En busca de la felicidad

¿Cuántas veces escuchamos qué la expresión futbolística de un equipo está asociada al estado de ánimo? En mi caso fueron muchísimas, la actitud que demuestran jugadores, entrenadores, ayudantes, todo, termina siendo la expresión futbolística del equipo. Obviamente, un jugador puede disparar desde treinta metros, meterla contra el palo y ese estado de ánimo cambia 180 grados. Ahí está la magia de este deporte, pero normalmente estoy más con el primer razonamiento.

Creo que Manchester United es un poquito eso. Justamente en esta jornada salió en la prensa inglesa una nota o más bien unos dichos de José Mourinho que apuntaban a eso, a su estado de ánimo. Está mal, visiblemente mal, triste. Su familia hace su vida en Londres, en tanto él está viviendo en una habitación de hotel en el medio de la industrial Manchester sin poder salir a comer siquiera.

dailymirror-3

“A veces quiero andar un poco y no puedo. Lo único que quiero es cruzar el puente e ir a un restaurante. Pero no puedo. Al menos tengo aplicaciones para pedir comida a domicilio…”

No hay que ser muy perspicaz para darse cuenta que también su estado de ánimo se traslada a su equipo, y al campo de juego. La expresión del Manchester United que pudimos ver el fin de semana pasado en Stamford Bridge –como si fuera poco para ahondar en la tristeza de “Mou”- fue la de un equipo apático, triste y a su entrenador en banda se lo vio igual, malhumorado y molesto todo el tiempo. Con más ganas de que finalice el partido al minuto uno, cuando ya perdían por un gol, que con ganas de cambiar la situación en los 89 que restaban.

Más allá del apartado anímico, “Mou” no ha tomado buenas decisiones tácticas con su Manchester United, el increíble gasto de dinero no coincide con el rendimiento de sus piezas. En este artículo nos centraremos en una zona clave del terreno y que en el duelo ante Chelsea pasó bastante vergüenza a nuestro entender.

El triángulo del mediocampo, fue formado ante los “blues” por Fellaini – Herrera en el doble pivote y luego, por delante de ellos la figura de Paul Pogba. A decir verdad, el problema es la posición de estos jugadores más que los jugadores en sí.

Pogba jugó ocho de los nueve partidos de Premier del Equipo, de hecho, jugó todos los minutos en esos partidos completando los evidentes 720. Si bien, su rendimiento dista mucho del obtenido en Juventus, donde mejor ha calzado es jugando en el doble pivote, sea con Fellaini, Herrera o mismo Carrick a su lado. Y la clave pasa a ser quien juega como el vértice más adelantado en el campo de ese triángulo. Personalmente, creo que Rooney puede ser la misma. Por su incidencia en los compañeros, por el conocimiento de la liga, del equipo, básicamente, porque Wayne Rooney es el corazón del United de los últimos 10 años o más inclusive.

También nos desayunamos con que Mourinho al parecer le estaría dando vía libre para que busque club, obviamente no va a contar con un tremendo jugador. También ha probado con Juan Mata en ese lugar, y no está mal. Pero no vemos desde aquí a un Pogba que juegue en ese sitio, por detrás de Zlatan Ibrahimovic y que se sienta cómodo.

Ante Chelsea vimos sistemáticamente como ni Fellaini ni Herrera podían salir con el balón jugado desde el mediocampo, ya que Kanté – Matic – Hazard portaban una velocidad y una presión altamente superior. Esa presión Paul la puede evitar, pero Mourinho ha apostado ante rivales duros como Liverpool o Chelsea el “blindar” el centro con un doble pivote más posicional, aunque sin los resultados requeridos.

1477487770_348356_1477511362_noticia_normal
Fuente: GettyImages

Hace momentos, finalizó un duelo que en el día de esa portada que mencionamos antes con los dichos de “Mou” sobre su vida en la ciudad y además en el momento del equipo era más que importante, y pasó la prueba. No sin antes sufrir más de la cuenta ante un Manchester City que alternó en sus hombres y que probó un esquema diferente, en parte porque Guardiola cuenta con un poco (no mucho más) crédito que el portugués en su equipo.

Volvió a aparecer el doble pivote (Carrick-Herrera) y con Pogba en el vértice más adelantado. Esta vez si ese doble pivote pudo controlar defensivamente el mediocampo, pero Paul se pierde de ese modo.

No obstante, el resultado al United hoy se le dio, y lava un poco la cara de un equipo que tuvo su peor imagen hace pocas horas atrás. Además, le da aire fresco a un José Mourinho que no está pasando tan bien en Manchester.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

2 thoughts

  1. Coincido con lo de que el gran Mou no esta encontrando el equipo, es mas dijo que Rooney jugaría de delantero y no lo cumplió. En mi opinión tendría que volver a las base de los diablos rojos (en los 90 se cansaron de ganar cosas con un clásico 4-4-2) poniendo a De Gea una linea de cuatro con Valencia, Rojo (si le dan minutos es mucho mas q Smalling ) Bailly, Blind. En el medio dos rapiditos por afuera como Mata y Lingard (Depay seria el ideal, pero esta re loco) dejando en el centro a Pogba para generar fútbol con Carrick encargado principal de la recuperación y arriba Wayne con la bestia sueca.
    ahhh menos mal que Mou esta mal, pq si no Pep……

    Me gusta

    1. Pienso distinto, creo que el dibujo elegido por Mou no está mal, pero se equivoca con las piezas. Cabe recordar que en ese 4-4-2 de fines de los 90 había jugadores diferentes a los de ahora, una defensa mas dura e incluso un doble pivote durísimo.

      Y sobre lo último, Pep por suerte para el fútbol lo tiene de hijo a José jajaja

      Abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s