EuroBonucci y el cambio de Löw

No encuentro otra manera de comenzar este artículo, que no sea la de resaltar esa mítica frase de Gary Lineker, que muy acertadamente Juan Repetto citaba ayer en el comienzo de la previa de este partido.

Es que Alemania es eso, una maquina compuesta por once partes muy bien aceitadas y que conoce el manual a la perfección. Hoy, Joachim Löw, fue muy inteligente. Cambió su sistema base, ese 4-2-3-1, que tan buen resultado le venía dando, a un 3-5-2 siendo un espejo de lo que encontraría enfrente.

Se vio que la intención del entrenador alemán era la de contrarrestar el juego por bandas de Italia, las salidas rápidas y además marcar un claro juego táctico. Y así fue, se emparejaron los 22 hombres del campo y vimos un partido áspero, en donde ninguno regaló absolutamente nada.

Las defensas, dos líneas de tres en ambos bandos fueron en todo el partido altamente superiores a los ataques oponentes. Y, solo en base a errores llegarían los tantos. Cuando Özil marca el 1-0 en la segunda mitad, los errores llegaron en el sector de Florenzi, que no relevó al central que se fue del área con Mario Gomez. Y a su vez el equipo Azzurro, dejó ingresar a gran velocidad a Hector en primera instancia, y a Özil en segunda.

Luego, en el empate, el error es claramente de Boateng. Saltar con los brazos levantados cuál jugada de vóley, no es una manera ni siquiera cercana a la que se le puede pedir a un central de su talla. 1-1 y el partido volvió a su cauce, al que tal vez siempre quiso Italia.

Germany v Italy - UEFA Euro 2016 Quarter-Final

En los penales, el fútbol fue traicionero para uno de los equipos que más ha gustado a los amantes del apartado táctico del fútbol. Italia se fue por una puerta grande, pero en los resultados, es un equipo, una generación qué ha fracasado sistemáticamente y no ha podido repetir lo hecho en 2006. Los fracasos, vistos desde el punto de vista más ortodoxo del resultadismo son varios ya. Dos Mundiales quedándose en Fase de Grupos, y cuatro Eurocopas son demasiado para un país acostumbrado al éxito.

Pero en esta edición del torneo, fueron distintos, generaron algo en propios y extraños que se daba por perdido. Löw cambió su sistema hoy, y no fue porque pensaba que así sus hombres llegarían mejor al gol. Lo cambia plena y exclusivamente por Italia. Y ahí está una de las grandes virtudes del equipo de Conte, qué gracias a él ha ganado esta reputación que no estaba teniendo en torneos anteriores.

También en esta Euro hubo un hombre del equipo que se ha ido, qué sin dudas, nos ha dejado sorprendidos por el protagonismo que tomó en este equipo. Leonardo Bonucci, jugador que debutó en Serie A en el Inter. Pero que pasó por Treviso, Pisa y Bari antes de aterrizar en Turín, es un jugador que pese a su edad sigue sorprendiendo como posee la capacidad de darle siempre un valor añadido a su juego.

Leonardo llega al Pisa dirigido por Giampiero Ventura en 2009. Pero a mitad de temporada –con Ventura ya fuera de su cargo pasa al Bari, dirigido por Antonio Conte. Que lo va a dirigir toda la temporada, para ser sucedido por Giampiero Ventura. Estos dos técnicos marcarían su carrera futbolística. Ventura en sus inicios, en el perfeccionamiento de sus habilidades defensivas. En 2010, cuando da el salto de calidad a Juventus –dirigido por Luigi Delneri– toda Italia nota la calidad que había en ese central. No obstante, es en la temporada 2011 con el arribo de Antonio Conte que Bonucci le comienza a agregar valor añadido a su juego.

En primer lugar, el liderazgo en una línea de tres donde comienza a ordenar desde su posición de líbero. Su juego se retroalimenta de tipos como Andrea Pirlo y Claudio Marchisio. La salida por abajo atildada o “simplemente” pases más directos, aunque con cada vez más precisión.

Él, ha ido mejorando su juego, hasta esta Euro donde el salto de calidad fue brutal. Tal vez, porque está en un equipo en donde la calidad no abunda como en la Juventus de Conte o Allegri, pero Bonucci es el primer pase de cada ataque italiano, y es el último pase del rival cuando acechan su área. Un defensa infravalorado en el mercado europeo, por la prensa, pero que aquí ha demostrado el nivel y la clase que tiene. Más allá de un temperamento típico de un gran central italiano.

607132515_CV_3652_5B5B6EF53B9C3F1C30C655725A365696_3517

El destino quiso que la ecuación Conte-Ventura, que lo catapultó a la Juventus, lo tenga nuevamente en la selección italiana, ya que como sabemos Giampiero Ventura será el técnico de la Azzurra cuando se dé la salida de Conte. Solo resta esperar si Bonucci aún puede mejorar lo ya visto. Y si Italia puede continuar un proceso que apriori puede ser exitoso.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

3 thoughts

  1. Muy bueno el articulo y buena info, no sabia los inicios del crack Bonucci se unía con los de Conte. Después de esta gran copa lo llevara al Chelsea? le vendría muy bien un central de esta categoría al equipo de Londres,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s