Los jóvenes talentos al servicio del Real Madrid

El Real Madrid, por tercera vez consecutiva vuelve a estar en una final de UEFA Champions League; tras levantar las ediciones de Milan y de Cardiff, espera en Kiev por Roma o Liverpool.

Lo cierto es que hoy, el Madrid salió a la cancha con cuatro jugadores de corta edad, dos españoles, en ellos estará la lupa de nuestro artículo. Por un lado Lucas Vázquez y por el otro Marco Asensio.

A todos nos sorprendió en la semana cuando se daba la noticia de que Lucas Vázquez se desempeñaría como marcador de punta por derecha, ya que es un volante cuyo destaque es más el ataque que la defensa, sin embargo Zidane, se decantaba por él en el puesto de número 4 ante la baja de Carvajal y el retorno exigido de una lesión de Nacho. Asensio sin embargo, venía de entrar muy bien en el partido de ida, incluso, marcando un gol fundamental; no sorprendía su ingreso, menos por la posición en la cual jugaría, su posición natural de volante por izquierda.

El primer tiempo de Lucas Vásquez fue bastante ajetreado; el entrenador francés decidió colocar al croata Modric contra esa banda para ayudarlo en la marca. A los 3´ el Bayern estaba arriba por un gol que vino del lado derecho pero se gestó precisamente en la banda izquierda. En el primer tiempo, el tándem Alaba-Ribery pudo más que Vázquez-Modric, aun así, a pesar de ganar las espaldas constantemente, prácticamente no generaron situaciones de gol claras que hayan hecho pasar zozobras a la defensa merengue.  Lo que si no logró fue una proyección en su carril, lo que hubiera estado más que interesante, al así poder fijar al menos al marcador de punta izquierdo bávaro, el austríaco Alaba. Solo en una jugada clara al minuto 35’ esa dupla croata-española logró generar una presión alta y junto con la ayuda del delantero Benzema (de estupendo partido), robar una pelota en terreno contrario. Otra estrategia que pudo ser empleada era intentar fijar a Alaba con Cristiano Ronaldo, de hecho, finalizando la primera etapa se intentó y se logró pero solo en esa jugada aislada.

Por el lado del mallorquín, a sus jóvenes 22 años, va adquiriendo un papel de relevancia muy grande en el equipo, siendo una pieza fundamental hoy y a futuro. Hasta los primeros 20´ no entró mucho en juego, pero con un simple movimiento hizo más que muchos otros jugadores. Si ustedes se fijan, para el primer gol del “Gato” Karim, Marcelo envía un centro muy bueno, pero estando solo, sin marca, ¿Por qué se genera esto? Por un simple pero notable movimiento de Asensio, él va a cerrarse hacia el medio y le va a dejar libre el carril a Marcelo para su subida, pero además de dejar el espacio, lo libera de marcas, pues, el lateral o el volante que tenga la fija de su marca se cerrará también y así aprovechará la velocidad y calidad del lateral brasileño para  pasar y centrar.  Este movimiento lo realizó todo el primer tiempo y parte del segundo. No obstante, aunque no se dio en demasiadas oportunidades en este partido, cuando Marco Asensio se cierra se abre, nada más ni nada menos que Cristiano Ronaldo y genera un tándem con Marcelo que es sinónimo de peligro. El otro movimiento que experimentó fue cambiarse de banda para entrar más en juego, lo que en cierta medida sirvió.

Para la segunda mitad; tanto Lucas como Modric terminaron amonestados por salvar sus espaldas con infracciones.  A los 72´ minutos, se da el aclamado ingreso de Casemiro, con este, Asensio pasó a banda zurda para contribuir en la marca con Vázquez y Modric –ya amonestados ambos-; a su vez, el ingreso de Sandro Wagner hizo que sobre ese costado se diera una lucha titánica: Lucas Vázquez-Modric-Asensio vs Lewandoski-Ribery-Alaba. Sin duda el movimiento del centrodelantero polaco a la banda no sirvió demasiado y el tándem lo ganaron los de la casa blanca. Cuando el partido se moría pero el vigor y el ímpetu lo hacían de nunca acabar ingresó por Asensio, Nacho, pasando este al lateral y devolviendo a Lucas Vázquez a la zona de volantes, siendo importante en los descuentos aguantando el balón arriba.

No deja lugar a ninguna duda que la ausencia de Casemiro en el once inicial fue muy notoria, ya que el doble pivote Kovacic-Kroos, no siente la marca como Carlos Enrique y además, al Kovacic fijar mucho su marca en James Rodríguez no permitió que hagan una de las principales tareas de los pivotes, cubrir los espacios que dejan sus compañeros; entonces cuando a Lucas Vázquez le ganaban la espalda no había un Casemiro para cubrir ese espacio, debía salir el zaguero y mover toda la defensa. Otro punto a destacar es el recorrido –al cual no está acostumbrado- que realizó Modric en forma extraordinaria y de no ser por él, los errores en esa banda hubiesen sido mucho más graves. En cuanto a la labor de Marco Asensio, como decíamos al principio no fue muy notoria pero fue clave en todos los aspectos.

Los jóvenes talentos del Madrid ya están en Kiev y esperan por Roma o Liverpool, ¿Podrán estas dos joyas merengues estar a la altura de una final de Champions?

Autor: Manu Tadeo

Amante del fútbol...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s