El último vals del Profesor

Son días especiales en el Norte de Londres. El hombre que reformó al punto de darle un vuelco de 180 grados al club más importante de esa zona de la capital inglesa está a 360 minutos de finalizar un ciclo de más de dos décadas al mano de Arsenal. En el que declaró que no se va por su voluntad… básicamente que le echan del cargo. Con ese dolor ha tenido que planificar el final de la temporada.

Old Trafford y Manchester United, pese a ganarle (como fue costumbre en su mandato) el pasado fin de semana le rindió tributo a un hombre que además de ser un entrenador de fútbol referencia en el fútbol internacional también se ganó el respeto de propios y extraños.

Este jueves, su Arsenal, su casa durante casi una vida disputará -bajo su mando-, el último partido (o el penúltimo) por una competición europea. El Wanda Metropolitano recibirá la vuelta de una serie por UEFA Europa League que se le tornó cuesta arriba a los chicos de Wenger, por el simple error de Laurent Koscielny, que su compatriota Antoine Griezmann aprovechó de gran manera. Era un partido mucho más sencillo de lo que a priori todos imaginamos, el trámite con la correcta expulsión tempranera de Vrsaljko marcó aún más el ritmo que ya traía el partido. Un Arsenal que acorraló a un rival que se defendió con todas sus grandes herramientas pero que, rara vez pudo lastimar corriendo la cancha, como suelen hacerlo.

Las ocasiones surgieron, pero se desaprovecharon. Este partido, es una muestra clara de la última década de Wenger al mando de Arsenal, como aquella persona distraída que mira su teléfono mientras espera el transporte colectivo que lo lleve y se lo pierde, Arsenal ha perdido cada uno de los ómnibus que los podrían llevar a la gloria. Gloria que, por errores propios en la mayoría de los casos, se le ha hecho esquiva.

El remozado estadio del Atlético Madrid verá y será testigo, de tal vez el último tango, o más bien vals de Arséne Wenger al mando de su creación. Pero, ¿qué podremos esperar de ese juego?

Caigo en la necesidad y en la necedad también de que más allá de matices (no creo que Atlético juegue con 10 hombres durante ochenta minutos nuevamente) será un juego similar, con Arsenal buscando un gol, el que necesita para, al menos, forzar un tiempo extra en caso de recibir otro y con un Atlético Madrid replegado defendiendo en el último tercio de terreno con Godín y Savic, pegados a Jan Oblak.

La problemática de Arsenal es la que hemos visto durante toda la temporada (y en la década mencionada), una gran creación de oportunidades de gol, pero sin poder de concreción. Aunque, debemos señalar que en las últimas jornadas y sobre todo en Europa League, ha abusado de la capacidad para ensanchar el terreno de juego y finalizar las jugadas con centros al área. “A mi juego me llamaron” comentan en el equipo español, es que debe haber pocos equipos en la elite de Europa que sepan defender balones laterales con la solvencia del Atlético Madrid.

Los londinenses deberán aprovechar los carriles centrales, el quitar de su zona de confort a Savic y Godín, que sufren si salen de “la cueva”, aprovechar la espalda de los pivotes, lugar que Mesut Özil debe explotar al máximo. Esperar por un Ramsey atacando desde segunda línea, para que justamente aproveche los huecos dejados por Welbeck y Lacazette.

Todo esto, para generar un gol. Y claro, estar bien plantado para los contragolpes, donde más ha sufrido Arsenal desde que está Arséne Wenger en el club.

Cuesta creer en un Arsenal finalista de Europa League, más si vemos que en los últimos siete juegos recibió siempre, al menos un gol, y que ganó menos de la mitad de estos. A su vez, Atlético Madrid solamente encajó cuatro goles en toda la temporada como local, y hace once no le hacen un gol en su feudo, en cambio Arsenal perdió todos sus encuentros ligueros como visitantes, inclusive ante equipos que se van a segunda o que son muy inferiores.

Pero también pienso, que el fútbol como deporte tirano que suele ser, le debe una última noche mágica a Arséne Wenger y sus muchachos.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

3 thoughts

  1. Me perdí más de la mitad del mandato de Wenger al frente del Arsenal, no es para cualquiera estar 22 años al frente de una institución de su calibre, aquel Arsenal comandado por Henry dentro del campo que por vídeos y cuentos he visto era una maravilla, de lo mejor de la historia del fútbol.
    En cuanto al partido de mañana, creí al Atlético Madrid preso de su falta de pragmatismo, monótono es su juego “defensivo” y muy dependiente del rubio francés en el ataque, sin embargo con esa idea de juego las cosas le vienen saliendo, está a punto de meterse en UCL y a 90 minutos de un final UEL. No sé qué estrategia puedan emplear los de Londres para sorprender al Cholo y sus dirigidos, pues el partido que se plantea es el que más le gusta jugar al colchonero.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yendo al partido que tendremos en unas 14 horas… eso que mencionas debe resonar en la cabeza del entrenador alsaciano, Wenger debe estar carcomiéndose la cabeza pensando en como contrarrestar los efectos y las virtudes de un equipo que tendrá todo un escenario a favor y que el 0-0 no le parece un resultado incómodo, ni mucho menos.

      Creo que es momento de que vuelva la línea de tres, que piense en atacar, en tener la pelota pero jamás quedando mal parado como lo vimos dos o tres veces la semana pasada en Emirates.

      Le gusta a 1 persona

      1. La línea de 3 en ocasiones le ha dado resultado a este Arsenal, recuerdo una final de Copa de la Liga si no me equivoco, que derrotó al Chelsea campeón de la EPL. No sé qué zagueros dispone para utilizar; creo que su compatriota Koscielny, Mustafi (no es de mi agrado) y tal vez Chambers o mismo Monreal puede dar una mano;no cabe duda que ninguno se destaca por gran velocidad y la línea de 3 defensores puede favorecer este funcionamiento. Lo que si, deben estar acompañados de laterales con buen ida y vuelta, no sé quiénes podrán cumplir esa función. Lo que no hay duda, es que va a ser un partido imperdible por lo futbolístico y por lo emocional también, hoy quienes no somos hinchas de Arsenal, hinchamos por Wenger.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s