¿Edinson más que Luis?

La selección uruguaya posee tal vez como nunca en la historia, o al menos en la historia reciente una dupla de delanteros que se mantiene desde hace no menos de un lustro en la élite del fútbol mundial.

Edinson Cavani y Luis Suárez son admirados, codiciados y reconocidos por un talento y un olfato goleador pocas veces visto. Con sus estilos, muy diferentes por cierto, han logrado mantenerse en un fútbol que suele destruir a los jugadores que no tienen la fortaleza mental, física y sobre todo técnica que se requiere fin de semana tras fin de semana.

Pero en este concierto del fútbol europeo, Suárez siempre ha estado por encima, en posibilidades, en cantidad de goles en sus equipos y por ende en rendimiento. Ambos nacidos en Salto, ambos de la misma generación, pero con diferentes destinos al menos en la primera parte de su carrera. Tal vez porque “Lucho” tuvo la posibilidad de jugar en Nacional en su primera etapa, y realmente la “vidriera” de un equipo grande es mejor a la de equipos como Danubio, lugar donde hizo sus primeras armas Cavani.

0000575725
En el centro Luis Suárez y Edinson Cavani durante el Mundial Sub20 en Canadá

No obstante, una vez instalados en Europa, cuando ambos lograron ser titulares, no fue hasta su salto al Liverpool que Suárez comenzó a jugar en una liga al nivel de la de Cavani, que ya era figura de la Serie A, tanto en Palermo como en Napoli.

Luego ambos dieron un gran paso, uno a Barcelona como sabemos y otro a Paris Saint Germain. Y tal vez aquí se haya dado el segundo quiebre de su carrera en Europa. No tiene mucha ciencia, Suárez llegaba a ocupar el lugar del 9 titular en el esquema de un Luis Enrique que buscaba (como debe ser) generar un ecosistema amigable para su gran ancho de espada, Lionel Messi y Luis, era lo que se necesitaba como punta de lanza.

En cambio, Edinson Cavani, si bien llegó a un club donde el objetivo también era apuntalar y potenciar a una figura, que era la de Zlatan Ibrahimovic como se imaginarán. Pero con una salvedad, a Suárez, Luis Enrique lo hizo jugar de lo que sabe, lo puso en su hábitat, las instrucciones eran pelearse con los centrales, distraerlos, abrirle camino y darle libertad al astro argentino. Pero Cavani en PSG era un actor de reparto, fue enviado a la banda a hacer de extremo, desborde con su potencia y centro para Zlatan, cuando a Edinson eso le cuesta.

Laurent Blánc desaprovechó temporadas del mejor Edinson Cavani, obviamente como premio le sacó el máximo jugo al gigante sueco, pero el uruguayo no podía lograr adaptarse a un juego en el que nunca jugó. Ni siquiera en su selección.

Justamente, ¿qué pasa en la selección? Tabárez a adoptado diversos esquemas desde su asunción ya en un lejano 2005 hasta nuestro presente, y si bien Cavani comenzó como centrodelantero fue quien se vio sacrificado a jugar de interior derecho. Pero no sucedió de un día al otro, y el cambio fue en un Mundial, ¡nada más ni nada menos!. El partido con México en aquel 2010 hizo aparecer a Edinson Cavani en posición de volante por derecha, y el resultado fue excelente.

Barcelona's Suarez celebrates after scoring a goal against Real Madrid during their Spanish first division "Clasico" soccer match at Camp Nou stadium in Barcelona
Luis Suárez tras marcarle al Real Madrid

Evidente, la capacidad atlética del jugador de Napoli en aquel entonces le permitía recorrer la banda, ayudar al lateral y encima llegar hasta la línea de fondo para poder asistir tanto a Luis Suárez dentro del área como a Diego Forlán en la zona de mediapunta (otro gran acierto de Tabárez en ese Mundial por cierto).

Ese éxito hizo que esta situación se prolongue. Y Uruguay comenzó a jugar de manera similar en todos los partidos de visitantes, y cuando el rival es superior. Eso que menciona Óscar Tabárez tan a menudo “somos un equipo de respuesta y no de propuesta”. La celeste hace una presión muy alta, aprovechando la hiperactividad de Suárez y la incombustibilidad de Cavani, se roba en 3/4 el rival está mal parado y los delanteros anotan.

Pero obviamente no siempre se puede jugar así, los rivales te estudian. No obstante el sacrificio de Cavani, el ENORME sacrificio de un jugador acostumbrado a las luces en su club, a los flashes y a los festejos, que aquí en su país sea relegado a un actor de reparto es sin dudas un sacrificio magnánimo. Y realmente aquí la gente no lo ha valorado como se merece.

chelseanewscavani-psg
Edinson Cavani anotando por Ligue One.

Por una razón obvia. Luis Suárez tiene en su haber los goles (y no goles) más cargados de épica de los últimos 40 años de la selección tal vez. Entonces su figura, inmensa y la sombra que proyecta hace que todos queden dentro de ella, lo cuál no está mal, pero Cavani no es un jugador para que lo lleven, sino que es quien puede ponerse el equipo al hombro.

Y su momento ha llegado, la sanción de Suárez con la selección le ha permitido volver al área… ¡qué contento y que pletórico se lo podía ver en las conferencias de prensa!. Es que no es mala actitud para con su coterráneo pero era lo que realmente quería. Asimismo, el cambio costó y mucho. Dos Copas Américas, la situación con Jara, el fracaso en Estados Unidos. La sombra de Suárez se hacía inmensa, casi como para tapar todo el Centenario.

Pero la Eliminatoria comenzó y el hizo goles, pero su nivel se mostró en la fechas posteriores a la Copa Centenario, ante Paraguay y Venezuela fue un verdadero azote. Y ya de delantero centro, compartiendo esa posición con Luis Suárez.

Comprendiendo que cuando uno sale del área le deja el espacio a otro, que cuando la pelota viene por bajo el que sale es Luis, que ha adquirido un manejo increíble en Barcelona (contagio del buen pie que se maneja ahí), y cuando el balón viene por arriba, se práctica una jugada típica de este proceso de Tabárez, Cavani salta a pelear (donde casi siempre gana) y Suárez ya sabe que debe ir corriendo antes. Para una muestra clara de esto, el segundo gol ante Inglaterra en Brasil 2014.

URUGUAY VS. INGLATERRA
Luis Suárez y Edinson Cavani festejan el primer tanto ante Inglaterra en Brasil 2014

Edinson Cavani comienza a crecer en la Eliminatoria, tanto que es clave en el andamiaje ofensivo de la selección y tanto a que Uruguay supo más o menos sobrevivir a las primeras fechas sin Luis Suárez pero ante la falta del otro delantero ha sufrido más. Es que salvando las distancias la tarea de “Lucho” es más “sencilla”, pero para ser Cavani hay que tener una fuerza, una potencia y una resistencia tal que no cualquier físico lo soporta.

Y la frutilla de la torta la podemos buscar en Francia. Unai Emery nos ha hecho un favor a todos, Cavani de 9. Y los resultados a la vista, el goleador del equipo en Liga y en Champions League. Además es el goleador en las Eliminatorias para Uruguay.

No se si logré responder la pregunta de la cuál partimos este análisis de dos ENORMES delanteros, pero creo haber puesto en estas palabras un poco de justicia para un delantero que supo esperar la chance y mientras tanto transpirar la camiseta como el que más, incluso aprendiendo un rol totalmente nuevo. No obstante cabe solo disfrutar del juego de ambos cracks.

 

 

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s