La generación dorada mete miedo

Otro sábado para levantarse temprano. La razón: jugaba una de las selecciones candidatas por su juego a ganar la Copa del Mundo, Bélgica. En su primer partido, les costó más de lo esperado, pero golearon 3 a 0 a una selección debutante en este torneo como lo es Panamá.

La idea es clara, y desde hace bastante tiempo que está afianzada en los jugadores. Pero su rival, Túnez, también tiene lo suyo. Aunque con esta derrota 2-5 frente a los belgas quedaron eliminados, su juego atrajo a todos los que vieron su andar, sobretodo en este partido, en donde, a pesar del abultado resultado, tuvieron varias chances de gol, y estuvieron siempre metidos en el partido.

Roberto Martínez, el DT de los “Diablos Rojos”, formó como siempre con un 1-3-4-3, en donde los extremos Hazard y Mertens, son apoyados por los carrileros Meunier y Carrasco. Cuando estos suben, ambos extremos se mueven al medio para generar el juego por adentro, con un referencia corpulento como es Lukaku. En el medio, marca y salida limpia (aunque es un poco desaprovechado), con Witsel y De Bruyne. El volante ofensivo-extremo del Mánchester City en su selección no tiene protagonismo, opacado por tantas figuras que tiene Bélgica en ofensiva.

Nabil Maaloul por otro lado, con un 1-4-3-3, pretendió opacar las virtudes de su rival por las bandas, también haciendo daño por las mismas, y con individualidades destacadas como las de su figura Khazri, quien junto a Sassi en la mayoría de las ocasiones, fueron los principales distribuidores de juego. Cabe destacar que una de las ventajas que tiene en su plantel esta selección es su promedio de altura, donde hasta en la delantera superan hasta los 190cm, con Ben Youssef y Badri, ambos extremos.

Ya desde el principio, el partido se vio condicionado por el penal sobre Hazard, quien se encargó de cambiarlo por el primer gol del encuentro. Apenas 10 minutos después, pelota perdida que termina con Lukaku haciendo el segundo. Desde ese momento, se pudieron ver mejor las ideas de cada uno. Enseguida descontaron las “Águilas de Cartago”, por medio de un tiro libre dirigido por Khazri, quien como dijimos, estaba presente en todas las jugadas.

La idea de Túnez, era aprovechar los 3 zagueros que planteaba Bélgica para poder presionar las salidas cortas, y provocar que busquen en largo constantemente a Lukaku, pero para lograr esto, es necesario también jugadores de calidad. En la mayoría de las ocasiones, la presión dio resultado, aunque buscar en largo era buena idea también para los belgas, pero es difícil evitar las salidas por abajo cuando tu rival tiene a dos zagueros como Vertonghen y Alderweireld, acostumbrados a esto en el Tottenham, y a De Bruyne en una zona retrasada. Lo que si les dio resultado, y terminó provocando el segundo gol, fueron los desbordes y pases al medio, donde principalmente Carrasco se vio superado en varias ocasiones, ya que es un extremo, no un lateral.

Pero lo importante en este partido, fueron los 5 goles. La base lógica para lograr 8 goles en apenas dos partidos mundialistas, es tener hasta 6 hombres adelante, más uno como apoyo por detrás. Como ya mencionamos, las subidas de los carrileros dejaban libres a Hazard y Mertens, jugadores muy habilidosos, y un Lukaku que siempre se las ingenia para encontrarse un hueco por detrás de la defensa rival. Sumado a esto, De Bruyne siempre desmarcado para ser el principal apoyo de estos 5 delanteros, y Witsel como “emergencia” o presión. Demasiados hombres arriba, todos con diversas cualidades, que juntas, provocan estas estadísticas.

Es cierto que hasta ahora no se midieron con una potencia futbolística, pero se hicieron grandes en los partidos “ganables”. El tercer y último partido de la serie, que los enfrenta a Inglaterra, decidirá si de verdad son serios candidatos al título de campeones del mundo, o seguirán quedándose por el camino con una generación “dorada”.

Autor: Federico Rodríguez

Cabeza fría, corazón caliente, la pasión es lo primero

4 thoughts

  1. No es la primera generación dorada belga q recuerdo. Ceulemans, Sciffo y Jean Marie Pfaff x ejemplo. Eso si esta puede lograr algún paso más q las otras q remaron sólo a cuartos. Hasta ahora para ser candidata le falta.

    Me gusta

    1. Les falta haber llegado más lejos antes, sino si queda la duda de si llegarán lejos o son simplemente selecciones que asustan sólo por los nombres pero nunca concretan nada.

      Me gusta

  2. La primer generación dorada logro llegar a semis en el mundial del 86 perdiendo con Argentina con dos goles de Maradona. Yo creo como dice Federico en el articulo que aun no se encontró con un rival como para poder el verdadero nivel, par mi gusto su campeonato era la euro 2016 donde decepcionaron, obviamente tienen nivel y calidad de sobra para poder hacer un gran mundial .

    Me gusta

    1. Prácticamente los mismos planteles entre la Eurocopa y este Mundial, pero con más experiencia. Si no llegan lejos en esta ocasión, ahi si sería un rotundo fracaso, y a olvidarse de que sea una “generación dorada”.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s