Cristian Pavón: Una carrera a toda velocidad

Acaso uno de los jugadores más relevante y desequilibrante en el último tiempo del fútbol argentino, un pasado, su presente actual, inmejorable para su edad, y un futuro de los más prometedores de los jugadores que actualmente son sub 23.

El cordobés de 22 años, nacido en Anisacate una localidad del interior de la provincia de Córdoba, realizó las inferiores en el club Talleres de dicha provincia. Adquirido por Boca Juniors en una suma que rondaba los 14 millones de pesos (argentinos), en ese momento jugaba en la segunda división del fútbol argentino. Automáticamente fue cedido a préstamo sin opción de compra a Colón de Santa Fé que también por esas épocas disputaba el ascenso a primera división.

Es un jugador que disputó los mundiales sub 17 de los Emiratos Árabes en 2013 como así también el mundial sub 20 en el 2015 que se desarrolló en Nueva Zelanda y en Julio de 2016 fue convocado al sub 23 que dirigía en ese entonces Julio Olarticoechea, con quien disputó los Juego Olímpicos de Río de Janeiro. En noviembre del 2017 es citado a la selección mayor por Jorge Sampaoli para disputar los amistosos contra Rusia y Nigeria respectivamente, dejando una imagen más que positiva colaborando con dos asistencias a Sergio Agüero en cada partido.

Kichan o “el gordo” como le dicen sus compañeros, es un jugador que ocupa lo posición de extremo derecho/izquierdo y hasta desarrolló la posición de volante por derecha, dicha posición la ocupó en la selección nacional y hasta en su propio club, cuando quedaba en inferioridad numérica por expulsión de algún compañero, por ende, es el primero en ocupar una posición más retrasada en el campo en caso de que sea necesario.

El punto sobresaliente de este gran jugador es la velocidad con la que se desplaza en el campo, tanto para salir desde su propio campo y pasar rápido al ataque, como también para realizar desbordes, o realizar contragolpes letales a máxima velocidad. Esta característica fundamental en su juego, permite que sea el máximo asistido en el actual Bicampeón del fútbol argentino con doce asistencias y seis goles.

Se transformó en el jugador emblema del ataque Xeneixe, no por capricho, sino que en ataque, comenzó el torneo jugando con Darío Benedetto y Edwin Cardona, soporto la ausencia de ambos por lesión, cambió de compañeros asistiendo a Walter Bou, Carlos Tevez,Junior Benitez y el último en llegar que también fue asistido por él, fue Ramón Ábila en torneo local como en Copa Libertadores de América. Todos los compañeros rotaban y el único en seguir jugando sin faltar u partido fue Cristian Pavón.

La evolución constante queda reflejada en las siguientes situaciones, en ataque puede jugar por derecha, lugar por donde desborda y asiste permanentemente, si juega de extremo por izquierda, logra una buena sociedad con Frank Fabra y a su vez si realiza un enganche el arco queda de frente a la pierna que mejor maneja, la diestra, y así se hace los espacios para poder disparar de media distancia aprovechando su potencia de piernas. Mejoró la paciencia, el tomarse un tiempo antes de desprenderse de la pelota, para así lograr mayor certeza en sus pases letales previos al gol. En defensa, colabora con el medio campo y hasta con los marcadores de punta propios, su gran despliegue, y estado físico le da un plus para recorrer 60 metros para realizar una recuperación o también realizar un relevo cuando algunos de sus compañeros pasan al ataque y no llega a retomar su posición habitual a tiempo, eso es Cristian, mucho sacrificio, velocidad, insistencia y perseverancia.

Citado a disputar el Mundial Rusia 2018, es una gran realidad-promesa, y ya es uno de los jugadores más codiciados por equipos de Europa. Lo intentó el Zenit, sin suerte, y ahora quien venga por él tiene una cláusula de recisión de U$S 36 millones, Napoli, Atlético de Madrid, y PSG son algunos de los equipos que lo siguen de cerca, posiblemente después del mundial sean unos cuantos más.

Una carrera a máxima velocidad es la que vive Cristian David Pavón, la que aún no llegó a su techo y por la que se espera mucho más. Último dato de color, el gol más rapido en la historia de Boca Juniors, ¿saben quién lo hizo? Si él, 11 segundos le bastaron en la Copa Argentina vs Guemes de Santiago del Estero para contar con dicho récord.

Autor: matiasmartinez23

La actitud no se negocia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s