Suecia: Un verdugo silencioso

En que pensamos cuando nombramos a la selección de Suecia, que es lo primero que se nos viene a la mente si cerramos los ojos y pensamos en esos muchachos que llevan en su pecho la camiseta amarilla tanto o más que el color de sus cabelleras. Debo confesar que siento cierta atracción por dicha casaca, obviamente por sus colores, claro está, que se asemejan tanto al color del club de mis amores, y fueron fuente de inspiración a la hora de elegir dichos colores en el puerto de La Boca para fundar el club y usar esa flamante combinación entre el amarillo y el azul.

Al pasar por los pensamientos, pero en este caso futbolísticos, sin ningún lugar a dudas recuerdo esas siestas observando el mundial de EE.UU. 1994 donde obtuvieron nada más y nada menos que el tercer lugar en el podio, tal vez algo impensado para ese momento, pero contaban con un Tomas Brolin que sería eje fundamental de aquél equipo marcando tres goles y formando un “team” más que interesante con Martin Dahlin, Henrik Larsson y Kennet Anderson. Previamente habían dado de que hablar en la Eurocopa 1992 cuando enfrentaron a Inglaterra de David Platt, a quien los suecos le ganaron 2-1 con gol del dichoso de Brolin y marcaron así el triunfo en el Rasundastadion de Estocolmo. Posteriormente caerían frente a Alemania en semis y al final sería Dinamarca quien se lleve dicho certamen.

Es posible que muchos de los lectores que se encuentren leyendo esta nota no hayan nacido en época como para recordar dichos encuentros, pero si nos adelantamos más acá en los mundiales, me resulta muy doloroso y triste recordar que fue la selección de Suecia quien con un empate en uno, provocó su clasificación a octavos de final en Corea-Japón 2002 y provocó la eliminación de la selección Argentina en primera ronda con aquel gol de tiro libre de Anders Svensson quien es el jugador que más participaciones tiene en dicha selección, no así la mayor cantidad de goles, récord que ostenta un tal Zlatan Ibrahimovic con 62 conquistas.

Ahora sí, llegando a la actualidad esta selección, fue nada más y nada menos la responsable en dejar eliminada a la gran ausente del mundial Rusia 2018, la Italia de Gianluigi Buffon. En una definición mano a mano, donde los suecos sacaron ventaja en casa ganando por la mínima en el cotejo de ida, y en una asfixiante vuelta para defender hasta las últimas consecuencias el cero en su arco, y así fue como después de los noventa minutos, el mundo del fútbol dijo, Italia esta eliminada y se queda sin mundial, pero pocos saben que el gran causante de eso fue Suecia.

El “Das Team” como también es conocida dicha selección hoy es dirigida por Janne Andersson quien utiliza principalmente un esquema táctico básico 1-4-4-2, donde por momentos pasan a un 1-4-2-2-2, y también al 1-4-3-1-2. Vamos a encontrarnos con varios conocidos en dicha lista de 23, donde sobresalen nombres, en defensa Martin Olsson, Andreas Granqvist, Victor Lindeloff, en el medio campo la figura sobresaliente de Emil Forsberg y adelante Ola Toivonen y Marcus Berg. Siempre hablando del equipo titular, pero en el banco nos encontramos con la figura de John Guidetti, delantero del Deportivo Alavés y ex Manchester City.

 Con un promedio de edad de 27 años y 4 meses, los suecos tomaron la difícil decisión de dejar afuera a Zlatan Ibrahimovic, quien tuvo serios inconvenientes con el técnico actual y el presidente de la Federación de fútbol de su país, y también llaman la atención las ausencias de Kem Sema que es la figura sobresaliente de la liga local, y a su vez quedó fuera de la convocatoria Jakob Johansson, quién fue el que marcó el gol de la victoria del duelo frente a Italia en las eliminatorias recientes, las vueltas del fútbol y de la vida.

Este elenco nórdico tendrá como principal objetivo salir de la sombra de su goleador histórico, una imagen difícil de olvidar, sabiendo que si fracasan en la primera ronda seguramente será el primer comentario que se hará en el mundo del fútbol. Como así también la gran ilusión de volver a repetir podio como en el mundial del ´94. tal vez impensado, pero quién se anima a decir que no será así con este verdugo silencioso.

Autor: matiasmartinez23

La actitud no se negocia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s