Finalmente se te dio, Rijeka

Por primera vez en sus 70 años de vida, Rijeka pudo gritar campeón en la máxima división. Después de muchos años de lucha peleando y a veces con la mano negra que se imponía en el medio, como en la temporada 1998-99, un fallo arbitral no le permitió lograr la victoria y Dinamo Zagreb terminaría coronándose ese año. A los años y gracias a una investigación, se pudo saber influencias hacia el árbitro de aquel partido donde no solo había sido influenciado por directivos sino también por el presidente de Croacia en ese momento, Franjo Tudman.

Después de varios años sin ser protagonista, en 2012, un italiano se presentó en la ciudad. Su nombre era Gabriele Volpi y se quedó con el 70% del club, mientras tanto la ciudad se quedó con el 30% restante. Con la llegada de Volpi, apareció más dinero y empezó a verse las mejoras en el club. No solo se clasificaba a competiciones europeas sino que llegaba a la fase de grupos de UEL, algo que para los clubes balcánicos era todo un logro.

Creo que la primera vez que todos escucharon hablar de Rijeka fue en los enfrentamientos contra el Sevilla en la fase de grupo de Europa League donde Andrej Kramaric era el jugador distinto del equipo croata y sus actuaciones lo llevaron al Leicester con un fichaje record en el club blanco de Rijeka.

En el torneo local se vio sus progresos año a año, donde al Hajduk Split lo empezó a relegar al 3er puesto pero para salir campeón había que pasar al equipo (según algunos dichos) siempre favorecido de la HNS, Dinamo Zagreb. Todavía recuerdo cuando ganó la Supercopa Croata en el año 2014 y me preguntaba si podía ganar la liga… y finalmente en la temporada 2016-17 se pudo alzar con el título.

El éxito del Rijeka tuvo un gran balance en el equipo donde en cada sector de la cancha contó con jugadores que jugaron a un gran nivel y logrando progresar tanto a nivel individual y grupal partido a partido. En la defensa con los carrileros Marko Vešović y Stefan Ristovski no solo fueron importantes defensivamente sino que también ofensivamente donde ambos fueron los mayores asistidores del equipo.  Con un mediocampo con Filip Bradaric y Franko Andrijasevic , ambos surgidos de la cantera del Hajduk Split, dieron el orden del equipo y la creación de juego. Además el Rijeka termino siendo el equipo más goleador teniendo a Franko Andrijašević, Mario Gavranović, Alexander Gorgon y Roman Bezjak superando la barrera de los 10 goles.

No solo triunfo en la liga croata sino también demostró su superioridad en la Copa del país donde se tuvo que cruzar las caras contra el Dinamo Zagreb y que con doblete de Gavranovic logró la victoria 3-1. 4 días antes, el Dinamo Zagreb lo goleó 5-2 al Rijeka por lo que presumía de un partido más disputado en  la final en Varazdin que finalmente el club blanco se impuso.

No solo pudo coronarse en la máxima división, sino también pudo conseguir el doblete. Después de poder errar esa herida del pasado y gracias a la inversión del italiano Gabriele Volpi, Rijeka pudo crecer progresivamente no solo al nivel deportivo sino también que estructuralmente (está en marcha la reconstrucción del estadio Kantrida y se ha mejorado las instalaciones de entrenamiento) y a nivel social. Ahora será más difícil el desafío con el interés de varios clubes de las mejores ligas de Europa en jugadores claves del primer equipo y el recambio que eso conlleva, saben que siguiendo la misma línea de trabajo que viene usando pueden llegar nuevos trofeos a las vitrinas del club blanco.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s