Un empate con distintas sensaciones

Por la cuarta ronda de la FA Cup, se enfrentaron el modesto equipo galés Newport County de la ciudad de Newport, a 12 kilómetros al este de Cardiff, y el conjunto londinense de la máxima categoría del fútbol británico, Tottenham Hotspur.

El encuentro se disputó en el pequeño estadio Rodney Parade, en la ribera del Río Usk, con un aforo de tan sólo casi 8,000 localidades.

De movida, la presión alta de Newport County, sumado a las malas condiciones del campo de juego, propiciaron salidas desacertadas de los centrales spurs y por consecuente peligro inminente sobre el arco de Tottenham.

Con el correr de los minutos, el conjuno londinense intentó acortar espacios, recuperar terreno y adelantar líneas, además aumentar la posesión del balón. Newport amainó su empuje inicial y Tottenham logró generar peligro con alguna incidencia aislada del incesante Harry Kane, siendo suministrado, en la mayoría de las veces, por los medio centros Sissoko y el joven Walker-Peters.

En el vaivén del partido, Newport consigue el gol tan anhelado. A partir de una repetida, pero eficaz jugada de Ben Tozer, implementando un saque de banda con la fuerza necesaria para llegar al área en forma de centro; tras un rechazo de la defensa, Robbie Willmott renueva la jugada con un envío al segundo palo, encontrando por la espalda a la referencia de área Padraig Amond, que con un certero golpe de cabeza esquinado, manda la pelota al fondo de la red, para el deliro de todo el estadio.

Animado por este gol, el equipo galés asedió en reiteradas chances el arco defendido por el guardameta holandés Michel Vorm, sin lograr aumentar el marcador. El primer tiempo culminó sorpresivamente con la victoria parcial del pequeño equipo de la League Two -cuarta categoría del sistema de ligas de gran bretaña-.

Para la segunda mitad, Pochettino mandó a la cancha a Heung-Min Son, intentando obtener mayor vértigo por la banda izquierda.

Tottenham no consiguió, en gran parte del partido, el manejo en el mediocampo. Por lo tanto, entre la faja defensiva y el ataque, en ciertos momentos, no existía conexión y por ende, generación de juego y abastecimiento a los puntas.

Pasados 20’ del segundo tiempo, el DT argentino realizó el segundo cambio, ingresando Dele Alli y retirándose, sin acciones notorias, Fernando Llorente. Pochettino buscaba agilidad y sorpresa para complementar a Kane, que no bajaba los brazos buscando el empate.

En los últimos minutos, Eric Dier se trasladó al medio y junto al tercer cambio, Davies, se fortaleció la mitad de la cancha. El lateral derecho Kieran Trippier, se soltaba por la línea como escape para poder centrar desde el flanco y así favorecer a los atacantes en las arremetidas por el área rival.

Tanto aguantó el equipo galés, que en un saque de esquina ejecutado rápidamente y al primer palo, la pelota es redirigida con un taco aéreo de Son al segundo poste, descolocando a toda la defensa y descuidando, nada más y nada menos que al goleador Harry Kane, quién la empujó al gol para empardar las acciones. Un quedo defensivo que desvarató el buen trabajo de todo el partido.

El encuentro tuvo unos últimos minutos de especulaciones en cúanto al resultado, pero no saliendo del empate, concluyendo que el austero cuadro Newport County hará historia al jugar el replay en el mítico y majestuoso Wembley de Londres.

Autor: Nico Ravelo

Futbolófilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s