Túnez: Por ser la piedra en el zapato

Allá lejos y en el tiempo quedó el histórico debut de Túnez en el Mundial de Argentina 78. Es que ese día, por la fecha 1 del Grupo 2, las Águilas de Cártago le ganaron 3-1 a México para darle al continente africano su primer triunfo. Sin embargo, tras aquellos goles de Kaabi, Ghommidh y Dhouieb los tunecinos no pudieron volver a ganar en un Campeonato del Mundo.

En Argentina siguieron una caída 0-1 ante Polonia y un empate sin goles ante Alemania. Veinte años después reaparecieron en tres ediciones consecutivas: Francia 1998, Corea/Japón 2002 y Alemania 2006. Pero en todas tuvieron el mismo registro, un empate y dos derrotas. Luego de 12 años de ausencia, Nabil Maaloul logró devolver a Túnez a un Mundial.

El camino comenzó bajo el mando del polaco Henryk Kasperczak. Mauritania fue el primer escollo en las Eliminatorias y la serie fue 4-2 para los tunecinos. Lo siguiente fue el Grupo A y con Kasperczak lograron los primeros seis puntos (ante Guinea y Libia), pero tras caer en cuartos de final de la CAN 2017 hubo cambio de timón en la banca y Maaloul sería el encargado de llevar a su país a Rusia 2018. Siguió un triunfo ante RD Congo y un empate como visitante ante el mismo rival -segundo de la zona- que empezó a definir el clasificado. Msakni, Khazri, Ferjani Sassi y Badri fueron algunos de los mejores valores en las Eliminatorias.

Ya pensando en Rusia, las Águilas de Cártago quedaron encuadrados en una zona compleja junto a Inglaterra, Bélgica y Panamá. Si uno mira el último ranking FIFA, Túnez es el mejor africano en el puesto 21. Sin embargo, peleará por primer pase a octavos de final ante los belgas (terceros) y los ingleses (puesto 12), siendo los panameños (55) los más débiles en la previa.

Claro que, de pasar, ya Túnez sería una de las sorpresas en Rusia. En sus último amistosos, el equipo de Maaloul solamente fue superado 1-0 por España y antes había obtenido interesantes empates ante Portugal y Turquía, por lo que Bélgica e Inglaterra no la tendrán tan fácil. 

Yendo a los nombres propios, sin dudas que la baja más sensible de este equipo será la de Msakni, quien no estará por una lesión en los ligamentos de su rodilla. En cuanto al sistema, el entrenador ha probado varias alternativas en los últimos partidos preparatorios pero el 4-2-3-1 se perfila como su favorito. Aymen Mathlouthi podría comenzar en el arco aunque el joven Hassen respondió bien en los amistosos. En la línea defensiva, Hamdi Naguez, Yassine Meriah, Syam Ben Youssef y Ali Maaloul, serían los cuatro que arrancarían ante Inglaterra en el debut. Para la contención aparece el capitán Ferjani Sassi junto a Ellyes Skhiri, que debutó en marzo de este año en la absoluta pero se ganó un lugar gracias a una buena temporada en el Montpellier francés. 

Por delante de Sassi y Skhiri, los que suman fichas para ser titulares son Anice Badri, el colorado Ben Youssef y Wahbi Khazri, este último el que debería tomar la posta debido a la ausencia de Msakni. Y para el puesto de centrodelantero habrá que ver si Maaloul recurre a la experiencia de Saber Khalifa o a la actualidad de Naim Sliti.

Sin nombres rutilantes pero con un equipo trabajado y ordenador, Túnez intentará dar pelea ante dos de los seleccionados más poderosos del mundo y debería poder superar a Panamá para soñar con una clasificación inédita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s