Lo importante fue ganar

El día después en el que México dio la gran sorpresa derrotando a los alemanes, y sacándose el más pesado de los rivales por la clasificación en el grupo F, era el turno de la selección de Suecia, que de antemano sabia el duro escollo que tenía por delante, nada más y nada menos que a Corea Del Sur, la siempre complicada selección asiática, la cual es quien más presencias en mundiales posee de dicho continente.

En un partido, opaco en cuanto a fútbol desplegado en el césped, pero en el cual no se mezquinó pierna a la hora de la disputa del balón, ya que nos dejaron un total de 42 faltas cometidas, un fiel reflejo de cómo se jugó el partido. A todo o nada, ambos entendiendo, que en principio son los equipos más débiles del grupo, estaban obligados a morir para conseguir la victoria, y así fue, poco fútbol, un encuentro de los más duros en lo que va del certamen.

En el resultado final, de nada sirvió la estrategia previa del técnico de los coreanos, que reveló haber cambiado las casacas de los jugadores para lograr despistar con respecto al once inicial de los asiáticos, entendiendo que era muy difícil para los suecos reconocer a los coreanos, porque eran todos parecidos, palabras del mismo DT Tae Yong Shin.

A diferencia de lo que se especulaba en Suecia, salió a disputar el encuentro con un claro 1-4-4-2 con Marcus Berg y Ola Toivonen en delantera, en el medio sobresale el nombre del jugador del Leipzig alemán Emil Forsberg como volante por izquierda, y en el fondo de la defensa el conocido Andreas Granqvist. En Corea del Sur resaltan la presencia del jugador del Tottenham inglés y su capitán Ki Sung Yueng del Swansea City.

Entre tantas idas y vueltas, fue el VAR quién determinó el penal para los suecos, acción ignorada en principio por el árbitro Joel Antonio Aguilar Chicas, pero una vez consultado en pantalla, sancionó penal para los nórdicos, obteniendo el gol mediante el veterano Andreas Granqvist, sellando el disparo a la izquierda del arquero asiático Hyeon Woo Jo.

Así finalizo el encuentro, con la mínima diferencia a favor de Suecia, y lo deja mejor parado para lo que viene del mundial, entendiendo que se enfrenta a la poderosa Alemania, selección que entiende claramente en caso de no obtener una victoria, quedaría prácticamente eliminada de Rusia 2018. y en la última jornada, enfrenta a México de Chicharito Hernández.

Suecia se vistió del equipo que entendió literalmente, cuando jugar, y cuando trabar el partido, a su conveniencia. Teniendo en cuenta la importancia de ganar el primer encuentro. Los blondos así, comparten el primer puesto con los Aztecas con la misma diferencia de gol y la misma cantidad de puntos.

 

Autor: matiasmartinez23

La actitud no se negocia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s