Liverpool y su desequilibrio

El partido del día de ayer fue una clara muestra de lo que ha sido el Liverpool en esta mitad de temporada. Un equipo en defensa y otro equipo totalmente antagónico en ataque.

Desde la llegada del entrenador alemán, el Liverpool forma con un claro 4-3-3; sin embargo, el pragmatismo que presenta lo hace cambiar de sistema durante los partidos en una forma más que interesante.

En el caso del encuentro disputado en el Emirates Staduim, Coutinho fue de la partida, empezó el encuentro ubicado recostado sobre la izquierda de esa línea de tres mediocampistas; sin embargo, poco duró en esa posición, ya que el equipo se tiró al ataque rápidamente y esto hizo mover un poco el esquema de juego, pasando de 4-3-3 a una especie de 3-3-1-3, subiendo el marcador de punta por izquierda Robertson a la línea del medio, retrasando al lateral derecho, en esta oportunidad Joe Gomez y adelantando su posición Coutinho quedando detrás de Firmino como un media punta. Este movimiento tuvo sus réditos, ya que rápidamente lograron el primer tanto del encuentro a los ´26 minutos. El gol generó en los reds otro movimiento táctico, pasar de ese 3-3-1-3 a un 4-4-2, ya que Mané se retrasó hasta casi un volante por derecha, Coutinho bajó unos metros y se ubicó casi en doble pivote dejando en este caso a Emre Can más libertad para ir a marcar contra la línea de cal izquierda. Aun así, no resignó ataque, ya que dejó como dos lanzas a Salah y Firmino arriba y con cualquier movimiento podían recibir la ayuda de Coutinho o Mané.

Sin embargo, lamentablemente para los dirigidos por el ex entrenador del Borussia Dortmund, lo peor de este Liverpool tuvo su momento en este partido: la defensa. Tanto Joe Gomez como Robertson son laterales de segunda línea, por algo suelen ocupar un lugar en el banco de relevos; el primero un marcador central devenido al lateral derecho por la lesión de Clyne, pero que sentó en forma bastante aceptable, el segundo, el ex Hull City un joven lateral que fue traído como una apuesta a futuro pero ya está teniendo minutos por la lesión de Alberto Moreno, tampoco ha sentado mal pero ha mostrado ser uno para atacar y otro para defender, como se diría en el FIFA18 “Alto-Normal” muy buena proyección pero poca defensa. Mientras que en la zaga es donde se encuentran las peores falencias del equipo, Klavan no parece ser siquiera un marcador central de segunda línea, es demasiado lento y tampoco puede compensar la falta de velocidad con gran marca. Lovren, tiene mejores condiciones pero tampoco es un clase A, tiene las mismas falencias rítmicas que su compañero se zaga el día de ayer. Tampoco Matip es un clase A, pero de los tres parece ser el más capacitado para ocupar un lugar en la zaga del cuadro más laureado de la ciudad de Liverpool.

En el medio sí, hay muchos jugadores y muy buenos. Milner, Henderson, Can, Wijnaldum, Lallana o hasta Coutinho y en alguna oportunidad Chamberlain pelean por solo tres lugares en cada partido.

El día de ayer el Liverpool mostró su gran capacidad ofensiva y su triste capacidad en defensa, por eso, logró marcar tres goles pero no pudo evitar recibir la misma cantidad. Veremos si en el próximo mercado de fichajes logrará traer a una buen zaguero para estar ahí si listo para pelear la Premier League o incluso algún lugar alto en la UEFA Champions League.

 

Autor: Manu Tadeo

Amante del fútbol...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s