Blues y Culés, un duelo moderno

Cuando se develaron los octavos de final de la Champions League 2017/18 las luces, sin dudas, se fueron con el enfrentamiento del defensor bicampeón y el equipo que tiene esta competencia como obsesión, al que parece ser lo único que motiva en su día a día. Pero cuando pasó la euforia de los primeros momentos, y analizando todos los cruces, el que más me llamó la atención es el choque de los Blues ante el equipo de Lionel Messi, que es lo mismo que decir Chelsea vs Barcelona.

Creo que el campeón de la Premier League 16/17 se está recuperando de la siesta de esta temporada y está listo para enfrentar al equipo español de par a par. Ya no se extraña al Diego Costa en Stamford Bridge y no se lamenta la lesión de David Luiz. Antonio Conte, el estratega nacido en la ciudad italiana de Lecce, tiene preparado y en perfectas condiciones a sus jugadores.

Chelsea no parte como favorito, pero si hay un equipo que complica al Barcelona en Champions es sin dudas el equipo de la clase alta de Londres. Recordado es el gol en el minuto 93 de Andrés Iniesta en el semis final de la edición 2008/09, dándo el pase a la final y a la que sería la primer Champions League ganada por Pep Guardiola como entrenador.

¿Pero si no es favorito, puede igualmente eliminar al FC Barcelona?

Conte ha recuperado su mayor arma que es la defensa, con dos caras nuevas como el danés Andreas Christensen y el alemán ex Roma Antonio Rüdiger por el lesionado David Luiz y por decisiones técnicas Gary Cahilll. Ellos, más Azpilicueta forman el tridente delante de Courtois y están respaldados en banda izquierda por Marcos Alonso, mientras que en derecha por el nigeriano Victor Moses.

Sacando al nigeriano que nació futbolísticamente como un hombre de ataque, los otros cuatro integrantes  de la defensa tienen, desde lo físico y técnico todo lo que se puede exigir a defensores de nivel Champions League: son rápidos, grandotes y muy aguerridos en la marca, sobretodo el ex Olympique de Marsella Cesar Azpilicueta.

Enfrente, para probar esto que decimos de los “soldados” de Conte estarán el mejor jugador del mundo, el mejor 9 del momento, y una de las mejores promesas como Ousmane Dembélé.

Si Messi elige tirarse al lado derecho y hacer su jugada característica de derecha al centro, su primer escoyo será el más duro tal vez para el rosarino, porque desde el medio llegará la ayuda de N´Golo Kante, que se sumará a Marcos Alonso y al primer central por ese costado Rüdiger. Igualmente creo que no enfrentar a Azpilicueta es una ventaja a favor de Messi.

El punto más flojo, si se puede decir, sin dudas está en el ataque. Un equipo que no cuenta con un goleador es difícil que llegue a la meta final de coronarse campeón de algo, pero esto es solo una serie de 180 minutos en la que esa falencia puede que no aparezca. Hazard es el crack y el mejor anotador en lo que va de la temporada. En él está depositada la esperanza de gol/juego. Del belga esperamos que tenga su partido consagratorio en esta competencia llevando a su equipo a cuartos. No sabemos qué esquema pondrá Antonio Conte en cancha, si se la juega por poner a los más veloces como contra el Arsenal en la semifinal de Copa Pedro, Hazard y Willian o sacar a este último y poner un nueve de contextura como Morata o el recién llegado Giroud. En mi opinión que Willian y Pedro tengan más que preocupado a Jordi Alba y Sergi Roberto es un punto a favor para los ingleses.

Hablamos de la defensa y ataque de los blue para llegar a donde para mi está la clave y ésta tiene un nombre propio: Cesc Fábregas tiene la llave para que Chelsea se quede con el pasaje a cuartos. Serán decisivos si el español puede meter esos pases entrelineas a los delanteros y si puede encontrar esa bola que quedará tras la presión que harán los de Conte en la salida de Barcelona.

Chelsea en modo Premier está presionando alto con la línea de ataque y el medio con la defensa se adelantan pero muy unidas entre no así entre la primera y segunda línea en la cual hay cierta distancia. Que Hazard vaya encima de Busquets podría tener mucho sentido para el equipo inglés, tratar que quede desconectado con los tres de arriba y que la única forma de encontrarlos sea un balón largo donde en número de jugadores y en potencia física Chelsea es mucho mas.

Habrá que esperar qué decide el técnico italiano, ya que esta temporada no tiene un once ni tampoco un esquema fijo, puede jugar con 5-2-3 (Willian, Hazard, Pedro), un 5-3-2 (Kante, Bakayoko, Fábregas), o 5-2-3 con una referencia de área.

Por último, el fútbol es dinámica de lo impensado, así que ya veremos.

Autor: Juan Repetto

Seguidor del fútbol mundial, fanático, casi enfermo pero es lo que hay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s