Triunfo con más dudas que certezas

Las 7 de la mañana. Muy temprano, sobre todo luego de una larga semana de exigencias laborales, pero esto lo puede todo. No sólo es el Mundial, que ya de por si es suficiente, sino que es el primer paneo de una de las flamantes candidatas a levantar la copa, lo que provoca que haga el esfuerzo de levantarme a esa hora.

Recapitulando lo que analizamos en la previa del Mundial, en el partido frente a Colombia, y en el más reciente amistoso contra Italia, para este partido se esperaban ver 2 opciones posibles planteadas por Deschamps. Un 1-4-4-2, con Lemar, Griezmann y Mbappé en el ataque libres detrás Giroud como ocurrió con los cafeteros, o un 1-4-3-3, sin Giroud pero con Griezmann otra vez llevando las riendas del juego como lo hace en el Atlético Madrid, Mbappé teniendo la misma función alternando con Antoine dependiendo de la ocasión, siendo su principal deber el penetrar por banda y por el medio a la defensa rival, y Dembélé como puntero a pura velocidad para atacar los huecos. Ahora veremos cuánto de esto fue verdad en el debut frente a Australia, que terminó con un 2 a 1 a favor de “Les Bleus”.

Se cumplió lo visto frente a los italianos. Dembélé fijo por izquierda o derecha, y Griezmann rotando con Mbappé, y la idea principal era buscar las pelotas largas para que corrieran por detrás de la línea de 4 de Australia. Por el otro lado, los de Oceanía, tenían claro que jugar por el medio no les iba a ser favorable, y para evitar a Kanté y Tolisso (Pogba más adelantado pasa asociarse con los de arriba), buscaban las bandas, donde los laterales Hernández y Parvard subían constantemente y podían dejar huecos. Esto ocurrió muy pocas veces, pero en el primer tiempo, las ocasiones más claras las tuvieron ellos. Francia apenas tuvo tiros al arco, con poco peligro, y nunca pudo concretar nada de su plan, pero Australia sí. Con pocas llegadas también, pero todas con peligro. Incluso malograron la más clara del primer tiempo, donde Leckie aprovecha un centro pasado pero Lloris ataja a reflejo y estirada. La posesión la llevaba Francia, pero el partido estaba muy igualado.

En el segundo tiempo, poco cambió hasta los goles. La primera aparición del VAR en el Mundial y penal (bien cobrado) para Francia, y una clarísima y absurda mano de Umtiti en el área generaron casi pegados el 1 a 1 en el marcador. Tras esto, Deschamps decide poner a Giroud (algo visto desde el comienzo del partido que era inminente hacerlo) y a Fékir en logar de Griezmann y Dembélé, dejando como generador a Pogba y de puntero ahora si a Mbappé, pero poco cambió. Australia tomó por varios minutos las riendas del partido, a puro carácter, pero no logró penetrar con peligro el área rival. Luego de un rato, sale Tolisso por Matuidi, un cambio más defensivo para Francia, algo extraño por lo que iba siendo el trámite del partido, pero en el 81”, Pogba en base a toques y piques cortos, logra combinar y entrar en el área australiana, y tras un rebote, le vibra el reloj a Cunha, lo que prueba que el balón entró entero en el arco, pese a que terminó rebotando afuera del mismo. Francia volvía a ganarlo, y desde ese momento, Australia se vino abajo, y fue solo un trámite simple para los franceses terminar los 10 minutos restantes de partido.

Dudas en Francia, tras el mal rendimiento de su esquema, pero en base a lo que plante Perú en su partido, Didier armará su táctica.

Autor: Federico Rodríguez

Cabeza fría, corazón caliente, la pasión es lo primero

2 thoughts

  1. Esta temporada, sumada a la Eurocopa 2016 le tuvieron que dejar a Deschamps una señal. Griezmann juega mucho mejor, y explota más sus virtudes si tiene un nueve más posicional a su lado o delante. Olivier Giroud en la Euro, Diego Costa en la temporada que se fue. Pensaba que lo iba a tomar eso, que iba a colocar de 9 titular al de Chelsea.

    Sin esa referencia, le costó mucho romper líneas y encargarse de ser el finalizador de las jugadas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente. Para que tu jugador más destacado funcione, tenés que rodearlo con lo que a él le gusta. A veces en un equipo plagado de estrellas es difícil lograrlo, pero en el esquema anterior, todos tenían ese papel “importante” en el frente de ataque. Deschamps tiene que lograr eso.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s