Sampaoli, cerca de la revolución

“Me gustaría seguir colonizando lugares, tratando de cambiar historias y aprender de otras culturas. Hoy me genera mucho más un desafío de ese estilo que ir a un grande de Europa” reconoció Jorge Sampaoli a Goal en un entrevista en abril de este año.

Lo dijo como ex entrenador de la selección chilena y ya pensando su próximo destino. La consigna es la misma de toda su carrera, desde que salió de Casilda, un pequeño pueblo en Argentina hasta hoy, cuando se confirma como el próximo entrenador del Sevilla:  Seguir revolucionando estructuras.


sampaoli-1-1068x713

Ese concepto lo acuñó en su paso por Universidad de Chile (desde el 2011 hasta el 2013) y nos exagerado decir que lo cumplió a cabalidad. Tomó un equipo lleno de jóvenes que venía sin resultados, que no era campeón hacía cuatro años y lo convirtió en club que mejor jugaba en esta parte del mundo, ganador invicto de la Sudamericana y tricampeón en la liga local. Su paso por la selección de Chile tiene tintes similares:  Tuvo que encabezar una selección que estaba fuera de puestos de clasificación al mundial de Brasil 2014 y los llevó a vencer a España en la cita mundialera y pasos de protagonizar una victoria épica en los octavos de final ante los anfitriones. Luego vino la Copa América, en donde Chile se coronó de local por primera vez en 100 años de historia.

Su estilo de juego se asemeja al de su mentor, Marcelo Bielsa. Búsqueda de protagonismo, ataque vertical y presión en el área rival.  Sin miedo a tomar riesgos. Sampaoli es, probablemente, el bielsista que más ha destacado, con un plus que lo aleja de otros entrenadores de la misma corriente como Javier Torrente, Claudio Vivas o Darío Franco: El nunca conoció al “Loco” y todo lo que aprendió fue espiando sus entrenamientos y, hasta, escuchando todas sus conferencias de prensa en un walkman mientras trotaba por Casilda. Esfuerzo puro, sin contactos dentro del mundo fútbol, le tomó casi veinte años llegar a la élite del fútbol mundial. Ya en los últimos dos años al mando de la selección mutó un poco su estilo, acercándose más a la filosofía de Pep Guardiola, influenciado por Juan Manuel Lillo, a quien integró en su cuerpo técnico antes deabandonar la selección. El cambio

Ahora Sampaoli se enfrenta a el mayor reto de su carrera,  entrenar al Sevilla, un club consolidado dentro de Europa: ¿Cómo seguir revolucionando a un equipo que viene de salir campeón de la Europa League?. Intentar dar un pronostico de como será el rendimiento del Casildense en España es un acto inútil, pues entrenadores de mayor cartel (Bianchi, Maturana o Luxemburgo) fracasaron en su intento pero si hay una certeza: Las posibilidades de éxito son altas en la medida de que los jugadores crean en su estilo de manejo. Como Bielsa y Guardiola, sus grandes referencias, Sampaoli ha sido un entrenador que ha marcado fuertemente la carrera de sus dirigidos, y esa fue clave para llevar a cabo su exigente planteamiento, el que incluye correr los noventa minutos, entrenamientos de doble jornada y sobre cargas físicas por sobre lo recomendado  (como pasó con Arturo Vidal en el Mundial de Brasil). Si Rami, Coke, Gameiro y compañía aceptan a este exótico entrenador, desconocido por la mayor parte de Europa, la revolución habrá ganado una gran batalla. Con el tiempo suficiente, Sampaoli puede llegar a convertir al Sevilla en un equipo competitivo, hambre y conocimientos tiene de sobra.  Tras veinte años de deambular por Perú, Ecuador y Chile, la revolución recién comienza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s