La obsesión que se puede terminar

A la espera del choque trascendental por la quinta jornada de la Copa Libertadores de América entre Junior de Barranquilla y Boca Juniors, repasamos algunos puntos fundamentales en los que creemos que el conjunto de la ribera tendrá que hacer hincapié para lograr una victoria en tierras cafeteras.

Evitar los errores propios, suena sencillo y obvio decirlo, pero en estas instancias cualquier falla puede ser garrafal o puede traer consecuencias en el juego, porque al cometer un error puede acarrear la falta de confianza para enfrentar lo que queda de partido, Boca ya sufrió esto en el partido con Palmeiras en la Bombonera. Sabemos que el arco y la defensa del xeneixe están en la mira, pues bien, este es el momento de tener ese partido que se debe, siendo sólidos y solventes a la hora de la marca y en la toma de decisiones sobre todo a la hora de las pelotas aéreas o en el manejo del balón al salir desde el fondo.

Generar juego asociado, en el medio campo, desde los pies de Pablo Pérez en adelante, contando con las subidas de sus laterales que permanentemente se proyectan más la ayuda de sus extremos tanto de Cristian Pavón como los de Edwin Cardona, y sumado a la experiencia de Carlos Tevez. Respaldados por la solvencia que genera tener en recuperación a Wilmar Barrios y Nahitan Nandez.

Con esto queremos dejar en claro que entendemos la importancia en ataque que tiene Cristian Pavón, pero Boca Jrs. no puede depender solo de un jugador, teniendo en cuenta que se juega en condición de visitante y con un clima totalmente adverso, sumado al nerviosismo que reinará en los 90 minutos.

Las incógnitas del DT, al finalizar esta edición no estaba confirmado el equipo, pero las dudas que generó Leo Jara provocó que se tenga en cuenta a Julio Buffarini, y a su vez entre Frank Fabra y Emanuel Mas. Si pasamos al centro de la cancha tenemos la duda entre Wilmar Barrios por su lesión y su posible reemplazante que sería en caso de no recuperarse el mismo Sebastian Perez que de a poco intenta volver a tener ruedo y ganarse la confianza de propios y extraños. Nahitan Nandez aporta sacrificio, recuperación y pelea a la hora de disputar el balón, pero en su lugar aparece un resurgente Emanuel Reynoso que tiene más fútbol a la hora de la creación, pero, escasea en la recuperación y a la hora de replegarse. Arriba y para finalizar lo único seguro es la presencia de Cristian Pavón y Carlos Tevez, hay que ver como evoluciona Edwin Cardona, sino en su lugar entraría Ramón Ábila.

Demasiadas dudas en un partido trascendental para Boca Jrs. En la Copa, y quien sabe también para la continuidad de Guillermo Barros Schelotto en el puesto de director técnico, a pesar de estar a la puerta de un bicampeonato en la Superliga Argentina, esto no sería suficiente para los objetivos propuestos por el club en este 2018, por que como todos los hinchas xeneixes cantan la Copa Libertadores es una obsesión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s