De Tuertos y Albos | Parte 1

El próximo domingo llegará la tan ansiada final del Torneo Intermedio; Nacional y Defensor se disputarán el primer Torneo Intermedio de la historia. Como lo marca la tabla acumulada del año, los dos mejores equipos de la temporada hasta la fecha.

Nacional por historia y presente, tiene la obligación de ganar el Intermedio, -al igual que Peñarol, claro-. Esta obligación se agranda al escapársele el Torneo Apertura en la penúltima fecha frente -justamente- al rival de turno, Defensor Sporting.

El equipo tricolor tiene realmente un muy rico plantel, con recambios de lujo para el medio. Para empezar tiene en el arco uno de los mejores guardametas del medio -sino el mejor-, Esteban Conde. Todos los periodistas en nuestro país se deshacen en elogios con las actuaciones del “Coco”, la mayoría de ellos destacan que a pesar de que no tenga nunca una gran cantidad de tapadas, tiene una o dos por partido que son claves, lo que lo convierten en un golero de cuadro grande. No hay dudas, es así, a lo cual se le suma lo que no ven todos, el liderazgo que tiene en el plantel, por más que no sea capitán, es quien ordena el fondo y partido a partido deja su garganta en la cancha. A esto se le suma su fantástico juego con los pies, sin problemas mete cuatro o cinco pases de volea que en grandes porcentajes llegan a destino a punteros o laterales en salidas rápidas, además de ser siempre un apoyo de los defensas o mediocampistas en cada salida. Un gran golero, de gran presente que tuvo en el Apertura y en este Intermedio su cúspide, lo que lo llevó a ser citado y jugar en la Selección Uruguaya.

En la línea de fondo es donde tal vez estén los mayores inconvenientes del equipo. En este Intermedio, los laterales sin dudas fueron el punto más flaco del equipo, en medio del torneo dijo adiós Sergio Otálvaro, el colombiano emigró a tierras guaraníes para jugar en Olimpia. Fucile y Espino, no mantuvieron su nivel, se los ve a ambos muy flojos en la marca, regalando sus espaldas constantemente y con subidas no muy certeras últimamente, sin dudas decayeron y rompe los ojos la incorporación de un nuevo lateral en el período de pases que se abrirá luego de la culminación del torneo. En la zaga sin embargo, una de cal y una de arena. El capitán Diego Polenta a pesar de no pasar su mejor momento desde que está en Nacional siempre rinde y sus momentos “bajos” por así llamarlos son ampliamente aceptables. A su lado Rafa García es un jugador muy temperamental pero en el juego es muy irregular; ha tenido partidos muy buenos, y muy malos, cierres claves y errores garrafales por lo que su rendimiento en balance ronda el aceptable. A esto se le suma la promesa defensiva del equipo el joven Agustín Rogel que ante lesiones y suspensiones ha rendido y con creces, incluso marcando goles, por el fútbol uruguayo, esperemos disfrutarlo unos años al menos.

En la mitad de la cancha recién ahora después de todo un torneo corto, Lasarte encuentra el doble cinco, -que en ocasiones puede sumársele otro marcador como parece ser para esta final- Arismendi – Carballo.  El “Mama” es sin dudas el jugador emblema de Martín Lasarte; el técnico siempre lo mantuvo en el equipo y él, en este torneo principalmente le responde con bunas y regulares performances. A su lado Felipe Carballo, un orgullo de cualquier nacionalófilo, con tan solo 21 años se ganó la titularidad en el equipo tricolor. Comenzó siendo el sexto mediocampista detrás de Arismendi, Romero, el “Tata” González, Rodríguez y Porras. Incluso quedando afuera de convocatorias  jugando en las reservas; sin embargo hoy, en buena ley, se gana la titularidad; un volante mixto, con marca, con buen juego, con llegada y con gol ¿Qué más se puede pedir? Que no emigre sería una de las mejores contrataciones que podría hacer Nacional.

Arriba hay también muy buen material. En este Intermedio se consolidó el tridente; Fernández, Aguirre, Viudez. El cual se deshizo con la lesión de Aguirre y se reformó con Hugo Silveira por el centro. Rodrigo Aguirre es el revulsivo, el distinto del equipo, en este Intermedio jugó 5 partidos y marcó 5 goles Los números hablan por sí mismos. En varias ocasiones se encontró muy solo Rodrigo, y aun así logró sacar adelante partidos muy importantes. Seba Fernández no había jugado nunca tirado hacia la banda izquierda, sin embargo luego de adaptarse lo hizo de muy buena manera, demostrando que a pesar de sus 32 años está más vigente que nunca, con piques cortos a gran velocidad ganándole incluso a jugadores mucho más jóvenes que él; por si fuera poco logró marcar 4 goles en 7 partidos. Por último analizaremos lo hecho por Tabaré Uruguay Viudez, un jugador sumamente desequilibrante, rápido, ágil, muy regateador. Si bien no marcó goles, es también un diferente, posee una gran clase y estando bien físicamente es un jugador que todo equipo quiere. Sin embargo se nota una gran diferencia en sus primeros tiempos que en sus segundos. Su mayor problema parece ser la irregularidad. Y su mayor virtud las asistencias.

Este Nacional es según la tabla acumulada del año el mejor equipo de la temporada. Argumentos le sobran, nombres también pero ¿Podrá con los violetas? Precisamente, los de Acevedo vienen con mucho viento en la camiseta tras ganar el apertura y derrotar a Peñarol en un dramático e histórico partido 9 contra 11.

 

Imagen de portada: http://www.decano.com

Autor: Manu Tadeo

Amante del fútbol...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s