Sin pena ni gloria

Si bien en el derbi de la ciudad de Barcelona, por Copa del Rey vio sus primeros minutos en cancha, en la última jornada de Liga debutó como titular el mediocampista brasileño Philippe Coutinho; en un partido que se le dificultó mucho al FC Barcelona y apenas pudo, sobre la hora, llevarse el triunfo frente al Deportivo Alavés de la ciudad de Vitoria y prolongar su racha sin derrotas en Liga.

El Pequeño Mago de 25 años comenzó el encuentro recostado sobre la banda derecha, intentando en todo momento meter diagonales para habilitar a sus compañeros, tarea que no le fue nada fácil ya que todo el equipo Culé fue, en todo el primer tiempo, bien contenido por los defensas Albiazules y por quedar, al enganchar hacia adentro, con su pierna menos hábil.

Ante la difícil entrada al área rival, el Barcelona intentó de distintas formas; una de las variantes tácticas que experimentó fue el cambio posicional entre Messi y Coutinho, retrasándose el primero y Coutinho ocupando su lugar en la delantera junto a Luis Suárez. Esto no tuvo demasiado resultado ya que Coutinho no logra desempeñarse de la mejor manera en esa posición.

Hasta los primeros veinte minutos se lo vio bastante activo, con cierta libertad para jugar y regateando como solía hacerlo en el Liverpool. Luego mermó su participación en las ofensivas culés hasta que cerca de terminar el primer tiempo logró asociarse, no demasiadas veces, pero cuando lo hizo de muy buena manera con el veloz lateral Semedo, generando algunas paredes que despertaron alarmas en la defensa Babazorra.

Philippe Coutinho contabilizó un tiro al arco, un regate, una entrada y acertó el 89% de los pases que dio.

También en pequeños pasajes del partido, Phil, se ubicó en la posición de media punta por detrás de Suárez y Messi, una posición en la todos teníamos expectativa de ver, sin embargo no generó demasiado, para lo que los defensores del Alavés tuvieron su cuota parte de responsabilidad.

Los cambios de laterales que realizó Valverde no favorecieron la labor del brasileño, que prácticamente no logró asociarse con el español Sergi Roberto. Tanto es así que 15 minutos más tarde le costó la salida del equipo para el ingreso de Paco Alcácer.

Donde más gravitó fue contra la banda derecha, donde más tiempo jugó. Logró asociarse algo con Semedo, un tándem que más pulido puede ser muy importante. Además nos demostró algo, que puede jugar junto con Iniesta, ante todas las especulaciones de que uno jugaría en el Liga y el otro en Copa hoy demostraron poder jugar juntos y Coutinho demostró que puede jugar del mismo lado que su pie hábil, aunque sea algo que lo saca de su zona de confort –ya que estaba muy acostumbrado a jugar a pierna cambiada para enganchar hacia adentro-.

Igualmente, nos deja con ansias verlo por la zona izquierda como supo hacerlo en el Liverpool, ya sea en el medio campo o como extremo

Philippe Coutinho contabilizó un tiro al arco, un regate, una entrada y acertó el 89% de los pases que dio. No fue un parido perfecto, tampoco uno para el olvido. Fue un debut, sin pena ni gloria.

Autor: Manu Tadeo

Amante del fútbol...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s