Dinamo Zagreb: La vuelta al trono

Dinamo Zagreb pudo volver coronarse en una temporada donde los equipos tuvieron subidas y bajadas en sus rendimientos y los equipos más humildes pudieron hacerle frente a los grandes de la categoría donde clubes perdieron oportunidades claves para conquistar sus objetivos. En este artículo desarrollaremos lo ocurrido en la temporada 2017/18 en Croacia.

La temporada 2016/17 fue el fin de la hegemonía del Dinamo Zagreb por parte del NK Rijeka, que obtenía su primera liga en su historia. Tanto Dinamo Zagreb como el NK Rijeka tenían como objetivo el título. Hajduk Split aparecía en la lista pero con opciones más remotas. Dinamo Zagreb pudo imponer su chapa y con viejos conocidos como El Soudami, Ademi, Dani

Olmo y un joven con más experiencia como Ante Coric pudieron hacerse con la punta donde mantuvieron el liderato desde principio a fin sobre a sus rivales.

Rijeka que perdió a grandes valores del equipo campeón (Franko Andrijasevic uno de los más importantes) trataba de seguirle a la margen del equipo con goleadores como Heber y Gavranovic y con Filip Bradaric en el mediocampo pero una racha de tres derrotas seguidas (Dinamo Zagreb, Osijek y Lokomotiva Zagreb) hacían despegarse bastante del liderato.

El orgullo de Dalmacia, Hajduk Split, atravesó momentos difíciles con Joan Carrillo al mando del equipo. Defensa endeble y un equipo sin identidad y una idea clara de juego hacían que perder paciencia en el equipo. La gota que rebalsó el vaso, derrota contra el recién ascendido Rudes 2-3 en el Poljud que hacían terminar con la era Carrillo. Zeljo Kopic agarraba el mando del equipo buscando un equipo más ofensivo con más presión y llegaba a fin de año invicto con grandes juego de equipo. Con Kopic en el banquillo, los seguidores del Hajduk Split tenían esperanzas.

La venta de Gavranovic, goleador del Rijeka al Dinamo Zagreb, fue lo más transcendente en el parón invernal. Hajduk Split repatriaba a sus filas al centrocampista Mijo Caktas pero perdía una pieza clave en el ataque, Frank Odhanza se iba por el sueño chino y el dinero que iba a ganar en abundancia.

Una segunda etapa donde los equipos que peleaban por el título perdieron partidos claves con equipos de menor talla donde resalta las dos derrotas del Dinamo Zagreb contra su equipo afiliado, Lokomotiva Zagreb, que lo venció 4-1 y 3-1 respectivamente. En la primera derrota, Mario Cvitanović era despedido del equipo y Nikola Jurčević tomaba el equipo.

La irregularidad del Dinamo Zagreb hizo que el Hajduk Split se pusiera a tres puntos de la punta, el 22 de abril en el Poljud se jugaba el partido de la temporada, Hajduk Split subirse como líder contra el Dinamo Zagreb que no era el mismo que en la primera etapa del año y que ya lo había vencido en la temporada.  En lo que fue un partido muy igualada e intenso, Mario Gavranovic con su doblete llevaba a su equipo al triunfo y ese partido fue clave para la posterior corona del Dinamo Zagreb. Mijo Caktas había marcado el empate provisional pero no alcanzo. Después de ese partido Hajduk Split, pudo ganar solo 1 de los 5 partidos restantes donde quedo en un tercer puesto bastante duro.

Dinamo Zagreb volvía a coronarse campeón de la liga croata pero por el trabajo que realizaron en la primera parte del campeonato. Estuvieron cerca de perder el liderazgo pero victorias claves como derrotas de los equipos escoltas hicieron que pueda coronarse.

La final de la Copa de Croacia la ganó también el Dinamo Zagreb sobre el Hajduk Split con un gol del jugador más sobresaliente de la temporada, Mario Gavranovic, agrandando las heridas del conjunto Dálmata.

La temporada de 2017/18 culminaba con un doblete para los azules de Zagreb pero teniendo en cuenta que el año 2018 no fue bueno y que tiene que trabajar mucho si quiere repetir título el año que viene. Hajduk Split con la desazón de que por errores propios en puntos clave en la temporada no se hizo con ningún título pero ha comparación de años anteriores ha mostrado grandes progresos y es optimista para el próximo año. Rijeka tuvo un año de transición para volver con fuerza.

Fue una temporada donde la regularidad no estuve presente. Muchos equipos tuvieron subidas y bajadas en sus rendimientos pero el Dinamo Zagreb pudo aprovechar su momento de gloria y compensarlo con obtener victorias claves.

En otro aspecto muchos clubes tuvieron problemas financieros, Istra 1961 debe ser el ejemplo de ello donde pasaron muchos meses sin cobrar y puso en foco muchos problemas que tienen los jugadores para poder desarrollar su oficio. Ojala que esto cambie y nos concentremos en lo importante, el futbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s