Gibraltar sueña Champions

En las horas previas al encuentro frente al Lincoln Red Imps gibraltareño, Brendan Rodgers, flamante nuevo técnico del Celtic de Glasgow, lanzaba la siguiente advertencia: “Jugaremos intensamente, como si delante estuviera el Real Madrid o el Barcelona“,  advertencia que no amedrentaría al conjunto gibraltareño que, comandado desde la banca por el uruguayo Julio Cesar Ribas, entraría de lleno en la historia de la UEFA Champions League doblegando al gigante escocés que, recordemos, cuenta en sus vitrinas, ni más ni menos, que con una Copa de Europa, la lograda en 1967 por los conocidos como “Leones de Lisboa”, quizás la mejor alineación de la historia del club católico.

Pero olvidémonos del Celtic y centrémonos en quien realmente lo merece, el Lincoln Red Imps, el eterno campeón gibraltareño, un equipo semiprofesional que cumple su tercera participación en la Champions League, ya la pasada campaña logró batir su primer hito y clasificar para la segunda ronda de campeones tras vencer en la primera al Santa Coloma andorrano, en esta ocasión superaría esa primera fase y, cuando todos esperaban la goleada frente al Celtic, vuelven a hacer historia batiendo al campeón escoces por 1-0 con tanto del delantero Lee Casciaro, obligando a los de Brendan Rodgers a remontar el próximo miercoles en Glasgow.

Momento histórico para el fútbol gibraltareño - Foto: UEFA.com
Momento histórico para el fútbol gibraltareño – Foto: UEFA.com

Muchos pensaran en el fútbol de la colonia británica, de poco más de 30.000 habitantes, y creerá que para crecer precisarán traer talentos de fuera de sus fronteras, y nada más lejos de la realidad, siete de los once titulares en el partido de hoy son nacidos en Gibraltar, entre otros el autor del gol, Lee Casciaro, el capitán Roy Chipolina, o el centrocampista Liam Walker, quizás uno de los jugadores con más talento del fútbol gibraltareño, tres nacidos en España, dos de ellos a pocos kilómetros de Gibraltar, como son Raul Návas, gaditano, o Calderón, malagueño. Y únicamente un portugués en el once inicial, Bernardo Lopes, algo que no debe resultar extraño contando que la selección gibraltareña disputa sus encuentros de clasificación UEFA en territorio portugués.

Centrándonos en el partido en sí, hemos asistido a un encuentro muy serio planteado por el técnico uruguayo frente a su homólogo norirlandés, el Lincoln Red Imps siempre supo lo que tenía que hacer, defendiendo ordenadamente con una línea de 4 defensores, con la pareja de centrales formada por Ryan Casciaro, policía gibraltareño de profesión, y el capitán Roy Chipolina, que cuenta también con el honor de ser el autor del primer gol de la selección gibraltareña tras su admisión por la UEFA. Y buscando la velocidad de Patiño y Calderón al recuperar el balón, y, como es habitual, con Liam Walker moviéndose por todo el frente de ataque y, aunque con menos suerte que en anteriores encuentros, cada vez que el número 88 toca el balón se siente que algo puede pasar.

“Jugaremos intensamente, como si delante estuviera el Real Madrid o el Barcelona” – Brendan Rodgers

El único gol del partido llegaría recién iniciada la segunda mitad, a los 48 minutos, cuando Liam Walker, casi desde su casa, ve el desmarque de Lee Casciaro y le envía un misil teledirigido que el veterano delantero controla con maestría, deshaciéndose de Efe Ambrose con un toque sutil que, de haberlo firmado algún jugador de primera línea estaría dando la vuelta al mundo, y superando al cancerbero Gordon que sólo podía mirar la genialidad del futbolista gibraltareño, control con la diestra y gol con la zurda, una maravilla firmada por Lee Casciaro, primo del central Ryan Casciaro y del centrocampista Kyle Casciaro, y que, además, cuenta también con el honor de ser el primer jugador que marcó fuera de casa con el combinado nacional, precisamente ante Escocia, el 20 de marzo de 2015.

La afición se volvería loca, el Victoria Stadium, con capacidad para poco más de 8.000 almas, retumbaba con los cánticos de los aficionados que llegaban a oírse más allá de la frontera, apoyados por gran parte de la población de las ciudades de la comarca española del Campo de Gibraltar que sienten a sus vecinos como hermanos. Bien podría haber igualado el encuentro el Celtic, con hasta dos lanzamientos al palo, a lo que se agarraría el técnico Brendan Rodgers para manifestar que no era avergonzante haber perdido el encuentro, pero eso no haría más que aumentar la épica de la hazaña conseguida.

Puede pasar cualquier cosa en el partido de vuelta en Glasgow, pero, como manifestaba Kyle Casciaro en Twitter, luchando nada es imposible, y, quien sabe, ¿será capaz el Lincoln Red Imps de asaltar Celtic Park?, desde DetrasdelArco.com estaremos muy atentos.

4 thoughts

  1. Justo hoy en este mismo blog se publicó algo del Queens Park, que al igual que el Lincoln y el fútbol de Gibraltar, son pequeños nichos de rebelión ante un fútbol sumido en el capitalismo. Que sean competitivos como fueron hoy, es un motivo de alegría. Veremos si los “gladiadores” (así suele llamar Ribas a sus jugadores) pueden dar un golpe épico en este deporte en Celtic Park. Gran artículo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Tal cual Alex, momentos así hacen que un “futbolescéptico” como yo vuelva a recuperar la fe, que un grupo de futbolistas semiprofesionales, después de su jornada laboral, se planten en el Victoria Stadium y tumben a un coloso como es el Celtic es, simplemente, maravilloso. ¡¡Arriba esos gladiadores!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s