Esperanza sin Neymar Jr.

Es probable que estemos ante una de las últimas –sino la última- carta de Unai Emery para seguir sentado en el banquillo del París Saint-Germain como ‘director’ del equipo. Lo más paradójico de todo, es que esta ‘última’ carta, se la va a jugar sin su máxima estrella y jugador reluciente de un plantel plagado de futbolistas que esperan derrumbar, una vez más, ese muro que supone la Copa de Europa. Neymar Jr. sufrió una lesión en su tobillo que casi le aparta, sorpresivamente, de la Copa del Mundo en algunos meses. En la balanza se puso la eliminatoria contra el Real Madrid y la participación con Brasil en Rusia el próximo mes de junio. Un torneo que se puede ganar solamente cada cuatro años, evidentemente primó más. De alguna manera, por todo lo que enreda el futbolista brasileño, esta baja podría significar una ‘ventaja’ en el hecho de preparar un partido bisagra. Es decir, lo que obliga con su sola presencia, dentro de un grupo de jugadores con un libreto que muchas veces no queda del todo claro por parte de su entrenador, y que la mayoría de tiempo vuelca sus propósitos en conjunto sobre sus aleros estrellas, la baja del ‘10’ se antoja como una única posibilidad de intentar, todos bajo una misma estrategia, dar vuelta una serie en un Parc des Princes abarrotado, esperando un partido histórico en el que les toque sonreír bajo una noche premiada de juego, luego de que el año pasado les tocara llorar en lo que parecía una sentencia, ya en Francia.

El último partido por Ligue 1, el nacido en Fuenterrabía, optó por guardar nombres como Edinson Cavani, Marco Verratti o Marquinhos. Julian Draxler fue el elegido para ocupar el puesto del killer uruguayo y Di María estuvo reemplazando a Kylian Mbappé. Thiago Motta fue reservado en el banquillo de entrada y fue el rockero, Adrien Rabiot, quien estuvo presente para no alterar los planes con balón del equipo parisino. Los nombres que conformen el equipo titular que saldrá a por la épica ante los de Zinedine Zidane va a ser una incógnita hasta una hora antes del partido, pero Emery deberá poner sobre el tablero sus intereses, en principio, como equipo para luego sobre el contexto, trata de recuperar una serie que en los últimos minutos en el Bernabéu se alejó de forma ‘inmerecida’. La paciencia y rotación que pueda tener con la pelota, será una de las claves. Por dónde transite esta misma, también. Quedó claro que al golpe por golpe, sin una eficacia que es una de las ramas del juego más importantes, el partido cayó para un equipo que probablemente, no tenga un ‘estilo’ de juego que le permita resaltar, aún más, sus enormes figuras individuales, pero sí una jerarquía propia de un estilo ganador que se ha enaltecido en su naturaleza histórica. La ‘mejora’ goleadora en los últimos partidos de Cristiano Ronaldo, con la vuelta de Gareth Bale y un Karim Benzema, inexplicablemente, bajo las lupas de todos los ‘aficionados’ merengues, han tenido un efecto rebote sobre una ‘BBC’ que vuelve al foco de atención en una noche grande Champions League. Una de las que no era tema de conversación hace bastante tiempo. Simplemente queda decir que se vienen, en primera instancia, 90 minutos de un partido apasionante, en el cual el PSG buscará ser parte de la historia, pero ya no por una derrota memorable, sino por una victoria heroica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s