La transformación de Modric

Luka Modric fue en el tercer día de competición de la Eurocopa 2016 –junto a Toni Kroos– una de las figuras excluyentes.

El mediocentro del Real Madrid se colocó en la jornada de hoy junto a Milan Badelj para asegurar el equilibrio en el medio del campo. Tarea que cumplió con creces junto al hombre de la Fiorentina. Luka realizó hoy una tarea sumamente similar a la que comenzó a realizar en su club. Controlar la mitad de cancha desde el círculo central y lanzar a los mediapuntas. Esto, sin descuidar obviamente una labor ofensiva más participativa ya que con frecuencia merodea el área rival. Mismo Cacic su deshizo en elogios con él:

“Luka (Modrić) se merece que se hablemos de él, ha sido uno de sus mejores partidos. Ha jugado realmente bien, ha sido nuestro líder. Ha marcado un gol mágico que al final ha sido el único del partido. Necesitamos a Luka en su mejor forma porque todo el equipo parece diferente. Se vuelve mejor y más agresivo.”

Pero Luka Modric no siempre fue un gran mediocentro como lo tenemos visto hoy en día. En la mayor parte de su carrera su posición fue más cerca del área.

Él debió viajar desde su ciudad natal Zadar hacia Zagreb a los 16 años de edad cuando su ficha fue adquirida por el Dinamo Zagreb, club que extiende una poderosa red de scouting en todo el país y que se jacta de ser una de las mejores canteras del fútbol europeo, y tal vez la mejor de los Balcanes. No obstante, Modric fue cedido al fútbol bosnio donde deslumbró en esa única temporada jugada allí siendo el mejor jugador de la Liga con tan sólo 18 años.

 LukaModric2

En su regreso a Croacia fue nuevamente cedido a uno de los clubes asociados al Dinamo Zagreb, el Inter de la ciudad de Zapresic. Nuevamente una temporada fulgurante, pero a diferencia de la anterior fue repescado en el invierno europeo para jugar siete partidos en esa temporada en el club dueño de su ficha.

Ahí comenzó a afianzarse cada vez más en el club, en el equipo, y en el once que salía a cancha cada fin de semana. Tres temporadas completas con una temporada final en el club (la 07-08) donde definitivamente explotó rompiendo su record de goleo y asistencias. Pero todo esto jugando en una posición “fija”, la de mediapunta central.

Era un jugador explosivo, si bien era cerebral lo hacía a mucha velocidad, sumado a eso la visión de juego y el remate de media distancia –especialidad de la casa- era brutal.

Esto llevó a que Juande Ramos se lo lleve a Tottenham Hotspur por cerca de 20 millones de euros. La transferencia más cara del fútbol croata, pero además el más caro del club londinense. Donde si bien rindió de maravillas no es hasta la llegada de Harry Redknapp que no explota en una de las mejores ligas del Mundo, tan así era el rendimiento de Luka que Redknapp tendría estas palabras para con él:

“Luka’s incredible. He’s on another planet. You think teams have got good players until you see them play against him and you realise he’s on another level”

Harry disfrutaba de ver a un jugador de otro nivel como era Luka, pero siempre como mediapunta por el centro.

Hasta que Gareth Bale empezó a crecer a pasos agigantados, el crecimiento de otra figura pujante como el galés hizo correrse a banda al croata para formar un tándem brutal en el equipo de White Hart Lane. Modric ahí sufre su primera transformación del centro a la banda izquierda (y derecha en algunas ocasiones) y el cambio fue para mejor, su velocidad le permitía desbordar con cierta facilidad, su técnica le permitía no sólo lanzar buenos centros, sino también realizar peligrosísimas diagonales hacia el arco rival.

Esto le llevó irse a Real Madrid, y que Mourinho se fije en él. Se pagaron 30 millones de euros por su ficha. En Madrid se hace rápidamente de la titularidad y comienza a mostrar un fútbol que enamora a la prensa y a la afición.

Luka Modric tal vez no imaginaba que entre Mourinho y sobre todo con Carlo Ancelotti iba a mostrar su segunda transformación en su carrera, ésta más drástica y que nos hizo ver todas las virtudes tácticas que tenía un jugador del que ya conocíamos las técnicas.

LukaModric1

El italiano durante la campaña que se obtiene la ansiada Décima coloca sistemáticamente a Modric a compartir el centro del campo con Xabi Alonso y con Sami Khedira, donde aprende el oficio del equilibrio defensivo. Aquí Luka comienza a crecer de una manera increíble, sus pases y su posicionamiento táctico comienzan a mostrar un jugador con mucha más visión de juego de lo que habíamos visto en sus etapas anteriores en Inglaterra y en Croacia.

Además, comienza –desde esa posición ya- a convertirse en un líder de su selección con la que logra participar del Mundial de Brasil 2014 y de la presente Eurocopa en Francia. Aunque ya había disputado con la selección absoluta las competiciones internacionales desde 2008.

El nacido en Zadar hoy ha demostrado con ese golazo, y con su actuación global que es no sólo muchísimo más decisivo que cuando pisaba constantemente el área rival, sino que además es hoy por hoy el jugador más importante tácticamente de su selección y del actual campeón de la Champions League.

Luka se ha transformado, y que bien le sienta.

Autor: Alex Machado

Orgulloso Profesor de Geografía. Fundador de Detrás Del Arco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s