Costosa pero valiosa

Desde el minuto cero México salió sorprendiendo, jugando de igual a igual. Al minuto el “Chuky” Lozano tuvo una situación clarísima de gol que evacuó el zaguero germano-ghanés Boateng. A los dos minutos Alemania tuvo una chance clara en los pies de Timo Werner que se fue cerca del palo. Esas dos jugados sirvieron -cual película- de trailer para lo que sería todo el primer tiempo.

Ambos equipo utilizaron el recurso de la presión alta. México con la particularidad que dejaba jugar a Boateng, marcado casi hombre a hombre todas sus opciones de pase, generando que en ocasiones se deba dividir el balón.  

Durante todo la primera mitad, México explotó a más no poder las espaldas del doble pivote que planteó Löw: Khedira-Kroos. Por allí flotó Carlos Vela y como lanza a su lado izquierdo Lozano aprovechó también la espalda de Kimmich, que tuvo muchísimos problemas con el extremo del PSV, porque aun cuando volvía a tiempo o por alguna razón no subía, sufrió el gran 1 contra 1 que tiene el “Chuky” y en ocasiones también el 2 vs 1 que le hacían con el lateral Gallardo, ya que ni Muller bajaba a ayudar ni llegaban ninguno de los pivotes a contribuir en la marca con el lateral del Bayern.

Una vez recibido el gol, Alemania toma las riendas del juego -como no podía ser de  otra manera-. Sin embargo, en una primer instancia México cambió su esquema, de un 1-4-2-3-1 a un 1-4-4-1-1- con los laterales convertidos en carrileros que constantemente ayudaban a sus respectivos laterales, dejando a Vela y un poco más adelantado a Chicharito sueltos arriba. No obstante, este cambio táctico no significó -en el primer tiempo- meterse en su área a resguardarse y defender cual Islandia -como sí lo fue en la segunda parte-.

En la segunda mitad todo cambió. Fue una danza de cambios, un acumulando defensas y otro delanteros. Los cambios de un entrenador llevan a los del otro y parece una competencia por quien acumula más gente en el área “Tri”. Ambos tipos de cambios fueron generando el repliegue de México y el ataque constante germano y su descuido correspondiente atrás.

Amén a esto, hoy México tuve dos claves tácticas muy interesantes por fuera de lo ya mencionado:

Ambas vienen muy enlazadas la una de la otra. La primera es el recurso, utilizado casi a la perfección, de desdoblarse al ataque en forma muy veloz y vertiginosa, ni hablar que las falencias de retroceso alemanas ayudaron a que este plan tenga éxito, aún así el desdoble defensa-ataque de los aztecas fue extraordinario. La otra clave -como decíamos- viene de la mano con esta, y es el nombre propio de este desdoble, el primer paso: Héctor Herrera. Hoy sirvió las veces de Henderson o de Busquets, siempre teniendo un as bajo la manga, un pase que permita el despliegue o mismo la conducción hasta el área rival generando movimientos en los de arriba que con espacios causan estragos a los rivales.

Cae la campeona del mundo, a manos de un planteo -sobretodo en el primer tiempo- muy interesante por parte de los de Juan Carlos Osorio. Está demás decir que esto no deja fuera de carrera a Alemania ni pone en lo más alto a la mexicana, simplemente es fútbol y tiene estas cosas maravillosas. Hoy la selección mexicana consiguió una victoria: trabajosa pero valiosa.

Autor: Manu Tadeo

Amante del fútbol...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s