Con Fuego y Sangre

    “—¿Qué es lo que más desea nuestro corazón? —preguntó Arianne, entrecerrando los ojos.

    —Venganza. —Hablaba en voz baja, como si temiera que pudieran oírlo—. Justicia. —El príncipe Doran apretó el dragón de ónice con los dedos hinchados y gotosos, y susurró—: Fuego y sangre.”

   Canción de Hielo y Fuego – Festín de Cuervos, Capítulo 40 – La princesa en la Torre

 

Fuego y sangre. Creo que –ayudado por la pluma magistral de George RR Martin- podemos describir un poco lo que acabamos de ver en este partido de viernes en la Eurocopa. “Los Dragones Rojos”, Gales ha avanzado a Semifinales de este prestigioso torneo en base a lo que citábamos al principio de este artículo.

La sangre, la aporta cada uno de sus hombres que pisan el campo. Todos conocen perfectamente sus funciones, qué deben hacer y cómo. Chris Coleman comprendió a la perfección que esta Eurocopa podría ser su torneo y armó un equipo para el asalto. Siempre desde el sacrificio. No hay un jugador que no corra un poquito más de lo que debería. Por lo general muchos deportistas afirman que “mente gobierna al cuerpo” y en ellos se visualiza perfectamente. Es un equipo comprometido con la causa, y que no se le nota que esté acusando el vertiginoso ritmo de partidos.

Wales v Belgium - UEFA Euro 2016 Quarter-Final

Coleman en esta Euro, se plantó con un 3-5-2, pero cuando los atacan Neil Taylor y Chris Gunter bajan para hacer las veces de carrileros y conformar una línea de 5. Esto, nosotros ya lo analizamos luego del primer partido de Gales (victoria ante Eslovaquia).

Las variantes han pasado por la ofensiva, en aquel primer partido ante el rival mencionado el que salió acompañando a Bale fue J. Williams que no resultó del todo para lo que pretendía el equipo. El cambiar ese nombre por el de Hal Robson-Kanu es sin dudas algo mucho más provechoso para el juego de los carrileros, del Bale y de Ramsey, que son abastecidos por el alto hombre objetivo galés.

Pero hay que remarcar que nada de esto saldría bien sin, la sangre, sin el corazón o la garra en un estilo de juego con el cual no me dejo de hacer paralelismos en mi cabeza con la selección uruguaya dirigida por Tabárez. Pelotazos largos, un delantero que la peina o la baja para otro, que es infinitamente superior técnicamente.

Yendo a la parte técnica, justamente ahí está el fuego, la calidad y la jerarquía. En este equipo eso lo aportan dos hombres. Gareth Bale y Aaron Ramsey. Ambos han llevado adelante a este equipo. Uno con goles importantes, de un carácter anímico para el equipo y para su gente descomunal. Y Ramsey –que ha mamado durante años del buen fútbol que pregona Wenger- ha aportado eso, su toque corto preciso, incisivo. Sus asistencias, sean con pelota quieta o en movimiento son otro pilar del fútbol ofensivo del equipo de Chris Coleman.

607137567_MH_5930_0EC00352BD144386607A684407AB1D04_3514

A su vez sus delanteros, sean Sam Vokes o Hal Robson-Kanu entienden a la perfección que tienen que hacer en este equipo. Por eso ambos han realizado enormes trabajos ofensivos. De hecho, el primero hacía dos años no convertía un gol con su selección. Y el segundo convirtió su 4to gol en la selección (2 en este torneo).

Enfrente, todo lo contrario. Un equipo plagado de figuras, siempre pujantes, siempre favoritos, siempre decepcionantes. Comenzaron de gran manera, una chance plagada de rebotes que no pudieron concretar y luego sí, el bruto gol de Nainggolan.

Pero el equipo se pinchó. Y el empate de cabeza de Williams no hizo más que mermar aún más ese rendimiento. Luego, las pésimas decisiones de Marc Wilmots, el ingreso de un apático Fellaini, quitar a Ferreira-Carrasco, quitar a Lukaku cuando se venía un final plagado de centros al área. Bélgica nuevamente se va rápido de un torneo y otra vez decepcionando, con sus jugadores sin poder explotar del todo –salvo el espejismo de Eden Hazard en el encuentro pasado- y un técnico que no parece ser el más idóneo para llevar adelante a una generación maravillosa de jugadores.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

One thought

  1. Sin sacarle los méritos que seguro tiene Gales o Islandia, siempre este tipo de torneos me da la sensación que lleva a la fama a equipos que gracias a las fulminantes temporadas europeas sacan ventajas.
    Se que es imposible por el business, pero estaría bueno que algún día los torneos de selecciones vuelvan a recuperar un poco de prestigio

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s