¿Posicional o directo?

Dos selecciones se enfrentaban en Sochi, cada una con diferentes etiquetas. Una, nuevamente con el rótulo de ‘favorita’ tras la decepción en Brasil 2014 como Bélgica, y la otra, haciendo su debut en los Mundiales como la Panamá de Hernán Darío Gómez. Una sorpresa e historia mayúscula para la historia de la Copa del Mundo, en definitiva.

En lo que va de Rusia 2018, ha predominado  –por ahora- dos maneras de afrontar los partidos para las selecciones que dijeron presente: hacerse del balón para de ahí en más ‘intentar’ ser protagonista; recular y bloquear todo intento de gestación, para luego contraatacar según las posibilidades presentes.

El Bélgica vs Panamá no ha sido la excepción, siendo este, como antes dije, un choque de niveles bastante diferentes. Aunque claro, hay que reflejarlo luego en el marcador. Los de ‘Bob’ Martínez se han hecho del partido en el 2doT bajo tres golpes a la quijada, los cuales tumbaron las esperanzas y expectativas creadas de los caribeños, luego de un 1erT espeso de los ‘Red Devils’.

El 1-3-4-2-1, bastante anárquico e irrompible, al parecer, por parte de Martínez, ha expresado un sentir en el prado muy dispar con lo que se suponía y veríamos. Atascado -como ya mencioné- en el ataque posicional y con algunas grietas defensivas que evidenció Panamá en cuanto adelantó las líneas y se obligó a atacar a Goliat. David, tuvo en el 2doT, buenas aproximaciones que la mera presencia de Courtois, hizo que se desvanezcan.

El intento de reflejar un buen juego desde el Witsel – De Bruyne, parece algo alejado de las realidades para Bélgica, que como cultura, quiere desenvolverse mediante un fútbol que no tiene preconcebido. Desde luego, esto no quiere decir que eventualmente pueda desarrollar un eficaz juego, pero en el margen, quedan muchas cosas más que el deseo. El gran trabajo del entrenador es hacer que sus futbolistas simpaticen bajo una idea. Y ese sigue siendo el reto del bueno de Roberto.

Un abrelatas como Eden Hazard y unas paredes merodeando el área con Kevin De Bruyne, fueron suficientes para castigar duramente a Panamá con el 2-0 parcial. El ataque directo, sin suspicacias, reflejó el posterior 3-0 de Lukaku. Y he de decir, que parece precisamente esa facultad directa, ser el mejor plan a concebir de la Bélgica de Martínez. Aunque carezca de atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s