Ucrania: Se busca delantero centro

La selección de Ucrania dirigida por Fomenko comenzó perdiendo 2-0 ante Alemania lo cual es algo sumamente previsible, lo que no era previsible es que una de las figuras del juego haya sido Manuel Neuer y que la imagen más destacada del partido haya sido una de Boateng rechazando un balón desde la línea de gol.

BOatengEuro

Es que el partido de Ucrania fue por demás satisfactorio. El equipo se plantó con un 4-2-3-1 apostando a una defensa fuerte con un doble pivote que pueda tratar de contener el caudal ofensivo de Draxler – Özil – Müller, pero sin descuidar la enorme, e inconmensurable tarea de Kroos con el balón y de Sami Khedira sin el mismo. Y tres mediapuntas jóvenes rápidos para abrir el ancho del terreno de juego con Konoplyanka por una banda y con Yarmolenko por la otra, que complicaron de sobre manera a un Benedikt Höwedes que no sintió nunca el cambio posicional y a Hector que jamás pudo con los avances del extremo de Dinamo Kiev. En el centro de la mediapunta a un proyecto de crack como Kovalenko.

El mayor problema de Ucrania no pasó ni por contener la maravillosa máquina alemana ni por asomo, sino porque le faltó una punta de lanza, un número nueve que pueda ser referencia para los extremos mencionados y que además ocupe las miradas de un Mustafi y Boateng que tuvieron una noche francesa bastante tranquila ya que quien ocupó el puesto de delantero centro fue Roman Zozulya.

ZozulyaEuro

Roman de 26 años y mucho por jugar comenzó su carrera en el Dinamo Kiev, donde comenzó a jugar como extremo por derecha, mientras que Yarmolenko ya comenzaba a jugar en izquierda y -un ya desaparecido de la selección- Olexander Aliev jugaba en el centro de la mediapunta. Zozulya ahí generaba temor en los laterales que tenían que intentar pararle cuando arrancaba con una potencia típica de los jugadores del oriente europeo. Pero, no fue regular en ese rendimiento –tal y como lo realiza en la selección hoy por hoy- y el Dnipro se fijó en él para conseguir una ficha nacional realmente económica (1 millón de euros) pero extrañamente comenzó a participar como delantero centro, no era nada malo ya que tiene las condiciones y en la Liga Premier de Ucrania pudo al menos ser regular ante algunas defensas algo endebles. Y también fue parte importante de la gloriosa campaña del Dnipro en la Europa League desde hace dos temporadas.

Lo que llevó a Blokhin a utilizarlo en esa posición y ahora a Fomenko en la continuidad. ¿El resultado de esto? 25 partidos en la selección y solo 4 goles. Es que justamente desde la salida de Shevchenko de la selección Ucrania jamás tuvo un delantero centro de renombre, o al menos que cumpla lo mínimo indispensable.

Los seleccionadores mencioandos utilizaron básicamente dos sistemas desde el 2012 (últimos partidos de “Sheva” en el equipo), un 4-4-2 con doble pivote y el 4-2-3-1 que vimos ayer. Los delanteros que pasaron fueron muy variados pero ninguno pudo con ese puesto.

En la época de Shevchenko el acompañante era Andriy Voronin que en un momento gozó de buena salud futbolística pero poco pudo lograr. También se probó a Oleksiy Antonov (que actualmente fue traspasado a Azerbaiyán) y no resultó (2PJ 0 goles). También se probó con la nacionalización de Marko Devic (serbio que recaló algunos años antes en la Liga Premier Ucraniana) y que –como Zozulya- era un extremo devenido en delantero, no hubo resultados satisfactorios.

Los últimos intentos antes de Roman fueron Artem Kravets (actual jugador del Stuttgart alemán) que desde 2011 hasta el 23 de Marzo de este año cuando jugó por última vez, pero tampoco resultó, 15 partidos y 4 goles, algo mejor que Zozulya pero sin dudas un jugador bastante carente técnicamente como lo fue Olexander Gladkiy (delantero de centro del Shakhtar utilizado como excusa para tener un jugador nacional en un ataque repleto de brasileros) que convirtió solo un gol en 11 partidos (habiendo debutado en el 2007, aun con Shevchenko en cancha).

Seleznyov

 Y por último y tal vez lo más parecido a la competencia que tiene Roman Zozulya hoy por hoy, es Evgen Seleznyov (traspasado en el invierno europeo al Kuban Krasnodar de Rusia y que ya fue dejado libre y puso rumbo al Shakhtar Donetsk) que también es un jugador carente de técnica, pero sumamente fuerte y con buen remate. No obstante, se fue al Kuban por no tener minutos… era suplente de Zozulya. Por lo que el problema del nueve es cada vez más agudo en una selección donde el delantero centro no es lo suficientemente bueno y que en realidad no se le avizora una competencia por el puesto que lo haga crecer, ni en su club, ni en la selección.

Pero hay una esperanza llamada Pylyp Budkivsky es el delantero centro del Zorya Lugansk y realizó un gol más que Yarmolenko en la última liga (14 goles) y el mayor artillero nacional de la temporada. Asimismo, en Ucrania siempre hay un “pero”, ya tiene 24 años.

Aun así en Ucrania se busca 9, alguien que la mande a guardar, y que choque contra los defensas. Mientras tanto, se extraña a “Sheva”.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s