El mediocampista dominante

En lo que transcurre de la década, debemos tener en cuenta que existen dos equipos en Sudamérica que se desprenden de la paridad y del dominio brasilero. Ellos son: Atlético Nacional y River Plate. A base de títulos, de excelentes actuaciones y sobre todo manteniendo el nivel, han logrado cortar con el poderío del país más grande en extensión del continente.

Pero si vamos al carácter individual, nos encontramos que, por la condición de continente exportador de talentos, es difícil encontrar un jugador dominante en la Copa Libertadores o en la Copa Sudamericana. Europa tiene tipos como Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o mismo Leonardo Bonucci, que son claves en sus equipos pero que tienen ascendencia en la competición en sí. Para explicarme mejor, nosotros sabemos qué ese tipo de jugador netamente dominante va a ganar partidos en parte por su ascendencia, y también sabemos que van a definir el torneo.

Esta situación, se ha atenuado en las últimos tres temporadas. ¿Qué ha cambiado? Los grandes de Brasil han comenzado a generar una tendencia compradora en el continente. Flamengo, Palmeiras, Gremio, Sao Paulo, entre otros, han cambiado de objetivo en el mercado. Hubo una época en donde los futbolistas uruguayos eran muy requeridos, tal vez con Giogian de Arrascaeta (Cruzeiro) como ejemplo del último hombre de esa tendencia. Luego, han comenzado a comprar jugadores argentinos (tendencia bastante vigente, por cierto). Aunque, actualmente, los clubes han comenzado a observar mucho más los clubes de la costa del Océano Pacífico. Peruanos, ecuatorianos, colombianos, chilenos han desembarcado en las tierras de los pentacampeones mundiales.

¿A dónde apunto con esto? Que nos ha permitido tener en el continente a un jugador, que, si bien no está a la altura comparativa de los mencionados en Europa, si ha dominado la competición desde el punto de vista individual y ha llevado al Atlético Nacional a ser campeón de Copa Sudamericana y Libertadores. Hablamos de Alejandro Guerra.

El venezolano ha tenido una primavera tardía en su carrera. Primero deambuló por las juveniles de Caracas FC, para ser cedido a Juventud Antoniana de Salta, que militaba en el Nacional B (segunda categoría de Argentina). En el “Santo” salteño Guerra no tuvo oportunidades de mostrarse en partidos oficiales, por lo que regresó raudamente al equipo de la capital. Ahí hizo sus primeras armas en la competición y además le llevó a debutar en la absoluta de su país.

Pero el verdadero cambio en su carrera es el pasaje a Atlético Nacional en 2014, cuando él tenía 28 años. En su pasaje por el equipo “paisa”, Guerra comenzó a generarse un lugar en el equipo y en los primeros planos futbolísticos de América.

Cuesta creer que un tipo desgarbado y que no llega al metro setenta de altura pueda ser dominante en un fútbol completamente físico y donde los espacios no suelen abundar. Es que las virtudes de su juego lo hacen aparecer por los sitios donde la jugada lo pide. Comienza generalmente sus partidos como mediocentro o mediapunta, siempre acompañado de un pivote que hace el trabajo más sucio, aunque tiene la capacidad de ser tácticamente útil en transiciones defensivas. Desde ese medio centro suele recostarse sobre la banda derecha, como lo hace en su club actual, Palmeiras (que gracias a que ha comprado su ficha, nos permite seguir teniendo en el continente a semejante jugador). Él, al recostarse sobre esa banda, suele triangular con Jean el lateral que tiene subida, y Borja cuando sale del área o Roger Guede, el jugador que acompaña al ariete colombiano también ex Atlético Nacional.

A su vez, los movimientos de Guerra por todo el frente de ataque permiten que siempre sus compañeros estén en supremacía numérica en casi todas las acciones colectivas de juego y encima hace que sus marcadores pierdan su referencia. Por eso, pese a que tiene pintas de que está mayor por su incipiente pérdida de cabello, el estado atlético de este jugador es exuberante por momentos.

En la actualidad, Palmeiras nos permite tener en las noches de Copa a uno de los mejores mediocampistas del continente. Que, además, tiene el honor de ser el primer venezolano en levantar la Libertadores, el primero en participar de un Mundial de clubes, y de anotar en él.

Historias Paralelas

Cuando Alejandro Guerra viajó desde la bulliciosa capital venezolana de Caracas rumbo a la ciudad norteña Salta (Argentina), no lo hizo solo. Pues el Caracas FC envió en calidad de cedidos a nuestro protagonista de hoy, pero también a Paúl “la iguana” Ramírez. Este último, tampoco tuvo la mejor de las suertes en Juventud Antoniana, pero en el Sudamericano Sub20 de Colombia en el 2005, fue titular en su selección, teniendo una gran actuación haciendo dupla en la delantera con Nicolás Fedor “Miku”. Esa actuación le permitió fichar para el Udinese italiano, aunque solo disputó partidos con Ascoli y Bellinzona de Suiza en condición de cedido.

A las pocas temporadas de estar en Europa, un problema en sus riñones lo hizo volver a su país natal. Allí su hermana le donó uno de sus riñones, lo que le permitió mejorar notablemente su calidad de vida. Incluso, intentó volver a la práctica activa del fútbol, pero fue infructuoso. En diciembre del 2011 y producto de su endeble salud, perdió la vida. Siendo una persona sumamente joven. En ese año, Alejandro Guerra comenzaba su camino en el club Mineros de Guayana.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

4 thoughts

  1. Una gran suerte que podamos aun hoy contar con estos jugadores, lastima que no llego en una buena forma al Mundial de clubes 2016 para que el papel de Atl.Nacional sea mejor.

    Me gusta

    1. Si bien llegó a convertir en el Mundial de Clubes es cierto, no llegó con el mejor nivel. Lo que siempre se charla por estas zonas del Mundo. Siendo un continente exportador de jugadores, la distancia entre Julio (cuando terminaba la Copa Libertadores) y Diciembre era clave. Y encima, los campeones de América suelen llegar desgastados.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s