Intercambiando estilos

Como te contamos en los artículos de análisis anteriores, por más que el Barcelona desplegaba un fútbol exquisito que los dejaba en la primera posición de La Liga, en base a mantener la posesión del balón, el Real Madrid se había acostumbrado a también dominar ese estilo, además del que pega justo con su perfil, el contraataque. Para este partido, se esperaba que todo lo aprendido fuera llevado a cabo, y quedarse con tres puntos vitales para recortar distancias, pero por varios motivos, fue todo lo contrario, una goleada “Culé”. Aquí te contaremos dichos fundamentos, que convirtieron una navidad blanca y hermosa, en una semana negra y con problemas para el club.

Ambas alineaciones poseían un fuerte mediocampo, con una línea de cuatro con los futbolistas de más calidad por afuera, para acompañar a ambos delanteros al llegar al área. Como era de esperarse, el partido comienza con viento a favor del local desde el primer minuto, empujados por su gente. Incluso avisan apenas arrancado el encuentro, con un gol que le anulan por posición adelantada al astro portugués, Ronaldo. Todo eran llegadas blancas, pero lo que no llegaba era el gol, puesto que del otro lado, Ter Stegen fue figura. La zaga “Blaugrana” no podía parar a la locomotora “Merengue”, pero la defensa contraria, tampoco estaría a la altura, y la primera clara del partido, es a favor del visitante, que se topó con un Navas también inspirado, como el alemán. Con los arqueros como figuras, y con casi todas las llegadas de parte del Madrid, se va al descanso el partido.

La segunda parte, comienza al revés que la primera, con llegadas “Culés”, pero bien controladas por el portero costarricense, pero la siguiente no pudo pararla. Busquets limpia la jugada y Rákitic transporta la jugada casi cuarenta metros sin nadie que lo marcara, y sirve a un costado a Sergi Roberto, que deja sólo a Suárez, con la única tarea de empujarla a la red. Primer tanto, que demuestra graves falencias en lo defensivo, y despierta la desesperación del Real Madrid para empatarlo.

Desde ese momento, se dio vuelta el partido. De ser completamente dominado por Real Madrid, a ser tomado por Barcelona. Minutos más tarde, otro error en la zaga, que no puede evitar los repetidos rebotes en el área y Carvajal termina cometiendo penal con la mano, penal que Messi cambia por gol. Las llegadas visitantes se hicieron cada vez más peligrosas, pero Navas seguía inspirado, a pesar de los dos goles concedidos. Entre medio, el local intentaba despertar, ya con Bale y Asensio en cancha, pero también fue la noche de Ter Stegen. Sobre el final, en el minuto 92´ llega una jugada típica del “Barça”, pero esta vez con roles invertidos. Desborde y pase atrás de Messi para que llegue Aleix Vidal, que ingresó en lugar de Sergi Roberto, y la empuje a la red, dejando con poca reacción a Keylor.

Finalizado el partido, y las esperanzas de alcanzar a corto plazo al mejor equipo de La Liga hasta el momento. Buen planteamiento de Valverde, que superó ampliamente a las decisiones de Zidane, y ambos arqueros que tuvieron su noche perfecta, o por lo menos una muy buena para Keylor. Kroos y Modric convencen jugando por afuera, pero los opacaron los malos partidos (o planteamientos) de los volantes centrales. Toca planificar todo de nuevo el Real Madrid. ¿Podrán remontar La Liga?

Autor: Federico Rodríguez

Cabeza fría, corazón caliente, la pasión es lo primero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s