Maguire, Stones y Henderson

La victoria de Inglaterra arrojó un rendimiento que hace bastantes Copas del Mundo no le vemos a la selección hoy dirigida por Gareth Southgate. Una baja en el rendimiento en el segundo tiempo y la impericia de Kyle Walker para defender un centro al área fueron los atenuantes de un resultado que debió ser más contundente.

A su vez, este partido tuvo varios nombres propios y que son un gran mérito de su entrenador. No por su rendimiento en sí, sino por la capacidad de los jugadores para llevar a cabo un libreto y dar un plus extra.

Comencemos diciendo que Inglaterra se paró con un 1-3-4-1-2, la línea del fondo estuvo integrada por el mencionado Walker, John Stones y Harry Maguire. Estos dos últimos fueron grandes culpables de la victoria en la jornada de ayer. En primer lugar, la gran capacidad para ganar en el juego aéreo, clave para que Harry Kane aproveche dos segundas jugadas para anotar sus goles. Es que entre Stones y Maguire, ganaron 11 de 23 duelos aéreos ganados por Inglaterra. En segundo lugar, la capacidad para ser los iniciadores de todas las jugadas del equipo, y con gran efectividad del primer pase. De hecho, John Stones acertó 73 de 74 pases.

A partir de ellos, el equipo cimentó su triunfo. Pero otro nombre propio en la jornada fue Jordan Henderson. Un auténtico metrónomo en el campo de juego. Marcó los tiempos del equipo, aceleró el juego cuando debía hacerlo, demorando menos en las transiciones ofensivas, además, adelantó al equipo dando un paso adelante para generar una presión alta y recuperar el balón siempre lo más lejos posible de Jordan Pickford.

Tal vez se le podrá achacar que esa presión alta le costó dejar desprovisto defensivamente al equipo en el gol de Túnez, pero fue una falla colectiva en la presión alta, no fue exclusivamente responsabilidad del capitán de Liverpool.

Henderson tuvo una faceta bastante similar a la que le encomienda Klopp en Liverpool, pasando muy bien la pelota, de manera vertical en la mayoría de los casos, de hecho, 17 de sus 66 pases completados fueron dirigidos al tercio final del campo, siendo el centrocampista que más veces lo logró, dejando atrás a Alli (15) y Lingard (10).

Inglaterra deja grandes sensaciones, pese a lo trabajosa y ajustado del resultado demostró superioridad, claridad en el juego por abajo y puso de manifiesto un esquema de juego que le dio bastantes conclusiones positivas. Tal vez, queda la duda de la constancia del juego inglés. Porque la segunda mitad careció de la creatividad y de los grandes movimientos de la primera. Aunque estos tres hombres: Maguire, Stones y Henderson rindieron al nivel que merece la competición.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s