Una inestabilidad clásica

El próximo Domingo se disputará una nueva edición de uno de los derbis con más títulos internacionales del Mundo. Peñarol vs Nacional se medirán a las 17 horas de Montevideo en un partido que últimamente ha traído muchísimas emociones pero poco fútbol, o al menos bien jugado.

Ambos equipos llegan con realidades muy dispares, ya que Peñarol  está teniendo uno de sus peores torneos cortos y Nacional llega pugnando por el campeonato con Danubio dirigido por Leonardo Ramos. Dispares en ese sentido, en su posicionamiento en la tabla. Porque en el nivel futbolístico son bastante parejos donde los errores y desatenciones defensivas están a la orden del día, tanto así que llegan ambos tras ser derrotados por Cerro y Defensor Sporting respectivamente.

c16_mg_5314_1-1
Santiago Romero festeja el 3er tanto que le daba a Nacional el Uruguayo 2014-15

A su vez, su realidad en relación a su juego las dudas son bastante similares en ambos equipos, y no es para menos. La defensa será un punto clave y los dos equipos aún no definen quienes son los que integrarán las líneas de cuatro que presetarán Curutchet en Peñarol y Lasarte en Nacional.

Comenzando a analizar las virtudes y falencias del local, podemos decir que el último campeón uruguayo como mencionamos tiene su punto débil en la defensa, si bien ha adquirido jugadores que a priori generaban mucha expectativa como Maximiliano Perg de muy buen torneo con Fénix y además el brasilero Bressan proveniendo de Gremio de Porto Alegre, eran las fichas por las cuales Peñarol pensaba asegurar el arco comandado por el joven Gastón Guruceaga.

Pero realmente los problemas han sido profundos en la zona. La veteranía de un Carlos Valdéz (surgido en la cantera del tradicional rival) no le permite ni tener una continuidad ni tener un nivel aceptable en un equipo al cuál le han llegado muchísimo en este torneo.

Fernando Curutchet en esta semana ha ensayado con dos variantes, la que menos convence por este lado es la que manda al lateral izquierdo al brasilero Bressan, que tampoco está dotado de una velocidad necesaria para un puesto, por lo que ese brazo del equipo quedaría replegado para tener -tal vez- más salida por la banda izquierda donde el ex Wanderers Alex Silva parece ser una fija.

Para esto, Peñarol además protege a una saga débil con tres pivotes en el mediocampo, ya que Guzman Pereira, Nicolás Freitas y Nahitan Nández parecen ser fichas puestas en la mitad de cancha, menos generación si, pero menos riesgos para correr. Y es que Peñarol no está para correr riesgos. En ofensiva un mediapunta y dos delanteros seguramente sea la elección que tome el entrenador (por ahora interino) del conjunto aurinegro.

En filas tricolores si bien las dudas existen también en defensa, también hay que decir que el equipo es fuerte en la tenencia de balón y en el juego ofensivo. Pero las dudas apuntan al lateral izquierdo, ya que parece ser una fija que en el lateral derecho lo ocupe Sergio Otálvaro (de muy buen campeonato) y la saga sea integrada por Mauricio Victorino y Diego Polenta que cuando han estado en sintonía se han complementado muy bien, pero cuando no, dejan huecos sumamente importantes que un equipo como Peñarol puede aprovechar muy bien, ya que cuando Polenta presiona en tres cuartos defensivos a su espalda deja un amplio terreno de juego que Victorino no siempre puede ocupar de buena manera.

PEÑAROL - NACIONAL
Los jugadores de Peñarol de Uruguay Carlos Valdéz (atrás) y Marcel Novick (frente) festejan el segundo gol de su equipo ante Nacional en el minuto 94. Fue el último enfretamiento entre ambos.

Pero volviendo a la izquierda, Martín Lasarte se debate entre juventud y experiencia, ya que el rendimiento ha sido similar cuando les ha tocado jugar -esto no quiere decir que hayan sido excepcionales ni mucho menos- pero también se debate entre un lateral con buenas incursiones ofensivas, pero tal vez con menos capacidad de colocación a la hora de defender como le sucede al canterano Alfonso Espino, y por otro lado Jorge Fucile que posee la experiencia mencionada, pero que no suele ser muy asiduo a pasar el Ecuador del terreno de juego, pero que te asegura una defensa posicional muy importante.

En el mediocampo Lasarte también ensaya con los dos pivotes, pero todo hace pensar que repetirá a Santiago Romero y a Diego Arismendi, por delante de ellos dos extremos, un falso nueve y un delantero de referencia.

Ya concluyendo esta previa podemos afirmar que Peñarol puede “salvar” una parte de este semestre en un partido, en tanto Nacional va por seguir cabeza a cabeza con Danubio en el liderazgo.

Las claves de este partido creo que están en ver como son capaces estos equipos de rendimiento gris son capaces de explotar los puntos débiles del rival, y además en que puedan comprender cual es el rol de cada uno en este partido, donde Nacional debe salir a proponer porque necesita ganar y Peñarol que presenta un equipo para replegarse (trivote y línea de cuatro) y poder salir de contragolpe, el problema es que los aurinegros pueden carecer de una velocidad punta para poder salir con precisión de pases y tomar mal parado a Nacional.

Es un clásico y todo puede pasar, eso es bien sabido, las lógicas a veces quedan de lado por los temperamentos de los jugadores, los planteos tácticos pueden verse por el suelo tras una falta innecesaria llevada por el impulso de una tribuna, esto es lo lindo de este partido. Esperemos que después de mucho tiempo, sea con buen fútbol.

 

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s