Resumen de temporada: Premier League

Algunos miembros de nuestro staff han analizado la temporada de la Premier League, liga ganada por el Manchester City. Además de realizar el XI ideal para los que vimos más asiduamente la liga, también cabe realizar un pequeño análisis de la temporada que tuvo algunos equipos rindiendo por encima de su nivel, pero varios por debajo.

XI ideales:

Manuel Tadeo | 1-4-3-3: David De Gea (Manchester United); Antonio Valencia (Manchester United), Gary Cahill (Chelsea), Chris Smalling (Manchester United), Andrew Robertson (Liverpool); NGolo Kanté (Chelsea), David Silva (Manchester City), Kevin De Bruyne (Manchester City); Sadio Mané (Liverpool), Mohamed Salah (Liverpool), Harry Kane (Tottenham).

Manuel Luna | 1-4-3-3: David De Gea (Manchester United); Kyle Walker (Manchester City), Nicolás Otamendi (Manchester City), Vincent Kompany (Manchester City), Ben Davies (Tottenham), Kevin De Bruyne (Manchester City), Dele Alli (Tottenham), Ander Herrera (Manchester United), Mohamed Salah (Liverpool), Sergio Agüero (Manchester City), Harry Kane (Tottenham).

Alex Machado | 1-4-4-2: Hugo Lloris (Tottenham), Kyle Walker (Manchester City), Virgil Van Dijk (Liverpool), Davinson Sánchez (Tottenham), Ben Davies (Tottenham), Sadio Mané (Liverpool), Paul Pogba (Manchester United), Kevin De Bruyne (Manchester City), Leroy Sané (Manchester City); Mohamed Salah (Liverpool), Harry Kane (Tottenham).

Los equipos de los tres miembros de nuestro staff coinciden en varios nombres propios que ha tenido esta temporada, tres de ellos son Mohamed Salah, Harry Kane y Kevin De Bruyne. La capacidad asistidora de este último y la goleadora de sus acompañantes hace de ellos los jugadores más determinantes de una liga que deja a sus equipos entre los cuatro que disputarán UEFA Champions League.

Si tal vez debamos hablamos del Tottenham Hotspur de Manuel Pochettino. El equipo del Norte de Londres ha vuelto a tener una temporada brutal, con doble competencia y pudo competir. Ese es el mérito máximo del entrenador rosarino, hace capaz de competir a su equipo en Premier League y en el máximo torneo de clubes europeo, tal vez si, tenga un debe importante que sea el poder definir realmente este tipo de torneos y ser un real protagonista, sobre todo de la liga doméstica, el gran “debe” de los Spurs. No obstante, el proyecto está vivo y es real. Los jugadores que llegan se acoplan a una idea de juego y se ficha de manera meditada sin ningún ápice de improvisación.

A su vez, en esta temporada tuvo una grata revelación. El Burnley dirigido por Sean Dyche. Pese a perder a Michael Keane, un emblema en la defensa, pese a su juventud el equipo granate no desentonó realizando una temporada soñada, llegando al 7mo lugar de la tabla de posiciones, aspirando a la UEFA Europa League hasta el final de la temporada.

Con un bloque duro de jugadores Dyche ha cimentado una temporada en donde no pudo destacar en su capacidad goleadora, algo normal, ya que posee delanteros que han tenido buen nivel en Championship (2da división inglesa), mas no en la categoría de élite de Inglaterra. No obstante, en la defensa supo marcar las diferencias. Desde la dureza del mediocampo con Jack Cork o Steven Defour a una zaga también bastante rocosa, pese a perder al mencionado Keane. Tampoco debemos olvidar a Nick Pope, su portero que ha tenido grandes actuaciones.

Pero la temporada inglesa también tuvo sus sombras. Nosotros decidimos decantarnos por Chelsea, Arsenal y Southampton.

En primer lugar, el campeón defensor. Antonio Conte quedó corto en su guión a la hora de llevar a su equipo a un bicampeonato o al menos a pelear el título de liga. Esta temporada le pesó algo que la pasada temporada no tuvo: la doble competencia. Y el equipo se quedó corto, pero además no tuvo los rendimientos de la pasada temporada. Pedro Rodríguez no fue tan punzante como la pasada temporada y no hubo esa sinergia con el belga Eden Hazard que fue asistente y goleador en varios pasajes de la liga en el equipo blue. Y por otro lado, la temporada pasada tuvo a un delantero centro que facilitó todo el andamiaje del equipo, pero su sucesor, Álvaro Morata no estuvo ni cerca a la altura de las expectativas, pocos goles pero por sobre toda las cosas un equipo que le creó muchísimas opciones de gol, desde distintos sectores del campo y que el español jamás pudo aprovechar.

En un intento desesperado, el entrenador nacido en Lecce fue por Olivier Giroud. Un delantero con la capacidad física para soportar un rival encima, jugar de espalda al arco y poder anotar en momentos claves, pero este Giroud no es el mismo que llegó a Emirates Stadium procedente del Montpellier hace muchos años ya.

Chelsea se queda con un premio demasiado corto para su inversión y sus pretensiones, siendo esta una de las peores temporadas ligueras del club bajo la presidencia del ruso Roman Abramovich.

En segundo lugar tenemos a Arsenal. En una temporada donde pudo aspirar a un poco más, y se pudo llevar algún título terminó como siempre desde hace más de un lustro, con las manos vacías. El equipo de Arsene Wenger navegó por los puestos de Europa League y el ya clásico cuarto lugar durante toda la temporada.

Pero una pésima gestión de fichajes, ya que se fue Alexis Sánchez y jamás se trajo un relevo, pero además llegaron jugadores que no se necesitaban en este momento como Pierre-Emerick Aubameyang y Henrikh Mkitaryan que de todos modos aportar bastante más que muchos jugadores que ya estaban en el club, además una muy mala campaña fuera de casa logrando un solo triunfo, ante Huddersfield en la última jornada de liga (en la despedida justamente de Arséne Wenger).

Y para cerrar, Southampton. Un proyecto que parecía mucho más ambicioso de lo que muestran sus resultados. El equipo Saint tuvo varios puntos de inflexión a lo largo de este proyecto que comenzó la temporada pasada con Claude Puel, al menos hasta donde duró el entrenador francés, pero los cambios constantes de entrenadores es un punto altamente negativo, pero además la ida de jugadores claves, sobre todo lo de Virgil Van Dijk a mitad de temporada dejando al club bastante flojo en la zona defensiva ya que el holandés disimulaba por todos lados las falencias en la zaga.

El final de temporada del Soton, fue elocuente. Terminaron festejando en la penúltima jornada el mantener la categoría, cuando tal vez, el equipo debió estar en la misma situación del mencionado Burnley.

La Premier League deja atrás una temporada donde la emotividad en la definición del título fue secuestrada por la efectividad del Manchester City de Pep Guardiola, pero además el acceso a Europa tampoco fue tan emotivo por la ineficiencia de los dos equipos más laureados de la capital del país. No obstante, la zona baja de la liga tuvo emociones hasta el final y el juego, como siempre es sumamente atractivo. La temporada que viene será momentos de cambios: un Arsenal sin Wenger luego de 22 años, Chelsea con la obligación de pelear por la liga, y tanto Jose Mourinho como Pep Guardiola con el objetivo fijo de llevarse la competición. Veremos que nos depara el 2018-2019.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s