Rusia: Por defender su territorio

Restan escasos días para el comienzo de la Copa del Mundo que se disputará en Rusia. La gran mayoría de las selecciones se encuentran jugando amistosos previos, de cara a la mayor cita futbolística a nivel de selecciones, puliendo detalles y organizando de la mejor manera posible los equipos, intentando llegar con buen aire en todos los aspectos.

En el caso del anfitrión, que se clasificó de manera automática por ser organizador, no se presenta de la forma deseada para el debut, dejando entrever más dudas que certezas en su juego.

La Copa Confederaciones de 2017, antesala del Mundial y disputada enteramente en territorio ruso, no dejó buenas impresiones para los locatarios, quedando eliminados en fase de grupos.

Este año no conocen la victoria; vienen de perder 0-3 contra Brasil y 1-3 versus Francia, en amistosos correspondientes a la fecha FIFA de marzo y recientemente cayeron frente a Austria por 1-0 y empataron a uno con Turquía.

Las consecuencias son las mismas en todos los partidos de preparación, defensa vulnerable y ataque prácticamente sin ocasiones en la portería rival. Esto hace significar la poca conexión entre los bloques del equipo.

En lo que respecta a las bajas, hace unos meses perdió a dos defensores titulares, Viktor Vasin y Georgi Dzhikiya. Posteriormente, se les sumó la sensible baja en ofensiva de Aleksandr Kokorin, tras una lesión de ligamentos cruzados, en un partido correspondiente a Europa League contra Leipzig.

Referido a lo táctico, hay que centrarse en los últimos dos partidos, frente a Austria y contra Turquía, ya que serivirán de ejempo y será un esbozo muy similiar al del primer partido del Mundial.

Frente a Austria, el entrenador ruso Stanislav Cherchesov, alineó de arranque un 1-4-2-3-1, con una retaguardia que muchas veces pasó a ser de cinco hombres en el fondo y retrasando todas sus líneas hasta transformarse en un 1-5-4-1, dejando a un solo punta. Contra Turquía, en cambio, inició con un 1-3-4-2-1, agregando mayor peso en el mediocampo, con una distribución algo más acorde en ataque, para abastecer a su referencia en el área contraria, pero con la misma filosofía en el fondo.

Pasando a brindar más detalles sobre los nombres que componen esos esquemas tácticos, en portería se encuentra el jugador, tal vez más influyente, el capitán Igor Akinfeev, siempre parejo en su labor.

Como centrales, se perfilan Ignashevich y Granat o Kutepov. Todos son de espigado físico y experientes en la tarea, pero bastantes lentos en sus movimientos. Por esa circunstancia, es que uno de los dos pivotes se inserta momentáneamente en el medio, aportándole mayor firmeza y así acortando los espacios. Los laterales, Kudryashov por izquierda y Fernandes o Smolnikov por derecha, tienen buen desplazamiento por la banda, pero en reiteradas ocasiones se lanzan al ataque sin demasiada trascendencia, quedando colgados y no regresando a su posición.

El déficit general del equipo, son los movimientos lentos en retroceso y una transición defensa-ataque demasiado previsible

En la zona media del esquema, encontramos un doble pivote, conformado por jugadores de similares características, Zobnin y Kudryaev o Gazinskiy. Son dinámicos, pero la contención es la tarea primordial y en la salida desde el fondo se encuentra su mayor deficiencia, no por voluntad propia, sino por la poca vinculación de los receptores en ese primer pase.

Por las bandas, dos interiores que muchas veces ofician de extremos, Samedov por banda diestra y Zhirkov por banda siniestra. Poseen buen recorrido y una presencia bastante positiva en ofensiva, creando peligro si se les da espacio.

Por el centro y como mediapunta ofensivo, una joven promesa, muy rico técnicamente, Aleksandr Golovin, quién es el generador de juego por naturaleza. Si tiene un compañero a su lado, por ejemplo, Erokhin o Dzagoev, pueden distriubuir mejor esa zona del campo y así permitirle transformarse en un gran asistidor.

De último y de referencia de área, un jugador con gol y que se mueve adecuadamente en el área, Smolov. Esta tarea también puede ser realizada por Dzyuba, con un porte físico mayor y más poderío aéreo. Como recambio destacado en ofensiva, cuenta con Cheryshev, formado en el fútbol español y actualmente con gran presente en Villarreal. Otra carta en ataque, puede ser Aleksey Miranchuk.

El rival del debut, será Arabia Saudita, donde aspirará a lograr una victoria que despeje estas incertidumbres preliminares. Luego se verá las caras contra Egipto, para después cerrar el Grupo A contra Uruguay. El estratega ruso, tendrá que ajustar el equipo, ya que la rotación constante hace que no esté nada definido en estos días previos.

Está claro que la selección local y anfitriona del Mundial contará, en todos sus partidos, con el apoyo de su gente, pero deberá hacer un papel digno dentro del campo para justificar dicha ventaja e intentar defender su territorio en el Mundial.

Autor: Nico Ravelo

Futbolófilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s