Iago Aspas: como en casa en ningún sitio

Existe un dicho popular que dice que como en casa no se está en ningún sitio. Tu casa; ese lugar donde has crecido, donde te has desarrollado mental y físicamente, donde has dejado tantos años de tu vida. Ese lugar que llevas dentro del corazón, donde todo empieza y las emociones fluyen. Ese lugar que para algunos lo es todo. Ese lugar para Iago Aspas es el Celta de Vigo. El club que le vio nacer como futbolista, que le formó y le lanzó al escaparate del balompié europeo. Tras varias experiencias frustradas en clubes de primer nivel como Liverpool y  Sevilla, el gallego de Moaña ha demostrado que es en Vigo donde mejor desarrollar su juego, donde mayor seguridad muestra sobre el césped y mejores prestaciones obtiene de sus esfuerzos.

iago-aspas10
foto: twitter @aspas10

Tras grandes temporadas forjándose y rindiendo a gran nivel en el club vigués, el 13 de junio de 2013 se oficializaba el fichaje del actual delantero del conjunto celeste por el Liverpool F.C. Los “reds” adquirían en propiedad los derechos del de Moaña por 9 millones de euros. No obstante, y a pesar de las expectativas que se habían generado sobre él, Anfield Road no vio su mejor versión y solo disputó 15 partidos en los que anotó una sola diana. A final de dicha temporada, el Sevilla F.C. se interesó en él, y consiguió la cesión por parte del conjunto de Merseyside por una temporada con una opción de compra de 6 millones de euros. Pero tampoco fue la ciudad de Hispalis donde el gallego mostró al mundo su mejor fútbol. En la entidad sevillista, el “genio de Moaña” disputó 26 partidos en todas las competiciones en los que anotó 10 goles, ganando la tercera Europa League de la entidad hispalense. Insuficiente en un conjunto donde delanteros como el colombiano Carlos Bacca o el francés Kevin Gameiro mostraban un alto rendimiento sobre el terreno de juego. Los de Nervión no ejercieron la opción de compra y se abría para el jugador un incierto panorama. Los rumores de que el Celta de Vigo quería traer de vuelta al que fue su jugador se sucedían en la prensa española. Se abría la oportunidad para que el gallego, que entonces tenía 27 años, relanzara su carrera. Y donde mejor que en casa.

El 12 de junio de 2015, el Celta de Vigo hacía oficial la adquisición de Iago Aspas por 4 millones de euros. El jugador que tantas alegrías había dado al club de Pontevedra, siendo el protagonista principal del ascenso a la categoría de oro del fútbol español en la temporada 2011/2012, volvía a la que había sido su casa. Y desde entonces, su fútbol volvió a ser lo que era. Volvió el Aspas más competitivo, el más seguro en la toma de decisiones, el más goleador. Y no solo volvió aquel joven chico que se fue a Inglaterra el verano de 2013, sino que llegó un jugador todavía mejor. Probablemente su experiencia en tierras inglesas y en la capital andaluza, a pesar de que no fueron lo exitosas que se podían esperar, le sirvieron para adquirir una madurez y un saber competir que no se le había visto hasta el momento. Todo esto, acompañado de una gran plantilla con jugadores como Orellana o Nolito, hizo que la temporada del retorno del “mesias de Moaña” fuera un éxito para los celestes. Después de 10 años, el conjunto pontevedrés volvería a viajar por el continente europeo tras acabar sextos en liga y obtener plaza para la Europa League. El jugador que un día permitió ascender al equipo de sus amores, ahora lo clasifica para jugar en Europa tras varios años en los que la inestabilidad en cuanto a resultados había sido el día a día del conjunto vigués. El círculo parecía cerrarse.

Esta temporada, Iago Aspas está demostrando que lo visto en la anterior campaña no fue un espejismo. El rendimiento del jugador está siendo excelente, y es vital en un equipo que perdió a Nolito este verano, quien decidió ir a recorrer la banda del Etihad de la mano de Pep Guardiola . Con el equipo en media tabla, clasificado para los octavos de final de la Europa League y la Copa de Rey, el celtismo tiene licencia para soñar con otra gran temporada. Habiendo anotado 24 goles desde su regreso, 9 de los cuales esta temporada, el jugador gallego se ha ganado el premio de ser uno de los delanteros españoles más completos. Su zurda, inteligencia y gran movilidad le han servido para entrar en los planes del seleccionador español Julen Lopetegui. Su golazo ante la selección inglesa el pasado 10 de noviembre para empatar a dos un partido disputado Wembley, supone el colofón a una temporada y media extraordinaria.

seleccion
foto: http://www.lavozdegalicia.es

Con todo ello, si algo queda claro es que sobre el césped de Balaidos es donde se puede ver al mejor Iago Aspas. Un chico de Moaña, que tras dos experiencias frustradas decidió volver a casa para dar lo mejor por su equipo de toda la vida. El Celta de Vigo. Porque como en casa no se está en ningún lado.

2 thoughts

  1. Gran articulo Victor! A mi con Aspas me pasa que como hincha de Liverpool lo detestaba, eran muy malas sus actuaciones y cuando fue a Sevilla paso algo similar como vos lo comentas.
    Ahora su segunda etapa en celta (la primera no lo conocia) es terrible de lo buena que esta siendo.
    Tengo que reconocer que me tapo la boca.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s