Vardy muestra el camino

Jamie Vardy confirmó en el día de la fecha que renueva con el Leicester hasta el año 2020 y no es una noticia más. El mejor jugador (o al menos el más decisivo) de una temporada de ensueño para los “Foxes” tira por tierra los planes de los técnicos de equipos importantes de Inglaterra, anunciando que se queda en el club que le dio la posibilidad de crecimiento que tanto valora.

vardyart.jpg_1151390924

El campeonato obtenido por Leicester puede ser visto de dos maneras. Una más simple, más pasional en donde podemos decir que el equipo de Ranieri ha logrado algo mágico, increíble, inimaginado. La otra, algo más compleja y que puede ser tildada de conspirativa, es la de pensar que en este fútbol manejado por los poderosos en todos los aspectos -reglas y títulos, por ejemplo- el título de Leicester es solamente la zanahoria tras la que deben ir los equipos que por lo general no apuestan normalmente a coronarse campeones y que cada tanto se debe dar un torneo por parte de éstos, claro, para que no pierda sentido.

En cualquiera de los casos, el torneo de Leicester es digno de la mayor cantidad de elogios posibles, fue una verdadera gesta deportiva y se aprovechó de que sus rivales siempre lo vieron como el débil que se está por caer, hasta que en un momento faltaban menos de cinco fechas para que salieran campeones.

Vardy-615868

Es en este contexto que quería resaltar esto, en este fútbol dominado muchas veces por quien posee más euros o dólares está Jamie Vardy. Y también está el Arsenal. 

El equipo de Wenger estaba dispuesto (yendo a contra corriente de lo que ha promulgado el francés en su estancia en Londres) a desembolsar los 30 millones de euros por la cláusula del goleador. Pero hoy el delantero dio un vuelco, un golpe en la mesa y seguramente también obtuvo un sustancioso contrato. Más allá de esto último, Vardy le demostró con el gesto a los jugadores de Arsenal el camino que hay que seguir. Que no hay que repetir lo hecho por Adebayor, Nasri, Sagna y sobre todo por dos jugadores que fueron transformados con la mano de Wenger: Fábregas y Van Persie.

Jamie muestra el camino, el ser agradecido y leal al técnico que lo hizo mejorar como futbolista y que lo puso en el mapa, más allá del gran impulso del propio jugador. Y hoy por hoy, eso no se paga con euros.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s