si se quiere, muy aparte, por los problemas físicos de su líder futbolístico.

No siempre con más defensas sobre el campo vas a defender mejor. Y tampoco con más delanteros sobre el campo vas a conseguir más goles. Ante Costa Rica, Douglas Costa y Firmino fueron los elegidos para revertir el 0-0 provisional, y algo de mejoría presentó Brasil ante un equipo agazapado con Keylor Navas atrapando todo. Han tardado los de Tite en darse cuenta de cómo lastimar a su rival, pero al final saborearon el triunfo más sufrido. Y si no es así, que lo digan las lágrimas de Neymar al finalizar el partido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s