La primera vértebra de sus columnas

El puesto de arquero, es, sin temor a equivocarme, el más sacrificado. Porque un delantero puede errar diez goles pero un golero si sale mal diez veces, le hacen diez goles. Tiene una carga de responsabilidad inmensa.

Hoy nos convocan los dos número 1 de los respectivos equipos que se disputarán en Cardiff el reinado europeo.  El interminable Gianluigi Buffon y el ágil Keylor Navas.

Las estadísticas arrojan que el conjunto merengue recibió a lo largo de la copa solamente diecisiete goles, con un promedio de 1.42 goles por partido. Mientras que la La Vecchia Signora acumula el impactante número de tres goles en contra y el promedio de 0.25 anotaciones en propia valla por cotejo. Por supuesto, no son solo los guardametas lo que determinan esto sino, todo el sistema defensivo, pero que tienen preponderancia en esos números es inobjetable.

Keylor Navas es costarricense, mide un metro con ochenta y cinco centímetros y llegó al Madrid en el 2014 tras la salida de Diego López y con Íker Casillas cubriendo aún los tres palos del equipo. Al comienzo no jugaría demasiado, más bien de modo intermitente. Esta temporada, ya afianzado y pulido, fue una de las claves del conjunto blanco, tal vez no tenga diez tapadas por partido pero esas dos o tres que tiene, él debe responder de buena manera y en mi opinión, lo ha hecho.  Para ver un poco los números, de los doce partidos que jugaron los merengues en búsqueda de la orejona Keylor disputó once acumulando los 990 minutos de juego. Acumula un promedio de casi tres tapadas por partido (2.7), y fue clave en la llave de semifinal ante el Atlético Madrid con una tapada doble que hubiese significado un gran golpe para los del Bernabéu.

Otro punto clave en los porteros de hoy es el tema de los pases, tanto cortos como largos. En el fútbol moderno tanto se le pide a los goleros juego con los pies que vale la pena repasar sus respectivos números. Los números de ambos son realmente impactantes.

Keylor acumula un promedio de 23.2 pases por partido, de los cuales, 13.2 son largos y 9.8 son cortos. Dentro de estos números encontramos que de los pases largos el 5.7 son efectivos y el restante (7.7) son imprecisos. En los pases cortos es donde encontramos lo impresionante, el 9.5 son precisos y solo el 0.3 son imprecisos. Los número son fríos, pero aún así arrojan realidades como que Keylor Navas es un perfecto guardameta moderno.

Del otro lado nos encontramos con el interminable Gianluigi Buffon. Gigi, se encuentra en la Juve desde principios de siglo -2001-, tiene 39 años y mide un metro con noventa y uno. Tiene un porte muy importante, pero su estado físico teniendo en cuenta su edad es óptimo. Es el primer eslabón de la estructura del equipo Bianconeri. Son realmente impactantes sus estadísticas. Al igual que Navas, “Supergigi” -como se lo conoce- jugó once de los doce encuentros acumulando 990 minutos, su promedio de paradas por partido en esta competición es de casi 2 (1.8), menos que Navas sí, pero la diferencia está en los goles recibidos, como dijimos anteriormente, tres y diecisiete respectivamente. Gigi ha tenido a lo largo de este torneo un rendimiento sumamente regular tapando en todo momento, sacándole pelotas tanto a Lionel Messi (nunca lo pudo batir) como ha Ante Coric -delantero del Dinamo Zagreb- .

Los números del internacional azzurro en pases también son sensacionales. Realiza un promedio de 24.6 pases por partido. De ellos 11.2 son largos y 13.5 son cortos. Con ustedes la majestuosidad de los números: de los largos, 6 son precisos y 5.2 imprecisos y de los cortos los 13.5 son precisos. Simplemente extraordinario. ¿Qué denota esto? Que un golero de la vieja escuela como Gianluigi Buffon, de la época del juego más frontal tuvo el pragmatismo necesario como para cambiar radicalmente y adaptarse al fútbol moderno de la mejor manera posible, sin errar pases cortos. Aplausos y solo aplausos para el interminable Gigi.

Para el próximo sábado será clave el rendimiento de estos dos baluartes de sus equipos. Porque como dijo una vez Iker Casillas: “Hacer una parada es tan importante como hacer un gol”. ¿Logrará Gigi alzar la última copa que falta en sus vitrinas? ¿O será Keylor quien logre conseguir su segunda consecutiva?

Autor: Manu Tadeo

Amante del fútbol...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s