La última jornada de La Liga vista desde Andalucía

BETIS vs EIBAR

Colgado el cartel de “No hay entradas”, lucía el Benito Villamarín para recibir a su Real Betis.

Con trayectorias opuestas, se presentaban en el campo, un Betis, con racha de 3 victorias seguidas (Alavés, Espanyol, Getafe) y el Eibar que arrastraba 4 jornadas sin conocer la victoria.

El Betis planteaba un once muy modelado estas últimas jornadas: 3-5-2, mucho mimo al balón, profundidad en los laterales, doble pivote de ida y vuelta, entre líneas un mago y arriba explosividad pura. El Eibar, con muchas bajas, y algunos futbolistas con su futuro lejos, trazó su habitual 4-4-1-1, con dos líneas muy arropadas, Jordán entre líneas, y arriba Kike García a lo Robinson Crusoe.

Los primeros 15 minutos, fueron, lo que Mendilibar avisó en la previa, presión asfixiante a la salida de balón del Betis, mucha verticalidad por banda derecha, y falta de clarividencia en los metros finales. A medida que la presión del Eibar iba perdiendo efecto, Guardado y Fabián iban conectando con Boudebouz, y sobre todo con un voluntarioso Barragán que se desplegaba con mucho criterio por la banda.

Fruto de estas conexiones por el costado diestro, Barragán filtra un bonito pase al espacio, que corre Sergio León y se planta delante de Dimitrovic para definir con clase y colocar a su equipo por delante. El resto de la primera parte, es un juego de control verdiblanco y un Eibar más pendiente de mantener resultado que de ser más ambicioso.

La vuelta de vestuarios, trae un cambio táctico en el conjunto armero, Orellana, que estaba jugando a pierna cambiada por la izquierda, empezó a tener libertad y aparecer por otras zonas, y complicar el repliegue del Betis, pero nuevamente, esta apuesta de Mendilibar, dura 10 minutos y el Betis vuelve a controlar el ritmo del partido.

Fruto de ello, llega una nueva internada de Barragán hasta el fondo, con fe filtra un pase al area chica rival y es Arbilla, quien con un toque instintivo introduce la pelota en porteria propia. Ahora sí que con 2-0 y un desgaste serio por una presión más constante, el Eibar está pensando más en ir preparando el siguiente encuentro, que en intentar sacar algo del partido.

El Betis, por su parte, sigue a lo suyo, toque, toque y toque, contemporizar bien y abrir muy bien las bandas.

Los últimos 10 minutos se podían resumir en: Queremos batir el record de Rubén Castro. El delantero canario, entró a falta de 10 minutos, el equipo lo buscó incesantemente con el objetivo de convertirse en el máximo goleador de la historia del Betis, pero no tuvo la puntería suficientemente afinada para cantar gol, y le tocará esperar nueva oportunidad.

El Betis que presenta en La Liga, su candidatura al quinto puesto, y con una racha de 4 victorias consecutivas, espera al próximo viernes a un Girona al que espera descolgar de la pelea y vivir cómodamente el tramo final de temporada casi asegurando la clasificación continental.

CELTA vs SEVILLA

Vigo, 16:15 de la tarde, en la cancha dos equipos irregulares en liga.

Por una parte, un celta que con Unzué, no está logrando ser sólido en la temporada, y por otra parte, un Sevilla, que con Montella ha logrado buenísimos resultados en Copa del Rey y Champions, pero que su asignatura pendiente sigue siendo la liga.

El Celta, se plantaba con un 4-3-3 con un centro del campo casi de memoria, Lobotka-Wass-Tucu Hernández, y arriba con la novedad del canterano Brais Méndez acompañando a Pione Sisto y Aspas. El Sevilla, por su parte, mantiene el bloque al que Montella le ha dado confianza, con un doble pivote N’Zonzi-Pizarro con Banega mas descolgado, por derecha Sarabia, izquierda para Sandro y arriba el goleador Ben Yedder.

Sin duda, en el partido, hay que subrayar un nombre propio: Iago Aspas.

Está sacando billete para Rusia, porqué el rendimiento del gallego se lo está mereciendo con creces. Al delantero celtiña, le da igual arrancar por derecha, con Maxi en punta, o en este caso, jugar como referencia ofensiva, que va a dar un rendimiento excelente.

Bien es verdad, que el Sevilla, comenzó mandando en el partido, teniendo algunas ocasiones, pero fue el Celta, con una jugada afortunada que Arana terminó introduciendo en propia puerta. Luego, el Sevilla abrió sus líneas y trató de ser más profundo con Sandro y Sarabia tirando diagonales, pero la puntería les falló.

Aquí es cuando resurje la figura de Sergio Alvárez que saco un par de manos muy buenas, y sobretodo Iago, que estuvo incisivo y muy certero en los metros finales. El resultado final, 4-0, sigue dándole razones a Lopetegui para que cuente con Iago Aspas en el mundial de rusia.

El Sevilla continúa bloqueado en Liga, y parece otra cara con respecto a lo que muestra en Champions, que ha derrotado a todo un Manchester United, y le ha peleado la ida de cuartos al Bayern. Montella tiene deberes porque con la derrota se ha complicado la clasificación a Europa y quedar fuera de Europa, sería un fracaso mayúsculo a pesar de disputar la final de Copa del Rey y estar en cuartos de Champions.

Mientras que el Celta, que se aferra a pelear por la clasificación a Europa League, mantiene su sueño intacto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s