Serbia: Volver a volar alto

Serbia vuelve a disputar un Mundial después de su última travesía a Sudáfrica 2010. Con un equipo donde transcendió más por su lucha que por su juego y pudo clasificar primero para jugar la cita mundialista. Con la mayoría del público serbio desconfiando en su selección, el grupo se siente optimista. En este nuevo artículo de #DestinoRusia, analizaremos como llega la selección balcánica al Mundial.

Serbia afronta el Mundial Rusia 2018, marcado por la desconfianza de su público en gran parte por sus últimos antecedentes mundialistas donde a pesar de clasificar primero en su grupo, no pudo explotar su buen juego y se quedó afuera en la fase de grupos en sus últimas dos citas mundialistas (2010 y 2014). Más en la actualidad, las águilas disputaban las eliminatorias camino a Rusia después de haber tocado fondo en la eliminatorias de Eurocopa 2016 donde solo saco 4 puntos (sumado al incidente del partido con Albania “El incidente del dron”). En un grupo donde le tocó cruzarse con 3 participantes de la Eurocopa recién mencionada, Gales de Gareth Bale, Irlanda y Austria.

Serbia de la mano de Slavoljub Muslin jugaría la eliminatoria, obvio sin ser la favorita en clasificarse. Muslin hizo más que un trabajo táctico, se enfocó en mostrarle confianza en su equipo de que podían creer en ellos para clasificarse donde el público poco apoyaba a su selección (se pensó en retirar la localia de Belgrado por la poca asistencia de público que tenía en los partidos iniciales). Sin embargo, Serbia clasifico primero en su grupo donde la entrega y el sacrificio del equipo fueron lo que sobresalió del equipo. A pesar de la clasificación del equipo al Mundial, La FSS (Federación Serbia de Fútbol) despidió a Muslin del cargo e hizo llamar a su ayudante, Mladen Krstajic, alguien sin experiencia en los banquillos. A pesar de este raro movimiento en el banquillo, Serbia confía en cumplir un buen mundial.

Serbia en su plantilla tiene una mezcla exquisita entre experiencia y juventud donde se pueden ver jugadores ya con varios partidos en su hombro con jugadores talentosos, camada de la Serbia Sub-20 campeona del mundo. Principalmente, lo más importante que tiene Serbia es el mediocampo compuesto de jugadores de la talla de Nemanja Tadic, Luka Milivojević, Dusan Tadić y Sergej Miliković-Savić son la columna vertebral del equipo y van a ser claves en que Serbia pueda clasificar a la siguiente fase. En el ataque tiene como referencia al goleador de la selección en eliminatoria, Aleksandar Mitrović. El delantero surgido del FK Partizan viene de cumplir una excelente temporada con el Fulhan donde logro el ascenso a la Premier League donde anoto 12 goles en 17 partidos disputados. Defensivamente, las águilas tienen nombres de renombre como lo son Branislav Ivanovic y Aleksandar Kolarov.

Principalmente Serbia no es de tener un juego bonito, como decíamos más arriba podemos mencionar que lo que se caracterizó a los serbios fue la lucha y el espíritu de combate del equipo serbio lo que ha hecho poder alcanzar buenos resultados. Del 3-4-2-1 de la era Muslim, Krstajic ha optado por probar a esquemas tácticos tales como 4-2-3-1 siempre teniendo en referencia en el área a Mitrovic (La opción clara en un puesto con pocas opciones) teniendo a los extremos en ataque donde nombres como Adem Ljajic, Dusan Tadic y Filip Kostic pueden traer problemas a la defensa rivales. Serbia puede tener problemas en el armado de su línea defensiva sobre todo por el lado derecho posición y por el cual Muslin optaba con una defensa de tres centrales.

A pesar de ese problema, el mayor problema del equipo no son tácticos ni en la conformación de la plantilla, sino de sus seguidores. En el país balcánico, la gente no confía mucho en lo que puede llegar a lograr su equipo. Antecedentes del pasado donde Serbia llegaba con grandes expectativas y fracasaba rotundamente han hecho que parte del público serbio no confié en su selección. A pesar de eso, el grupo piensa en sí mismos pensando en lograr una buena participación y la federación ha llamado a viejas glorias tales como Dejan Stankovic (vinculado con Estrella Roja) y Sasa Ilic (FK Partizan) buscando que fomenten una buena atmosfera en el grupo.

Serbia es parte del grupo E teniendo de rivales a Brasil, Suiza y Costa Rica. En los amistosos previos al mundial Serbia estuvo algo irregular pero un mundial es otra cosa. Confía en su grupo, el espíritu guerrero y en el talento de sus jugadores (sobre todo en el mediocampo) para tratar de clasificar a los octavos de final y enterrar fantasmas pasados.

Las águilas blancas quieren volver a volar alto no solo para recordar viejos tiempos de buen futbol… sino para volver a amigarse con su público después de mucho tiempo. Esta es una gran oportunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s