A orillas del Mersey

Liverpool es una ciudad que respira música y cultura –fue la capital europea de la cultura en 2008-, pero también vive y siente el fútbol de una manera muy particular, como casi todo Reino Unido.

Liverpool

Haciendo un poco de historia, la ciudad tiene origen en base a un puerto natural que permitió un rápido desarrollo comercial e industrial. El comercio con las Indias, y el tráfico de esclavos hizo que creciese a pasos agigantados. Luego, el ser de las primeras ciudades interconectadas con vías férreas –con Manchester-, hizo que en momentos de la primera Revolución Industrial aún crezca más.

Hoy por hoy, muy poca población trabaja en el sector portuario e industrial, pero no obstante sigue siendo uno de los principales puertos de Inglaterra y Europa, donde por ejemplo la empresa Maersk tiene su sede regional allí. Asimismo, el ocio y el turismo son dos de las virtudes actuales de una ciudad que apenas supera el millón de habitantes tomando su área metropolitana.

En relación al fútbol, hay dos equipos que dominan el espectro de fanáticos en la ciudad: Liverpool y Everton –también está el Tranmere Rovers-, Reds y Toffees poseen su derbi, el de Merseyside, en donde el equipo que viste de rojo es claro dominador.

Más allá del origen de esta rivalidad en donde conservadores y liberales como ha sucedido con otros equipos de Reino Unido se han divido de esta manera los rivales. Aunque en esta ciudad durante muchísimos años se habló de un “derbi amistoso” ya que no había mala relación entre ambos fanáticos.

Y si hablamos de este derbi, no podemos obviar a la figura de Ian Rush. “The Killer”, nacido en Gales es el máximo anotador de este clásico con 25 goles, e incluso se dio el gusto de anotar en un mismo día cuatro goles. El 6 de noviembre de 1982 el mismísimo Goodison Park se preparaba para recibir a un equipo plagado de estrellas: Dalglish, Souness y el gran Rush. Un partido dominado de principio a fin, que si bien no igualó el 6-0 -que es la máxima goleada pero que data de 1935-, deja un recuerdo más reciente del predominio Red.

Tampoco podemos olvidar de quién tal vez sea una de las mejores promesas surgidas en Everton. Wayne Rooney, qué comenzó de pequeño a actuar en la academia de Liverpool, y que fue captado por el equipo Toffee ha pasado de promesa a realidad en poco tiempo. Pero el club lo disfrutó poco tiempo. Cerca de 70 partidos en dos temporadas y poco más de 15 goles le bastaron para ser el traspaso más caro de la historia de la Premier League para un jugador menor de 20 años, siendo fichado por el Manchester United –acérrimo rival de Liverpool- por cerca de €28 millones.

Tampoco en este breve análisis de la ciudad podemos obviar a The Beatles, siendo un ícono no solo en la historia de la música, sino también dentro del “mundillo” futbolístico, y en el cancionero de las hinchadas inglesas.

Pero los cuatro de Liverpool mantenían una relación distante del fútbol, si bien en sus letras encontramos temas que son delicados de tocar en el diario vivir, jamás tuvieron grandes implicaciones en el fútbol. Hay dos campanas sobre esta negativa ante el fútbol, la primera es que simplemente no les interesaba tanto este deporte, y que tenían otras aficiones (cricket y Formula 1, por ejemplo) y la otra campana es que –por recomendación de su manager- trataban de no hablar de fútbol para no dividir a sus fanáticos por una cuestión tan trivial como el fútbol.

beatle-estatua-liverpool
Estatuas de The Beatles en Liverpool | Foto: estacionk2.com

El debate fue tan intenso que The Guardian realizó un artículo y una pequeña investigación sobre el gusto del grupo mítico sobre el mejor de los deportes. Lo cierto es que, si bien ellos no se metían en el fútbol, el fútbol los metía a ellos a través de sus canciones como ya se ha mencionado.

Liverpool es una ciudad que invita a soñar con noches en los 70, viendo al Liverpool de Shankly o a principios de los 30 viendo a Dixie Dean inflar redes para el Everton. Todo con una banda sonora de lujo.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

3 thoughts

  1. Shankly le dedicó algunas de sus mejores frases a su “querido” Everton.. tales como “si el Everton jugara en el jardín de mi casa correría las cortinas” o “Esta ciudad tiene dos grandes equipos, el Liverpool y el reserva del Liverpool”… se nota que había mucho amor en el bueno de Bill por sus vecinos..

    Le gusta a 1 persona

  2. Si, incluso tiene una que dice algo así como: “Cuando me aburro miro abajo en la clasificación a ver como va el Everton”. Se metió de lleno en el equipo y en Liverpool FC. De hecho es el que manda a poner la frase “This is Anfield” en el tunel camino al verde césped. Gran personaje el bueno de Bill jeje.

    Me gusta

  3. Me encanta este clásico, es de los mas “romanticos” del futbol. Y creo que ahora con Ronald Koeman el Everton puede llegar a meterse en champions, eso si hay que ver como se mueve en el mercado este verano europeo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s